De Interés

Desde El Diván

Por la Lic. Renee A. Martínez

Por la Lic. Renee A. Martínez

Amor Toxico

Hola queridos lectores!! Estoy de vuelta y más feliz que nunca de retomar lo que me apasiona: escribir y hablar de psicología . Antes de empezar quiero agradecer a todos aquellos que durante un año se mantuvieron en contacto conmigo para pedir algún consejo o simplemente saludar. De corazón muchas gracias.Esta semana abordare el tema del amor “Toxico”. Desde mi punto de vista este tipo de amor puede darse con la pareja ,los hijos y hasta lo amigos pero hoy solo tocare el relacionado con la pareja.

El amor toxico es aquel que lastima, ahoga y no permite crecer a un nivel personal. Como se va presentando o desarrollando de una manera paulatina es difícil darse cuenta que uno esta dentro de este tipo de relación. No solamente se limita a los golpes o al maltrato psicológico sino a la dependencia emocional que se genera debido a la falta del verdadero amor y conocimiento que uno tiene de si mismo. Aunque parezca muy trillado, sencillo y lo haya escuchado anteriormente créame que es bastante difícil de llevar a cabo, porque amarse uno mismo es conocerse, confrontarse, luchar contra aquello que no se quiere aceptar y aceptar aquello que realmente uno es. Nada mas doloroso que una persona se sienta expuesta y empiece a reconstruirse desde las cenizas porque muchas de las cosas que se cree ser tienen que ser derrumbadas para ver el verdadero yo, el yo interior, el yo real y finalmente comenzarse a amar.
Desgraciadamente no es un proceso que se lleve en un periodo corto de tiempo porque depende de la capacidad individual y del deseo de conocerse verdaderamente y pocos son los valientes.

En el amor toxico la persona confunde sus intereses y sueños personales con los del otro debido a que no los tiene bien establecidos . Es imposible que pueda defender algo que no ha internalizado como suyo que no ha podido identificar como una parte de el. Se vive por vivir y se siente por no estar muerto, pero no se disfruta , no se apasiona. Aquí no hay culpables, ni buenos ni malos solo personas con temores que sin querer encadenan a otras.

El amor toxico por miedo limita, atemoriza, crea dependencia, le dice al otro sin hablar que no puede vivir fuera de ese entorno y que si lo hace va a sufrir, pero quien dijo que sufrir no lleva a algo mejor, algo real y mayor. Los seres humanos temen a la soledad porque no han aprendido a conocerse y por eso se unen a otros con el mismo temor para evitar incomodarse.

Dejar una relación toxica es difícil pero no imposible, el primer paso siempre será aceptar que algo no funciona bien o de la manera correcta, que no se es feliz y de ahí todo, pero todo puede suceder. Si tienes alguna duda o comentario communicate conmigo a divandenver@gmail.com o al 303.500.21.66.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: