Comunidad

Agilizan gestiones a favor del programa de licencias para indocumentados

Con la meta de resolver los problemas de presupuesto y atención limitada que ahora afectan al programa de otorgamiento de licencias de conducir para indocumentados, representantes de la coalición Yo Manejo Colorado llegaron este miércoles al Capitolio local para respaldar una nueva propuesta legislativa que, de aprobarse, ofrecería soluciones permanentes.

Dirigentes de la coalición Yo Manejo Colorado en el Capitolio de Denver. (Fotos: LPDC/Jonathan Miraval).

Dirigentes de la coalición Yo Manejo Colorado en el Capitolio de Denver. (Fotos: LPDC/Jonathan Miraval).

La propuesta del Representante Estatal Jonathan Singer (demócrata) busca mejorar el proceso de implementación de la ley SB13-251al autorizar al Departamento de Vehículos Motorizados de Colorado (DMV) a utilizar todos los ingresos generados por los pagos adicionales que realizan los indocumentados para expandir el número de oficinas dedicadas a esos trámites.

La iniciativa también pide eliminar la cantidad máxima de citas de cada oficina de DMV ofrece a los indocumentados y autorizaría a presentar un seguro social o un número de contribuyente impositivo (ITIN, en inglés) entre los documentos necesarios para comprobar que el interesado pagó sus impuestos en Colorado.

“Quiero que todos los conductores de Colorado que califiquen obtengan su licencia de conducir y aprendan las reglas, algo que ahora no sucede por las restricciones que tienen algunos conductores para acceder a sus licencias, que se gestionan en sólo tres oficinas del DMV”, dijo Singer al presentar su proyecto.

“Esta propuesta hace que las rutas de Colorado sean más seguras y permite que el programa se pague por sí mismo con los aranceles extras que pagan los residentes que califican”, agregó.

SB13-251 se aprobó en 2013 y entró en vigor en agosto de 2014. En enero de 2015, la legislatura de Colorado redujo el presupuesto para el programa de licencias de conducir para indocumentados, por lo que sólo una oficina de DMV, en el oeste de Denver, quedó abierta para esos trámites. Posteriores gestiones permitieron abrir ventanillas en las oficinas de DMV en Colorado Springs y en Grand Junction.

Por esas restricciones, nunca se llegó a contar con las 15 oficinas que estipulaba la ley, y por el momento sólo se atiende a un máximo de 90 personas por día (30 personas en cada una de las tres oficinas.)

“He vivido aquí por muchos años, pagando impuestos y trabajando. Colorado es mi hogar. Una licencia de conducir me permitiría participar más plenamente y ser capaz de transportar a mis hijos sin miedo. Sé que muchos otros sienten lo mismo”, dijo Aleida Ramírez, de la organización Juntos Colorado.

El alguacil Joe Pelle, del Condado Boulder, también presente en el evento, calificó a la propuesta de Singer como “un enfoque de sentido común que mejorará la seguridad de los conductores”, afirmando que “esta propuesta es buena para todos los automovilistas, no sólo para quienes reciben las licencias”.

Y el pastor el pastor Wayne Laws, de la Iglesia de Cristo Unida en Aurora, dijo que otorgar licencias de conducir a indocumentados se enmarca en “el espíritu de aceptación” propio de Colorado y de Estados Unidos.

“No quiero que haya conductores que tengan miedo de llevar a sus hijos a la escuela por temor a ser arrestados. No se puede conducir con miedo al lugar de adoración o de empleo. Ya es hora de que los políticos dejen de usar a los inmigrantes como peones”, expresó el religioso.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: