Opiniones y Editoriales

Desde El Diván

El abuso sexual
en niños

¡Hola queridos lectores! Esta semana tuve la oportunidad de tomar un curso de abuso sexual en niños y me pareció muy interesante ver la forma en la que la comunidad participó pues en tantos años involucrada en el servicio comunitario no había visto tan buena respuesta por parte de la comunidad y eso la verdad me da gusto. Les dejo algo de lo que vimos en el curso espero les sirva.

El abuso sexual infantil es cualquier actividad sexual forzada entre un niño y una persona mayor. No solo se refiere al contacto físico, sino que incluye cosas como exponer a un niño o niña a la pornografía. Algunos abusadores usan fuerza física, pero mucho otros usan formas menos obvias de coerción como la manipulación emocional, amenazas, etc.

Con frecuencia, las personas que han sido abusadas sexualmente, se sienten culpables por no haberse sentido suficientemente seguros para decirle a alguien lo que les estaba sucediendo en el momento.

Muchos callan el abuso por miedo al a reacción que van a tener sus padres pues en nuestra cultura un evento así suele verse como un suceso irreparable que desvaloriza a la persona, en este caso al niño. Por ejemplo, es común escuchar cuando alguien es abusado este tipo de expresiones “ Y ahora quien lo va a querer”, “ te imaginas como va a ser de grande”, “ ojalá pueda superarlo”, “Que habrá hecho para que eso le sucediera”, etc. Cualquiera que allá sido el caso, este tipo de expresiones lejos de ayudar empeoran la seguridad y la autoestima del niño aún más.

Con esto no quiero decir que lo que sucedió no es grave, sin embargo, un niño que es bien tratado y guiado por expertos puede retomar su vida casi a la normalidad si tiene el amor, la credibilidad y el respaldo de sus padres.

La mayoría de los padres trabajamos y no podemos estar al pendiente de los niños así que cuando no están en la escuela los dejamos al cuidado de familiares, amigos o cuidadores y es responsabilidad nuestra conocerlos bien y estar al pendiente de las actividades que realizan. Algo que ayuda a evitar el abuso es enseñar a nuestros hijos que, aunque sean familiares o amigos no tienen derecho a gritarles, maltratarles o tocarles de una forma inapropiada y que si llegara a pasar pueden confiar en nosotros y hacérnoslo saber, que eso no cambiara las cosas ni el amor que por ellos sentimos.

Otro punto al que debemos estar pendiente es a los cambios de conducta repentinos e inusuales, por ejemplo: el niño se vuelve más retraído, mal humorado, agresivo, enojón, más tímido o más extrovertido, puede dejar de comer o presentar más apetito, dormir demasiado, presentar pesadillas, mojar la cama, etc., existen muchas más, pero si usted percibe un cambio drástico en sus rutinas es bueno que ponga atención.

Si usted desea recibir información o ayuda existe el Denver Children’s Advocacy Center donde ofrecen ayuda a las familias hispanohablantes que han sido víctimas de abuso.

Si tiene alguna duda o cometario comuníquese conmigo a Divandenver@gmail.com.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: