Opiniones y Editoriales

El Diario de Atenea

La peor
discapacidad

Como previamente conté, hace más de una semana tuve un accidente en el cual la consecuencia fue un tobillo fracturado. Algo que me pone en la categoría de una persona con discapacidad.

La definición de la palabra discapacidad es: falta o limitación de alguna facultad física o mental que imposibilita o dificulta el desarrollo normal de la actividad de una persona.
Desde muy joven, he tenido la oportunidad de trabajar con personas con todo tipo de discapacidades desde personas con autismo, parálisis cerebral, y también con personas con discapacidades físicas y personas de edad avanzada.

Por lo cual, siento que al trabajar con ellos/as, la vida me ha preparado para enfrentar mi propia discapacidad actual de la fractura del tobillo.

Después de observar a muchas personas con discapacidades clínicas, ya sea físicas o mentales, he notado que cada persona mira su situación con perspectivas diferentes.

No obstante, no puedo dejar de quedarme admirada cada vez que tengo el privilegio de encontrarme con alguna persona quien tiene una discapacidad y aun así, independientemente de la adversidad de su situación, esa persona mira su futuro con una sonrisa en la cara.

Cuando uno nunca ha pasado por una discapacidad seria, realmente no sabe cómo reaccionaría ante la circunstancia.
Sin embargo, al estar en esta situación, de estar discapacitada por mi tobillo fracturado, me siento afortunada de mirar mi situación con una mente positiva.

Porque en lo personal, creo que no existe ninguna discapacidad que no se pueda ver de una manera constructiva, excepto a una.
La peor discapacidad que cualquier persona pueda poseer, es la de la mente negativa.
La mente que se limita a si misma a través de la conmiseración, de la envidia, del odio, de la soberbia, del resentimiento…

Este tipo de discapacidad de mente negativa, le pasa a muchas personas, aun las que no tienen ninguna discapacidad considerada “clínica”, ya sea física y/o mental.

Es realmente una lástima cuando observo a personas que se dejan llevar por ese estado que así exactamente como dice la definición de la palabra discapacidad: “imposibilita o dificulta el desarrollo normal de la actividad de una persona”.

La persona de mente negativa y dañina tal vez no se pueda desarrollar profesionalmente, socialmente y/o hasta espiritualmente porque esta con una perspectiva destructiva.

Lo bueno de todo esto es que así como las personas con mentes negativas y dañinas tienen la decisión de estar en este tipo de mentalidad destructivo, también tiene la opción de cambiar de pensamientos y actitud.

Claro, sería poco realista mantener una mente positiva todo el tiempo, especialmente si se acaba de tomar la decisión de dejar el negativismo y la mentalidad tóxica atrás. Aun así, no es imposible.

No nos dejemos caer en ese tipo de discapacidad de mente negativa. La vida es tan corta para estar pensando cosas hirientes, o para estar sintiendo emociones dañinas ya sea por una situación, o hacia una persona o personas.

La peor discapacidad es la que se tiene por gusto, por decisión. Una mente negativa hace daño y esclaviza a la persona que la padece.
La mente y el corazón positivo libera, nos hace más humanos y nos acerca más a nuestros seres queridos y a nosotros mismos…

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Blog Stats

    • 108,273 hits
  • Edición Actual

  • Archives

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Follow me on Twitter

  • Top Posts & Pages

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: