De Portada

El Santuario de Denver, tras un año de existencia

Un año de esfuerzo, de fe y de conocer el lado humano de lo que se vive cuando se enfrenta un proceso de deportación. De ese año, fueron nueve meses que sirvieron para darle refugio a un mexicano que buscó evitar que fuera regresado a su lugar de origen y que gracias a la Coalición Santuario de Denver se vive una experiencia con un final feliz y que esta iglesia, ubicada en pleno centro de Denver sabe lo que enfrentó Arturo Hernández García en su interior y finalmente pudo regresar con los suyos.

Arturo, una historia vivida dentro del Santuario. (Fotos: Archivo/La Prensa de Colorado)

Arturo, una historia vivida dentro del Santuario. (Fotos: Archivo/La Prensa de Colorado)

De eso, ya fue casi un año. Será este 21 de julio cuando se lleve una actividad, para no sólo recordar la historia del padre de familia originario de Chihuahua, México, sino también para informar a los presentes en qué consiste el trabajo de un Santuario, qué es realmente y los retos que se pueden enfrentar al tomar esta difícil decisión, cuando quizás ya hayan utilizado todos los recursos legales sin éxito.

Jennifer Piper, del Comité de Servicio de los Amigos Americanos -AFSC, por sus siglas en inglés- y quien desde un principio ha estado liderando este Santuario, ubicado en la Iglesia First Unitarian (1400 Lafayette St, en Denver), dijo que en realidad la idea de este lugar nació en septiembre de 2014, y después de haber lanzado la Coalición fue que Arturo acudió a ellos y tras cumplir un proceso finalmente se le acompañó para que en octubre de ese mismo año se refugiara en dicho lugar.
“Ahora ya casi a un año celebramos que Arturo haya regresado a su casa, con su familia. Pero también aprovecharemos para reunirnos con la comunidad, disfrutar de la comida que la misma gente guste llevar, brindaremos información sobre lo qué se hace como misión del Santuario y lo que conlleva tomar esta difícil decisión”, dijo la entrevistada por La Prensa de Colorado, al mismo tiempo de agregar que esta coalición está formada por siete iglesias.

Hasta el momento no se ha dado el caso de decidir entre dos personas que requieran al mismo tiempo de ingresar a este refugio del Santuario, pero antes de tomar una decisión de a quién se le podría apoyar…“entramos en un proceso de contexto, de conocer detalles del caso, de saber si es lo que en verdad quieren hacer, ya que es un gran sacrificio hacerlo, tienen que vivir 24 horas por un tiempo indefinido dentro de esta iglesia –refugio- y dejar quizás a sus familias en sus casas y no todas las personas deciden hacerlo. También la misma Coalición empieza a trabajar, entrar en una relación con la persona y finalmente acordar que están listos para esta nueva lucha”, agregó.

¿Podrían haber más personas o familias que requieran refugiarse en este Santuario de Denver?, le preguntamos.

Finalmente se pudo cumplir con su sueño de regresar a casa y con su familia.

Finalmente se pudo cumplir con su sueño de regresar a casa y con su familia.

_ “En Colorado hay alrededor de 120 mil personas indocumentadas, por lo menos, y aunque no sé cuántos de ellos podrían estar en proceso de deportación, pero sí pudieran tener en algún momento esa posibilidad de encontrarse ante la necesidad de un refugio en este Santuario, luego de que hayan utilizado todos los métodos legales para quedarse”, respondió.

El santuario, ubicado en pleno centro de Denver.

El santuario, ubicado en pleno centro de Denver.

Para Jennifer Piper y todos los líderes que forman parte de esta Coalición Santuario de Denver, la experiencia fue positiva –en el caso de Hernández García-, porque se entendió de las necesidades, de ese lado humano que hay detrás de una historia, como por ejemplo la de Arturo, donde hay una diversidad de culturas alrededor. “De que fue muy duro, sí lo fue. Hubo muchos días muy difíciles, cuando no sabíamos cómo liderarlo, luego de haber intentado muchas cosas y sin resultados. Pero cuando la familia y la coalición profundizan en la fe, en cómo seguir adelante y de que un día iba a salir, regresar a su casa, vivir con su familia, esa fue la mejor experiencia, porque Arturo regresó a su casa…”, añadió Piper.
Para la reunión de este 21 de julio, esperan convivir con la comunidad, disfrutar de los alimentos que la comunidad misma guste llevar; además de llevar a cabo una serie de pláticas donde se explique del trabajo que se viene haciendo, y aunque ahorita no hay nadie dentro del Santuario, es hablar de cómo llevarlo a la comunidad, que conozcan más de él y ver cómo se pueden sumar a este esfuerzo… “queremos buscar el apoyo de otros grupos líderes de iglesias, que en su mayoría trabajan con la comunidad inmigrante, reforzar la Coalición y aprendamos de ellos y viceversa”, acotó.

Finalmente se informó que en esta reunión darán mayor información sobre el grupo de líderes que deberán viajar a una reunión nacional de Santuario en Phoenix, Arizona en agosto y del apoyo que requieren de la comunidad para hacer posible este viaje.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: