Opiniones y Editoriales

Desde El Diván

El mal humor

¡Hola queridos lectores!! Esta semana ha pasado de todo a mi alrededor así​ que he estado un poco desconcentrada de mis tareas, de las cosas querealmente disfruto hacer y eso me pone de muy mal humor.

El problema es que los más afectados son las personas que mas amo cuando no puedo controlar ciertas circunstancias así​ que me di a la tarea de leer un poco acerca del tema y escribir este artículo que espero les ayude.

Todos podemos tener nuestros momentos de mal humor que se consideran totalmente normales, siempre y cuando no sea una conducta habitual.

Si el mal humor se instala en forma permanente en nuestra vida y comienza a ser algo más que algo que sucede de vez en cuando, deberíamos de darnos a la tarea de conocer las causas y hacer algo al respecto.

El estado de ánimo de una persona malhumorada se caracteriza por ver el lado negativo que suelen tener las cosas y esto puede llegar afectar sus relaciones interpersonales.

Estudios recientes han demostrado que las personas con tendencia depresiva tienden a presentar malhumor aunque la mayoría de los malhumorados no tienen una causa para estarlo.

Se quejan de que se sienten solos pero les molesta la compañ​í​​a de los demás, viven quejándose y contando sus problemas pero no hacen nada para resolverlos, se la pasan criticando y menos preciando lo que otros hacen y están inconformes con su familia, trabajó, con su vida y con todo lo les rodea.

Tienden a ser personas intolerantes e individualistas que no pueden ser felices de ninguna manera y han convertido esta conducta en un hábito, esto se conoce clínicamente como distimia.

Regularmente la gente confunde la depresión con la distimia sin embargo no es lo mismo, una diferencia entre la distimia y la depresión es que mientras que la persona con depresión severa sufre un estado de ánimo en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, frustración, enojo, ira o dolor moral interfieren con su vida diaria muchas veces durante períodos realmente prolongados la que tiene distimia continúan desarrollando su vida, pero siempre se está quejando.

Si tu has detectado que parte del tiempo estás de malhumor y quieres mejorar tu situación hazte estas preguntas:

¿Por qué estoy de mal humor?

¿De qué me sirve o qué logro con el mal humor?

¿Pude haber evitado la causa del mal humor?

¿Qué puedo hacer para corregir esta situación?

¿Qué puedo aprender?

Si hay algo que puedas hacer, hazlo.

La solución está en tus manos solo tienes que concentrarte un poco y poner acción para mejorar la situación por la que estás pasando, estar cerca de personas que se vuelven negativas afecta nuestro entorno de una manera que pocas veces percibimos pero los daños pueden ser notables a largo plazo.

Espero les guste este articulo y si tiene algún duda o comentario comuniquese conmigo a Divandenver@gmail.com

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: