Opiniones y Editoriales

Desde El Diván

La enfermedad que sana

¡ Hola queridos lectores! Pues este es mi mes favorito y no solo porque cumplo años sino porque entra la primavera y todo alrededor comienza a cambiar. Se pueden apreciar como numerosos tipos de aves comienzan a llegar mientras otras se van, como las flores de miles de colores empiezan a crecer y el ánimo de la gente a mejorar.

Esto me hizo pensar en como me sentia dias atras porque casi llego a los 40’s y aunque todos dicen :” ni te preocupes es un número más”, “ los 40’s son los nuevos 30’s”, “te ves increíble” nadie pudo convencerme y mi cuerpo estuvo  enfermo por más de mes y medio.

Me sentía cansada, con mucho sueño, salí del flu para que entraran infecciones en mi cuerpo y era una bola de dolencias. Sabía en el fondo que esto no era normal y empecé analizar mis emociones y pensamientos.Tengo claro que el cuerpo enferma cuando en la mente y emociones  algo no está bien y yo estaba empezando a dejar atrás una hermosa etapa en mi vida que me trajo muchas cosas buenas y otras no tanto; cosas que me han hecho tomar decisiones que tal vez no han sido las mejores. Pero crecer aun estando en los casi 40 duele, duele porque ya no puedes mentirle al espejo cuando han salido una que otra arruga, una que otra cana, duele porque ya no te conformas con un amor a medias ni con un libro mediocre, duele porque si algo no te gusta lo dices aun y cuando a los demás les moleste, duele porque quedar bien con los demás ya no es prioridad, te vuelves egoísta y por primera vez lo disfrutas sin culpa. Nunca quise llegar a los 40 porque creía que iba a empezar mi etapa de decadencia física,laboral,social y profesional y que sorpresa me llevado al descubrir que no es una decadencia sino que he empezado a dejar ir aquello que no sirve, que no me edifica, que no me hace mejor humano; he empezado a dejar ir a aquellos que no desean estar conmigo y a disfrutar de la compañía de los que me han amado en todo momento, he empezado a amar a mi cuerpo y a disfrutar de la sexualidad como nunca antes lo hice.

Ojalá me hubiera dado esta loca enfermedad a los 30 y hubiera disfrutado aún más, pero el tiempo es sabio y sabe cuando, como y donde. Cerrar ciclos para comenzar otros duele pero es un dolor que sana y te hace valorar aquello que realmente vale la pena..
Si tiene alguna duda comuniquese conmigo a divandenver@gmail.com

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Blog Stats

    • 114,144 hits
  • Edición Actual

  • Archives

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Follow me on Twitter

  • Top Posts & Pages

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: