Inspiración

Cada verdadera visión va a ser probada

Debes Usar Persistencia para
Poder Realizar la Visión

Extracto del libro
“Los Principios y el Poder
de la Visión”

Por Dr. Myles Munroe

El décimo principio es que debemos ser persistentes, si es que vamos a realizar las visiones que Dios nos ha dado. Tal y como escribí antes, tú debes darte cuenta que va a haber obstáculos que van a venir en contra de ti y en contra de tu visión. Aunque Dios te haya dado la visión, eso no significa que se va a realizar fácilmente. Por favor no pienses que tú te encuentras exento de esta realidad. Los problemas no van a decir de ti, “Creemos que no debemos molestarlo”. Cuando tú decides ser alguien, todo va a tratar de impedirte que realices tu visión. Tú debes estar preparado para todos los retos, porque van a venir.

Piensa acerca de esto: No existe resistencia si tú no te estás moviendo. Las gentes que no están haciendo nada no tienen nada de que preocuparse. Si tú no quieres tener problemas, entonces, no hagas nada importante en la vida. Sin embargo, si tú estás yendo en busca de tu visión y encuentras problemas, tú puedes decir, “Gracias, Señor¡ por lo menos, ¡me estoy moviendo hacia delante!”

Dios dice que, aunque va a haber tiempos de pruebas, de desilusión y de presión, la visión se va a realizar. El punto no es si se va a realizar o si no se va a realizar; el punto es si acaso nosotros vamos a permanecer fieles a ella en medio de todas estas pruebas, para que Dios la haga una realidad. Una de las palabras que describe la esencia de la naturaleza de Dios es fidelidad. Esto se debe a que Dios es fiel a todo aquello que El ha decidido realizar y nada puede detenerlo. Necesitamos manifestar esta característica en nuestras propias vidas.

Otra palabra que nos ayuda a entender la naturaleza de Dios con relacion a la persistencia es la palabra estar[irme o pennanecer firme. Permanecer firmeJosue-1-9 o estar firme significa pararse firmemente en contra dela resistencia. Si tú estásfirme, entonces, cuando viene la oposición, tú no te das la vuelta y te regresas de donde viniste. Tú presionas y sigues moviéndote hacia delante. La oposición debería fortalecer tu capacidad de resolución y tu estamina.

Deja que toda oposición te fortalezca en lugar de que te detenga.
El valor o coraje es otra palabra clave con relación a la persistencia. Es la habilidad de pararse cara a cara ante el temor. De hecho, es imposible tener valor sin tener miedo. En un sentido, si no tenemos ningún temor, no estamos viviendo en fe. Esto puede sonar como una declaración extraña o rara, pero la fe requiere siempre que hagamos algo que sabemos que no podemos hacer en nuestras propias fuerzas, y este reto frecuentemente nos causa que tengamos miedo al principio. Dios le dijo a Iosué, “Sé fuerte y valiente” (Josué 1:6, 9). ¿Por qué Dios dijo esto? Claramente, ¡Josué debía haber estado muy asustado! El temor, sin embargo, es una cosa positiva cuando hace que nazca el valor o el coraje. Si tú tienes miedo de comenzar a caminar en tu visión debido a que es muy grande, permite que tu valor cobre vida a medida que tú crees a Dios. El valor significa, “Tengo miedo, pero sigo moviéndome”. Jesús ama el hecho de que hagamos lo imposible porque 10 imposible siempre es posible con Dios. (Favor de ver Mateo 19:26.)

Cuando una persona encuentra su propósito, entonces, si vienen los problemas, él puede sonreír y decir, “Esto no va a durar mucho. Con Dios, yo soy más fuerte que esto”. Cuando tú sacas fuerza de Dios, tú eres más fuerte que tus pruebas debido a que tú las ves con una luz diferente. Tú te das cuenta que cada resistencia en contra de tu visión te da la oportunidad de convertirte en alguien más sabio, y no en alguien más débil. Permite que la oposición te fortalezca en lugar de que te detenga. Pablo dijo que las pruebas refinan nuestra fe y nos hacen mejores. Por esto es que podemos decir, “¡Traigan esos retos!”

Venciendo a los Retos
Existen muchos tipos de retos y de presiones en la vida. Durante el tiempo que Jesús estuvo en la tierra, El nos mostró cómo realizar una visión en medio de tales retos. El enfrentó problemas y obstáculos similares a los que tú y yo encaramos hoy en día, pero Su visión se realizó. El es nuestro más grande Maestro cuando llegamos al momento de aprender cómo vencer los retos.

Pasado Familiar Muy Difícil
La vida es muy dura incluso desde su comienzo para algunos de nosotros. Tal vez tus padres se divorciaron cuando tú eras sólo un niño. Tal vez tu padre es un alcohólico y tu madre es una drogadicta. Tal vez tú ni siquiera estás seguro de quién es tu padre. O si tú sabes quién es, tú deseas que nunca lo hubieras conocido. Jesús sabe lo que significa tener un pasado familiar difícil, porque a Ello llamaron “hijo ilegítimo”.
El nació bajo lo que el mundo consideraba corno “circunstancias sospechosas”. (Favor de ver Mateo 1:18-25.) Pero eso no lo detuvo de conocer Su relación con Su Padre celestial, ni de cumplir con Su propósito corno el Hijo de Dios.
No importa cuál sea tu pasado, tu relación con tu Padre celestial te va a ayudar a vencer tus circunstancias difíciles y a realizar tu propósito como hijo de Dios.

Expectativas Familiares
¿Te sientes presionado por las expectativas de tu familia para ir en busca de cierta profesión o de cierto estilo de vida, siendo que tú sabes que no es el plan de Dios para ti? Tú no siempre tienes que esperar hasta que seas más grande o hasta que “tengas todo arreglado y en orden” para que tú puedas conocer la voluntad de Dios para tu vida. Tal vez tus padres te han dicho, “Tú vas a hacer esto”, pero tú te sientes llamado a hacer otra cosa. Jesús enfrentó un reto similar. Cuando El tenía doce años de dad, El sabía para 10 que El había nacido. Pero Sus padres terrenales no entendían Su visión o por qué El la estaba buscando realizar, aun cuando El dijo, “¿Por qué me buscabais? ¿Acaso no sabíais que me era necesario estar en la casa de mi Padre?” (Lucas 2:49); (favor de ver el versículo 50). Entonces, cuando Jesús creció, Su madre trató de presionarlo para que El realizara Su visión prematuramente, y El tuvo que decirle a ella, “Todavía no ha llegado mi hora” (Juan 2:4). Y aunque Jesús respetaba y honraba a Sus padres (favor de ver Lucas 2:51-52), El tenía que seguir el propósito de Dios para Su vida. Tan difícil como puede ser el hecho de experimentar la desaprobación de los miembros de la familia, tú debes seguir la visión que Dios te ha dado. Al mismo tiempo, tú siempre debes mostrarles amor y respeto.

Los Celos y los Engaños de Otros
Jesús pasó por todas las cosas que tú te puedas imaginar. Hubo gentes que se pusieron en contra de El,y que continuamente planeaban engaños para hacerlo caer. Había aquellos que les gustaba tenderle trampas a Jesús por medio de hacerle preguntas truculentas. En una ocasión, una multitud lo quiso empujar para que cayera por un precipicio. Los líderes religiosos planearon cómo matarlo. ¿Acaso hay gentes que te ponen apodos para insultarte? ¿Sabías tú que las gentes le ponían apodos a Jesús también? Ellos le dijeron que estaba poseído por el demonio y que era ilegítimo. Ellos dijeron que El era un glotón y un bebedor. Ellos Lo golpearon con todo tipo de cosas. La cosa más dura y más malvada fue cuando ellos Le dijeron que El estaba lleno del diablo.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: