Opiniones y Editoriales

El Diario de Atenea

Despertamiento
de una consciencia

Hablando de una perspectiva de espiritualismo, creo que el mundo entero se está sincronizando en términos de mente y espíritu.Esto lo siento como un tipo de despertamiento espiritual. Es decir, estamos despertando a una consciencia que parece siempre haber estado allí, pero la cual nunca le pusimos atención. Así como cuando estamos buscando las llaves del auto en las mañanas y no las vemos, aunque estén allí enfrente de nosotros.
Si comparamos lo que significa la consciencia y la inconsciencia es que la primera es algo que sabemos que está allí porque tal vez lo vemos o lo entendemos y finalmente lo aceptamos.

La inconsciencia es cuando todavía no estamos expuestos a una realidad, ya sea porque no sabemos los hechos, o si los sabemos, pero no aceptamos la validez de esos hechos.

Un ejemplo es cuando decidimos mirar a personas o situaciones por lo que pensamos que son, y no como son realmente.
Cuantos casos de mujeres y en veces hombres, están en relaciones dañinas solo porque piensan que las situaciones cambiaran ya sea porque se los dicen sus agresores de vez en cuando, o por las creencias que entre más años exista una relación, más aceptable es en la sociedad, o simplemente porque las víctimas creen que eso es lo único que merecen.

Hace unos días mire una historieta de un adolescente quien escucha las palabras “Eres un fracasado”, y esas palabras estaban en forma de una semilla, luego en los siguientes dibujos se miraba como le salían ramas largas las cuales lo enredaban a ese joven, para luego tenerlo atrapado e inmóvil.
¿Qué tal cuando una persona descubre una infidelidad de su pareja? Si perdona, vive indefinidamente con una consciencia anestesiada ya que eso es la manera en que la mente de defiende de los dolores emocionales.

Regresando a lo del despertamiento de la consciencia, creo que estamos en una etapa de la vida en el mundo en la cual las personas están despertando a mirar de manera consciente y de frente a frente a los abusos, a las injusticias, a lo que no está bien, y a todo lo que causa desequilibrios porque algo que no empieza bien o sigue bien, no se siente bien en ambas, la consciencia y la inconciencia.
Llega ese momento en el cual el punto culminante es inevitable.
Un caso que se me viene a la mente, de una pareja que tienen años de casados, pero que de casi toda la duración del matrimonio el esposo trata a su esposa como su inferior.

El esposo enseña a su esposa a convertir su consciencia en inconsciencia. Insultos disfrazados de broma, el uso de indiferencia como forma de falso poder y control sobre la esposa obviamente, la llevan a dormir esa consciencia ya que como en muchas costumbres de Latinoamérica, la esposa es incondicional con el esposo, aun en situaciones de abuso.

Pero, ¿Qué pasa? Después de décadas, un día la consciencia de esa esposa despierta repentinamente, empaca sus cosas y se va a la casa de un familiar.
El giro de la trama realmente es que, en esta historia, no solo la esposa estaba con la consciencia dormida sobre el daño emocional que recibía.
Sino que el esposo, al igual, estaba inconsciente del daño que él emitía, y como decimos muchos, “se puso las pilas”, despertó su consciencia, y le pidió perdón a su esposa.

En el previo ejemplo, más que decir que el esposo “cambio”, creo que pasó por el despertamiento de la consciencia. Por lo general, las personas no actúan de ciertas maneras porque no están conscientes de lo que hacen, sino de lo que causan con las acciones.
El despertamiento de una consciencia, no es fácil muchas veces. Especialmente cuando se trata de situaciones de traumas, errores que ocasionan daño a los demás, y decisiones que causan daños a uno mismo.

Sin embargo, ya pasando el proceso del despertamiento, la mente se libera de ese peso espiritual que es cargar una consciencia dormida.
El despertar de una consciencia nos lleva a la absoluta felicidad, el saber que siendo conscientes de la realidad nos da el control de como manejamos la manera en que nos afectan las cosas que no queremos ver o ser conscientes de.
“La verdad (y la consciencia) te liberará…”

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: