De Interés

Entre Tintero y Papel…

MEXICANISMOS

Uno de los reclamos o quejas más comunes entre los extranjeros que visitan México, aun de los propios españoles o de cualquier país de habla hispana, es el relativo al no entender ni comprender muchas de las palabras que utiliza el mexicano.

Y en efecto, como símbolo de su identidad que le es propia por tradición y como parte de la riqueza cultural del mexicano desde la época prehispánica, en su hablar se da una combinación de las diversas culturas propias del país y que resulta justificado de no entender ya que es un lenguaje propio; es decir, no solo se habla español, sino también “mexicano”, por así decirlo por su muy particular modo de hablar.

De acuerdo a estudios sobre el español en México, se llama mexicanismo a la pronunciación, palabra, frase o acepción usada en el español de México de modo característico o exclusivo en comparación con otras variantes de la lengua española.

La creación de los mexicanismos comenzó en el siglo XVI; sin embargo, los registros de mexicanismos empezaron a crearse en el siglo XIX; asimismo, se dice que la primera lista de mexicanismos conocida fue recopilada por el jurista novohispano Francisco Javier Gamboa (1717-1794) y es él quien dedica un capítulo de 172 mexicanismos, entre los que destacan: malacate, mecate, pepena, etc., que en la actualidad aún se dicen en México.

En otras palabras, los mexicanismos son los rasgos de diversa clase lingüística que particularizan la manera de expresarse de los mexicanos frente al resto de los hispanohablantes.
Este léxico puede ser utilizado por un pequeño grupo de personas, por una localidad entera, en todo el país y hasta en varios países, creándose la descomposición lingüística en cada sociedad, sin que por ello implique la pérdida de valores; por lo que no cabría duda que seguramente en cada país, existen sus propios modismos como parte de su riqueza cultural.

Hoy en día siguen dándose mexicanismos de manera inconsciente, por lo que resultaría imposible pedirle a algún mexicano dijera cuando están utilizando vocablos locales o mexicanismos o cuando están utilizando el español reconocido por la Real Academia Española.

Existen diversos diccionarios de mexicanismos, como “Diccionario breve de mexicanismos de Guido Gómez de Silva”, por citar alguno, los que sin duda alguna muestran los hábitos lingüísticos que otorgan su identidad a los mexicanos y en los que se reflejan los grandes ejes culturales alrededor de los cuales se agrupa el parte del vocabulario que le es característico al mexicano.

A manera de ejemplo, a continuación citaremos algunos de los mexicanismos más populares dichos por los mexicanos:
Babosear: Estar distraído
Botana: Entremés antes de la comida principal
Caer gordo: Caer mal
Camión: Autobús de pasajeros.
Cotorreo: Echar relajo, diversión algo desordenada
Cruda: Resaca al día siguiente de haber ingerido demasiado alcohol
Cuate: Amigo
Chamaco: Niño, muchacho
Chavo: Muchacho
Chela: Cerveza
Chido: Bueno
Chipote: Hinchazón causada por un golpe
Defeño: Habitante del D.F.
Fachoso: Que viste impropiamente
Fayuca: Contrabando, importación prohibida si no se pagan impuestos
Fregadazo: Golpe fuerte
Fregar: Fastidiar, molestar
Gacho: Malo, feo
Gringo: Todo lo relacionado con USA
Lana: Dinero
Me late: Me parece
Me vale: No me importa
Naco: alguien de mal gusto, ignorante
No manches: ¡No jodas!
Ruca: Vieja
Sale: Estar de acuerdo

Otro ejemplo de una Conversación entre amigos:

Pregunta: “Tú que eres chido: ¿Te late si le das una lana a este cuate chilango para que vaya por unas chelas, un pomo y la botana para seguir en el cotorreo con este gringo y nos consiga fayuca, o te vale gorro?”

Respuesta: “No manches, pero sale me late”.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: