Opiniones y Editoriales

Desde El Diván

Síndrome de la Cenicienta

¡Hola queridos lectores!! La semana pasada hable del síndrome de Peter Pan que es padecida por los hombres y la verdad sonaba a mucha fantasia pero si laleyó comprobó que nada era más cercano a la realidad, hoy le toca su dosis a esas mujeres abnegadas e infelices que se sienten incapaces de llevar una vida plena en independencia, aquellas que necesitan de un hombre para sentirse seguras.

El síndrome de Cenicienta tiene dos vertientes, la primera está basada en el rechazo del hijastro hacia la madrastra y fue descrita, por primera vez, por el Dr. Peter K. Lewin en 1976, y se da cuando los niños no aceptan a las madrastras, inventan mentiras y crean complots para dejarlas mal paradas con el padre. La segunda vertiente fue descrita por Colette Dowling y hace referencia al miedo que tiene la mujer a ser independiente. Dowling escribió un libro donde habla sobre este miedo y sobre el deseo inconsciente de ser atendidas por otros, basándose principalmente en este temor, donde el complejo se hace cada vez más evidente conforme la persona envejece.

La segunda vertiente del Síndrome de Cenicienta se caracteriza por el deseo de conseguir un” príncipe azul” que surja de la nada en su veloz caballo blanco para sacarla de su complicada vida y vivir felices para siempre.Así que, las mujeres que lo padecen ponen toda su ilusión en encontrar un hombre guapo, simpático y rico que cumpla dichas fantasías. Sin embargo esto ocasiona que se “idealice” a su posible pareja lo cual hace que nunca encuentre a ningún hombre que cumpla sus expectativas.

Sin embargo no todas las “Cenicientas” son débiles, existen otros casos en que las chicas poseen fuertes personalidades y son muy capaces en las tareas que realizan. Pero, aún así, idealizan una figura más fuerte que ellas, sobreprotectora, amorosa y complaciente. Pero para que se cierre este círculo debe existir un “príncipe”, es decir un hombre dispuesto a rescatarla. Este tipo de hombres tienden a ser muy egocéntricos, adictos al control, sobreprotectores y les desagrada que los contradigan. Estos “príncipes” tienen a idea de que “la Cenicienta” no puede vivir sin su constante cuidado y es aquí donde los latinos decimos: “Se juntó el hambre y la necesidad”

Tanto las mujeres como los hombres buscan este tipo de parejas debido al modelo de relación de pareja inculcado durante la infancia, a través de los padres. La forma en la que fueron educados afecta mucho las idealizaciones de estas personas. Afortunadamente las cosas van cambiando y hoy un gran número de padres les enseñan a sus hijas a ser independientes en todos los sentidos, les inculcan la importancia de la educación, el valor del trabajo y el amor a si mismas, formando mujeres mas fuertes capaces y seguras , sin embargo aún, falta mucho por hacer desde nuestros hogares.

Este complejo no tiene una cura milagrosa, se necesita tomar psicoterapia para fomentar una autoestima saludable que les lleve a dejar de ser dependientes. El trabajo terapéutico debe realizarse con el objetivo de mejorar la autoestima y fomentar la dependencia. Debe recordar que nunca es tarde para comenzar a cambiar y ser feliz, el miedo es lo único que lo detiene para salir adelante y hacer de usted una mejor persona.
Si tiene algún comentario hágamelo saber a divandenver@gmail.com.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Denver
    29°
    Parcialmente nublado
    07:1316:36 MST
    Se siente como: 24°F
    Viento: 4mph 180°
    Humedad: 41%
    Presión: 30.37"Hg
    Índice UV: 0
    JuViSa
    min 24°F
    55/33°F
    58/31°F
  • Blog Stats

    • 126,159 hits
  • Edición Actual

  • Archives

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Top Posts & Pages

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: