Vida Y Salud

El efecto del “bullying” en los niños y adolescentes

El “bullying” o acoso escolar, es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico lo cual sucede entre estudiantes de la escuela donde los niños

típicamente pasan una significativa cantidad de tiempo.
Y ahora con el acceso a la tecnología, este tipo de violencia en forma psicológica puede pasar al igual, en las redes sociales.

Los protagonistas de esta forma de acoso, generalmente son niños y niñas en el proceso de entrada en la adolescencia, comúnmente el mayor porcentaje de víctimas son las niñas.
El acoso escolar es una especie de tortura, metódica y sistemática, en la cual el agresor agrede a la víctima, en veces con silencio, indiferencia o a través de la complicidad de otros compañeros de aula.

La caracterización de este abuso escolar es el uso de intimidación hacia la víctima, implicando el abuso de poder ejercida por un agresor más fuerte.

Una señal muy común entre las víctimas del “bullying” es cuando viven aterrorizados con la idea de ir a la escuela, y cuando se muestran muy nerviosos, tristes o solitarios en su vida cotidiana.
En varios casos, la duración del problema de acoso escolar puede acarrear pensamientos sobre el suicidio e incluso su realización, a consecuencia del mismo hostigamiento hacia las personas, independientemente de la edad.

Existen múltiples formas del acoso escolar. Estos incluyen los siguientes:

Bloqueo social

Este tipo de acoso busca el bloque social de la víctima. Usualmente se consigue con la participación de otros compañeros de aula al quedar en un acuerdo de no comunicarse con la victima de ninguna manera, causándole danos psicológicos a la víctima.
El hostigamiento
Se clasifica como conductas que manifiestan desprecio, falta de respeto, y desconsideración por el afectado. Estos comportamientos de desprecio, odio, ridiculización, burla, menosprecio y crueldad son parte de este tipo de acoso.

Manipulación

Estas conductas de manipulación son con la intención de dañar la imagen social del niño, y poner ideas negativas a otros contra él o ella.

La Coacción

La coacción es una acción en la cual el hostigador pretende que la víctima haga acciones en contra de su voluntad, tal como vejaciones, abusos o conductas sexuales no deseadas que debe silenciar por miedo a las represalias sobre su persona o sus hermanos.

La intimidación

Esto incluye la utilización de acciones intimidatorias para tener control sobre la víctima, buscando inducir el miedo en el niño, generalmente a través de intimidación, amenaza, hostigamiento físico intimidatorio, o acoso a la salida del centro escolar.

Lamentablemente, este problema de acoso escolar es más común de los que muchos padres piensan. Este tipo de abuso casi no sale a la luz porque el efecto que este tienen en las victimas, hace que estas se sientan aterrorizadas y con mucho sentimiento de vergüenza.
Es importante que los padres siempre estén a pendiente de los comportamientos de sus hijos. Cualquier conducta anormal, puede ser decisiva en el crecimiento sano de sus hijos física y emocionalmente.

Una buena idea para evitar que los niños sean víctimas de este abuso escolar es de construir una alta-estima y confianza en sí mismos desde una temprana edad. Además, de recordarles que nadie tiene el derecho de hacerles daño tanto física como emocionalmente.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: