Inspiración

Desarrolla la Fe para Tu Visión

Extracto del libro
“Los Principios y el Poder
de la Visión”

LA VISTA ES UNA FUNCIÓN DE LOS
OJOS, MIENTRAS QUE LA VISIÓN ES
UNA FUNCIÓN DEL CORAZÓN

Por Dr. Myles Munroe 
El quinto principio es que tú debes desarrollar la fe de la visión. La vista es una función de los ojos, mientras que la visión es una función del corazón.El don más grande que Dios nos ha dado a la humanidad no es el don de la vista, sino el don de la visión.
Tú tal vez has podido escuchar acerca de una gran autora y comerciante llamada Helen Keller, quien se convirtió en una persona ciega, sorda y muda como resultado de una enfermedad cuando ella sólo tenía dieciocho meses de edad.

Ella era una mujer poderosa y admirable que impactó a toda su generación, y aun nos influencia hasta el día de hoy.
Cuando ya era de edad avanzada, fue entrevistada por un comentarista de noticias acerca de su vida. Parte de su conversación fue de la siguiente manera: Comunicando sus respuestas a través de su lenguaje en Braile, él preguntó, “Señorita Keller, ¿existe alguna cosa peor que ser ciega?”
Ella pausó por un momento, y en su manera única de hablar, dijo, “Lo que es peor que ser ciego es tener vista sin visión”.

¡Qué mujer más perceptiva! Esta mujer, que no podía ver físicamente tenía más visión y más logros que la mayoría de aquellos en su generación que sí podían ver.
Sus libros todavía se leen hoy en día, y su poesía es maravillosa. Helen Keller no pasó todos sus años estando enojada y echándole la culpa a Dios por su ceguera y por su sordera.

No, ella era capaz de vivir una vida completa porque ella tenía visión en su corazón. Como dice el dicho, “Los ojos son comunes, pero los ojos que sí ven son muy raros”.

La Visión Ve las Cosas Como Estas Podrían Ser

Yo estoy convencido de que la mayoría de la gente tiene vista, pero no tiene visión. La vista física es la habilidad para ver las cosas tal y como son. La visión es la capacidad para ver las cosas como ellas podrían ser, y esto requiere de fe.

La Biblia dice, “Como la persona piensa en su corazón, así es él” (Proverbios 23:7).
Nunca debemos de permitir que lo que nuestros ojos ven determine lo que nuestro corazón llegue a creer. “Porque caminamos por fe, y no por vista” (2a. Corintios 5:7).

En otras palabras, debemos caminar de acuerdo a lo que está en nuestro corazón. Debemos permitir que lo que esté en nuestro corazón dicte la forma de cómo vemos la vida.

Nunca permitas que lo que ven tus ojos determine lo que tu corazón llegue a creer.

Dios el dijo a Abraham algo que sólo podía ser visto, creído y realizado a través de los ojos de la visión: Dios le dijo que dentro de él había toda una nación.
El y Sara ya eran muy ancianos, y Sara había sido estéril a través de todo su matrimonio.

Sin embargo, Dios dijo, “Yo veo una nación en ti.
Todos los demás están viendo tu esterilidad, pero yo veo una nación de descendientes tan numerosa como las estrellas del cielo y como la arena de la playa”. (Favor de ver Génesis 11:29-30; 12:1-3; 17:1-19.)

Cuando tenemos visión, somos gobernados por la fe que Dios puso en nuestro corazón. En Hebreos 11:1 dice, “Ahora bien, la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Por lo tanto, yo definiría la fe como la visión en el corazón.
La fe es poder ver el futuro, estando en el presente. Cuando tú tienes fe, tú puedes ver las cosas que tú esperas tener y realizar.

Ver por Fe

Si tú estás operando por vista, tú ves los problemas y los retos que están alrededor de ti.
Tú ves todas las facturas que tienes que pagar; tú ves que tu compañía o negocio se está reduciendo; tú ves cosas que ponen en peligro tu seguridad.

La vista sin visión es muy peligrosa porque no tiene ninguna esperanza.
Mucha gente ha estado viviendo por la vista solamente, y esa es la razón de que ellos tienen todo tipo de problemas médicos—tensión muscular, migrañas, alta presión arterial, enfermedades del corazón, úlceras, tumores y muchas cosas más.

Vivir por la vista te puede llegar a matar. La vida está tan llena de tantas cosas tan deprimentes que tú necesitas aprender a vivir por la visión para poder ver con los ojos de la fe.

Recuerda que la vista es la habilidad para poder ver las cosas tal y como son, y que la visión es la habilidad para poder ver las cosas como podrían llegar a ser.

Me gusta ir un paso más adelante y definir la visión de esta manera: La visión es la habilidad para ver las cosas como estas deberían ser.
La vista sin visión es muy peligrosa porque no tiene esperanza alguna.
Tal vez tú estás pasando por un momento muy difícil ahora mismo y te sientes desanimado.
Tú has perdido la ventaja y la agudeza de tu visión.

Tal vez, esto se debe a todo lo que te rodea. Algunas veces, el medio ambiente en donde vivimos no es el mejor medio para albergar la visión.

Lo que la gente nos dice no siempre es alentador, y puede llegar a ser muy desalentador Yo he sido tentado para sentirme desilusionado y desanimado muchas veces.

Aun cuando sabemos que las cosas desalentadoras que escuchamos o que vemos son temporales, de todas formas, ellas pueden causar mucho desánimo y pueden llegar a deprimirnos.

Debemos mantener nuestras visiones continuamente delante de nosotros, porque las visiones de nuestro corazón son mucho más grandes que el medio ambiente que nos rodea.

Dios nos dio la visión para que no tengamos que vivir por medio de lo que vemos.

 

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Denver
    85°
    Mayormente soleado
    06:4918:55 MDT
    Se siente como: 85°F
    Viento: 8mph 90°
    Humedad: 8%
    Presión: 29.83"Hg
    Índice UV: 1
    SaDoLu
    min 56°F
    88/59°F
    79/47°F
  • Blog Stats

    • 117,816 hits
  • Edición Actual

  • Archives

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Top Posts & Pages

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: