Opiniones y Editoriales

Javier… ideas con guacamole…

Honestidad
sin color

Pero qué rabia, se me arruinó mi teléfono. ¿A cuántos les ha pasado este problema? es algo así como cuando te enfermas. A veces sentimos que ya es parte de nuestro cuerpo y de nuestra mente, sentimos que es una extensión de nuestro ser que ya no podemos vivir sin teléfono.Pues a mí se me arruino el mío, no era nada caro y tampoco nada fuera de lo normal.

No soy del tipo de persona que se va a gastar 500 o $600 en un teléfono nuevo solamente para impresionar a las personas que tengan alrededor como muchas personas lo hacen como un símbolo de estatus o de posición social o económica.

Mi teléfono es un teléfono barato que utilizaba para mís funciones básicas especialmente pensando en que siempre hando por diferentes lugares y aveces no es fácil en muchas ocasiones para tener el debido cuidado con un teléfono de gran valor.

El asunto es que tenía que buscar un nuevo teléfono y la primera idea que viene a mi mente es precisamente es estacionarme frente a una tienda y al entrar la persona que me atendió era hispana, pues se me hace mucho más fácil poder compartir con ella la necesidad de lo que estaba buscando, y también explicarle qué tipo de plan necesitaba y cuánto estaba dispuesto a pagar por el teléfono, pero cuando viene a mostrarme el precio de los teléfonos que estaban disponibles pude encontrar uno qué era de mi agrado y cuando le pregunte el precio.
Ella al instante me salía con el cambio de línea y todo lo demás y el precio aumentaba a la luz de manera exagerada, casi $100 por encima de lo que decía el precio en el aparato.
Pero bueno creí que me estaba tomando el pelo aunque no tengo cabello pero sentí que era muy alto el precio que me estaba dando.

Y en función de eso decidí mejor regresar a la tienda donde compré mi teléfono el que ya se había arruinado y me topé con la sorpresa de una señora americana hablándome en perfecto inglés obviamente nada que ver con una latina y con un latino y me pareció muy interesante lo que ella me expreso, me dijo:
Pues usted tiene el teléfono al precio reducido usted tiene derecho a un descuento especial en su plan mensual por su servicio ya que tiene sistema de automático a final de cuentas el teléfono me salió barato y aparte de eso la satisfacción de un buen trato y de haber recibido también un descuento y un protector para mi teléfono completamente gratis.

Al final de la historia cuál es la moraleja: muchas veces en nuestra gente es la primera que quiere clavarte el puñal, quieren sacarte todo el dinero que puedan por un servicio que en otros lugares quizás es más barato.

Creemos que por qué otros hablan español igual que nosotros tendrán algún tipo de afinidad y nos ayudarán en nuestros problemas y nos ayudarán a solventar nuestras necesidades y dificultades.

Pero la realidad es otra, así que no te engañes no siempre sucede esto y dicho sea de paso en muchas ocasiones nos va peor con nuestra propia gente que con otras personas de otras nacionalidades ú otras descendencias.

Tenga esto en mente: No todos los latinos son malos y tampoco todos los que son de diferente color de nuestra piel son buenos.

Existe en cada lado de la historia gente noble que da la cara por la honestidad, la lealtad y por ayudar al prójimo en sus momentos de necesidad.
Que disfruten esta semana y Recuerden que la vida es más rica con guacamole… Abrazos.

About Javier Castro

About Javier Castro

Hondureño, presentador de televisión motivador y apasionado por ayudar a nuestra gente sin importar si esta aqui ó allá ó frente a una cámara o detrás de un micrófono, o conectado o no con la efímera fama, Javier Castro sabe con claridad que su misión es una sola: ayudar a su comunidad.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: