Autos

El 2018 Acura TLX A-Spec: un sedán deportivo

Esta es la primera vez que manejé un automóvil sutilmente deportivo de esta marca y lo veía una y otra vez y cuando entré por primera vez al AcuraTLX A-Spec 2018, definitivamente me impresionó. Sus colores en su interior son perfectos. Es un automóvil sedan sorprendentemente agradable, divertido y elegante. Se hace distinguir por su apariencia, especialmente para un sedán automático y enorme.

Lo sobresaliente de este automóvil es que no es un auto normal en referencia a la manera en que ejecutas los cambios. Para ser un auto deportivo es lógico que esperas que venga con una palanca de cambios automática o manual pero en este auto no fue así.
La manera en que ejecutas los cambios es pulsando los botones para ir de estacionado en reversa, hacia adelante a neutral y para estacionarlo nuevamente.

Para mi gusto, este es un gran error en el automóvil, porque al tener que presionar los botones para conducir el auto debes fijarte muy bien cual botón debes pulsar antes que nada porque al pulsar el botón erróneamente o sin ver directamente los botones puedes terminar envuelto en un accidente. Es algo de distracción el querer pulsar el botón para ejecutar el cambio y quitar la vista del volante para ver cuál botón debes pulsar.
Viene con un motor V6 de 290 caballos de fuerza (y, sí, VTEC) y una transmisión automática de nueve velocidades. Viene con lo que Acura llama paletas “Dynamic Sequential SportShift” que no son, de hecho, dinámicas.

Conducir este automóvil deportivo por la ciudad en A-Spec fue increíblemente diferente. El A-Spec tenía paletas de cambio, lo que hace que el manejo

2018 Acura TLX V6 with Advance Package

de este auto sea divertido y atractivo. Cada turno tuvo su tiempo de respuesta rápida.
Los frenos del automóvil eran increíblemente delicados en el modo deportivo, hasta el punto de que, si les presionas en absoluto, terminarías tambaleándote, otra vez, una y otra vez, hasta detenerse incluso en las velocidades más bajas. Se tambaleó aún más en el deporte plus, por lo que parecía no tener mucho retorno en los otros aspectos de la conducción.

La cámara de respaldo no es de la mejor calidad y no ayuda mucho, especialmente en la noche.

En su interior, los asientos son de un material parecido a la gamuza y no se sentían como algo que pertenecía a un automóvil tan caro, quizás porque nos gusta sentir la suavidad de pieles, especialmente en autos que son de lujo y costosos. Otro detalle que pudieran haber mejorado es la calidad en la costura del volante, es un poco brusca.

Es un automóvil que, por ser deportivo, no sufres con el espacio en la parte de atrás entre asiento y asiento. También tiene suficientemente espacio en la cajuela para las maletas. Es enorme para este tipo de auto.

El 2018 Acura TLX A-Spec es un auto caro y para mi gusto deberían haber mejorado la calidad en los asientos, esto hace que no llame tu atención, y no se siente como un auto de $ 46,000.

Es un auto que se ve bien, pero por el precio y los detalles que he observado, yo lo pensaría dos veces antes de adquirirlo. Quizás por ese precio puedo adquirir algo más grande, familiar que luce bien y que te brinde comodidad en general.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Blog Stats

    • 114,284 hits
  • Edición Actual

  • Archives

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Follow me on Twitter

  • Top Posts & Pages

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: