Opiniones y Editoriales

El Diario de Atenea

Yo También

Recientemente, se empezó una campaña en las redes sociales sobre el traer consciencia al acoso y abuso sexual en las redes sociales después de que un productor de cine de Hollywood, Harvey Weinstein, se le acusó por varias personas de este tipo de abuso.

Esta campaña fue titulada “#MeToo” o “hashtag Yo También” la cual personas voluntariamente se unen al de una forma de confesar que también han sido víctimas de ya sea acoso o abuso sexual.

A lo que me ha puesto a pensar como este problema ha sido un secreto a voces dentro de mi círculo de amistades y familia y de mi comunidad Hispana en sí.
No quiero hablar por todas las mujeres, pero creo que si, muchas de nosotras hemos tenidos por lo menos una desagradable experiencia con personas que se sienten con la libertad de expresar esos tipos de conductas como los piropos notorios.

Cuando contamos sobre los piropos o insinuaciones que muchas mujeres hispanas hemos recibido en algún momento de nuestras vidas, la conversación se puede tomar con un tono hasta cómico, porque al parecer un piropo como “mamacita, tantas curvas y yo sin frenos”, es aparentemente gracioso.
No obstante, el piropo mencionando anteriormente es uno de tantos que existen. Y no todos son tan leves como ese.

En ese aspecto, yo puedo decir que también he tenido que pasar por ese tipo de situaciones incomodas. Y observo como este tema es común hasta en la gente que conozco.

Lo que se me hace interesante, es como los hombres, por ejemplo, tienen a hacer este tipo de acoso porque piensan que la mujer a la que son dirigidos, lo toma como un tipo de elogio.

Sin embargo, no todas las personas, y creo que la mayoría, le gusta estos tipos de acosos sexuales, o comentarios con insinuaciones de vulgaridad. Personalmente creo que es una falta de respeto y es una invitación para tipos de acoso o abuso sexual definitivamente no deseados.
Lo que muchas personas que hemos experimentado cualquier tipo de acoso o abuso sexual quisiéramos que estas personas entendieran es que todas las mujeres merecemos respeto, así como las madres e hijas de estos mismos hombres acosadores.

Lamentablemente, en muchos casos estos acosadores no entienden lo que eso significa, y es cuando campañas como la de “Yo También”, son importantes ya que entre más se ponga a la luz este problema, será más fácil que como leí en un artículo sobre el tema “se le ponga fin a esta epidemia y así evitar que la siguiente generación pase por estos momentos desagradables”.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: