Vida Y Salud

El Diario de Atenea

Viviendo
sin miedo

Atrás quedan los días cuando los niños podían salir a jugar a la calle con sus amiguitos con la única preocupación de que sus padres salgan a gritarles que se metan a la casa porque es tarde y tienen que ir a la escuela temprano.

Hoy en día, eso es una imposibilidad porque vivimos en un mundo lleno de tensión, donde ya no sabemos si regresaremos con vida a la casa de nuevo.
Al decir esto, me estoy refiriendo a lo que está pasando en el mundo. Un sinfín de violencia, y demasiada rabia, enojo, enfado…
Actualmente, vivimos en un mundo donde los ataques violentos entre la humanidad cada día parecieran ser más comunes.
Por ejemplo, es más reciente ataque ha sido el tiroteo en la Walmart de la ciudad de Thornton.

Hace unos años, tuve una experiencia de esas que les llaman cercana a la muerte. No fue por un acto de violencia, o de terrorismo, si no más bien de un posible accidente.

Sin perder tiempo entrando en detalles, me enfocaré en describir la sensación. Recuerdo que en ese momento en mi mente tenía super clarísimo que allí moriría.

Anteriormente, yo pensaba que la muerte era algo doloroso y extremadamente estresante.

Sin embargo, en ese momento del cual les estoy explicando, sentí una paz infinita, como jamás la había sentido en toda mi vida.

Afortunadamente, sucedió algo que siempre lo llamaré un milagro. No obstante, mi perspectiva del miedo a morir cambio completamente.
Entonces, relacionando la conexión entre lo que pasa en el mundo, y el temor de que estemos en el lugar y tiempo equivocado, y que desafortunadamente nos tocara irnos de este mundo, primeramente, tenemos que tener en cuenta que, si eso sucediera, ¿Qué podemos hacer?

Como dice el dicho “cuando no te toca ni, aunque te pongas, y cuando te toca ni, aunque te quites”. Y que cierto tiene ese dicho.

Otra cosa que se vale mencionar es que mientras no pase una tragedia, tenemos la oportunidad de seguir viviendo la vida. ¿Por qué vivir la vida preocupándose de cuando llegará la muerte? ¿Por qué mejor no aprovechar los momentos en que la muerte todavía no está aquí para que el día que si llegue, saber que nuestra vida no fue desperdiciada?

Estos son algunos pensamientos en los que he reflexionado desde que experimente la muerte de cerca. Desde ese día, vivo mi vida sin miedo a morir.

Aprovechando cada instante para explorar el ambiente de mis alrededores, disfrutar de las personas que quiero, y de agradecerle a Dios por déjame VIVIR esta experiencia llamada VIDA.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: