De Interés

Entre Tintero y Papel…

POLÍTICA PIES SECOS,
PIES MOJADOS

Este jueves 12 de enero, se dio por terminada por parte del Gobierno de Barack Obama la aplicación a la política llamada Pies secos, Pies mojados (wet feet, dry feet policy), la cual era aplicada a los cubanos que emigraban hacia Estados Unidos, y consistía en permitir el ingresos de inmigrantes cubanos; es decir, que a todo aquel cubano que era encontrado en el mar intentando llegar a costas de Estados Unidos no se les permitía quedarse en el país (pies mojados), pero si lograban pisar suelo estadounidense podían quedarse (pies secos), dicha política también era aplicable a todo aquel cubano que cruzara por territorio mexicano (dusty foot o pies con polvo); asimismo, se extendía a la visa CMPP, la cual era aplicable a médicos y personal sanitario cubano que trabajaban en una misión internacional fuera de Cuba; por lo que a partir de dicha fecha, todo inmigrante cubano será tratado al igual que los de otras nacionalidades.

Esta política de pies secos pies mojados tiene sus antecedentes en el año de 1966 derivada de la Ley de Ajuste Cubano, misma que fue promulgada el 2 de noviembre de ese mismo año, y se aplicaba a cualquier ciudadano cubano que haya sido admitido en los Estados Unidos después del 1 de enero de 1959, con la condición de haber permanecido de manera ininterrumpida por lo menos un año, tiempo a partir del cual se tenía la posibilidad de poder ser reconocidos como ciudadanos estadounidenses una vez cumplido con los requisitos legales.
La culminación de dicha medida fue tomada en común acuerdo por ambos mandatarios y fue considerado por el gobierno cubano de Raúl Castro como una decisión de suma importancia para las relaciones bilaterales que en el futuro pretenden tener ambas naciones; asimismo, dicho mandatario Cubano permitió el retorno de sus connacionales que participaron en el Éxodo del Mariel de 1980.
Asimismo, se podían considerar como pies secos a los ciudadanos cubanos que ingresaban por avión a algún aeropuerto de los Estados Unidos o a cualquier parte de su territorio por ejemplo Puerto Rico sin documentación legal y pedían asilo por el simple hecho de pisar suelo norteamericano, aunque este no se daba de manera automática, si en cambio iniciaba su proceso de tramitación para su solicitud de la “green card”, o tarjeta de residencia, misma que podían hacer efectiva una vez de haber cumplido el plazo de un año un día.

Este trámite no era tan sencillo como parece, ya que el Cubano que pedía asilo era entrevistado por al menos un oficial de migración, quien era el que decidía si se le permitía su ingreso a los Estados Unidos, pues se podía dar el caso en que este era rechazado cuando se le comprobaba que contaba con antecedentes penales. Una vez aceptado se le consideraba “paroled” y adquiría una serie de beneficios tanto sociales como económicos, además de que se le otorgaba un permiso de trabajo, un número de seguro social y la posibilidad de poder sacar su licencia de manejo en el Estado donde radicaran.
De acuerdo a datos oficiales, a finales del mes de septiembre del 2016, un total de 41,500 cubanos ingresaron a los Estados Unidos sin documentación alguna y 7,000 en los meses de octubre y noviembre.

Por otra parte, los Cubanos que ingresaron a los Estados Unidos bajo la política de pies secos pies mojados, seguirán sus trámites sin problema alguno y se aplica de igual manera a los médicos y personal sanitario que ya habían iniciado su proceso de solicitud de visa CMPP.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: