Entretenimiento

CINEMANIA

Extraña, secreta
película ofrece un buen
atractivo

10 Cloverfield Lane, dirigida por Dan Trachtenberg, tiene como protagonistas a John Goodman, Mary Elizabeth Winstead y John Gallagher Jr. Aunque el nombre es casi igual a Cloverfield (2008), no es una segunda parte sino una película en el mismo “universo”. Pero no fue así como empezó.La película se iba a llamar The Cellar. El estudio de producción tuvo problemas y el proyecto se detuvo. Luego llegó algo de ayuda y, en el proceso, The Cellar se transformó en 10 Cloverfield Lane.

Quizá por eso pocos conocen a esta película, prácticamente hecha en secreto y con promoción, algo casi inaudito en una época en la que la tecnología hace imposible guardar secretos. Sin aviso, repentinamente, el público se encuentra con una película extraña, atrayente y popular.

La película es realmente buena. Se trata de la historia de Michelle (Winstead) que se despierta dentro de un refugio subterráneo antibombas. Allí fue llevada por Howard (Goodman), que le dice que el aire en el exterior ya no se puede respirar y que no pueden salir.
En pocas palabras, ella está prisionera. ¿O será que realmente alguien la está protegiendo? ¿Hay un problema allí afuera o Howard se volvió loco? Michelle trata de averiguar lo que está pasando y, por eso, la película se vuelve claustrofóbica, tensa y entretenida.

La dirección es buena. No asombrosa, sólo buena. Toda la película se concentra en crear suspenso y en ofrecer escenas que se sienten reales y auténticas. No hay nada extraordinario y nade que no podría realmente pasar. Alguien podría realmente estar bajo tierra creyendo que el mundo se volvió un lugar inhóspito.

En gran parte, el realismo se debe a la actuación de Goodman, quizá una de las mejores actuaciones de su carrera. ¿Cuán buena es la actuación? Tan buena que el espectador no puede saber qué está pensando el protagonista. La película juega con el espectador y no le deja entender lo que realmente está pasando.
En un momento, Howard parece un loco, pero después actúa con perfecta cordura. Por eso Michelle siempre está nerviosa. Winstead también actúa muy bien y muestra que Michelle no es
“tonta”. Si los espectadores buscan pistas para determinar la realidad, Michelle también lo hace.

El final llega un poco apresuradamente, por lo que a algunos no les gusta que se haya usado el nombre “Cloverfield”. Solamente diremos que no llega ningún monstruo a destruir la ciudad. Pero, sea como fuere, la película es buena y vale la pena verla. 8/10

 

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: