Vida Y Salud

Nutrición y Bienestar

La obesidad infantil

En la comunidad Hispana de los Estados Unidos, la obesidad infantil es alarmante por su crecimiento en los últimos anos.Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, la prevalencia de obesidad en los niños Latinos en EE.UU. es más alta con un 21,9% a comparación con los afroamericanos no hispanos con un 19,5% y los caucásicos no hispanos con un 14,7%.

La obesidad es categorizada como tener demasiada grasa corporal y no es exactamente lo mismo que el sobrepeso, lo cual es tener un poco más peso de lo que se piensa es normal para la estatura y edad del infante o persona. Sin embargo, ambos términos significan que el peso es superior a lo que se considera saludable para las personas.

Esta enfermedad es un serio y grave problema ya que abre la puerta a la posibilidad de otras enfermedades también riesgosas como la diabetes, el colesterol y problemas del corazón.
Existen varios factores del porque los niños y adolescentes Hispanos en los EE.UU. son más propensos a la obesidad. Los niños Hispanos tienen menos actividad física fuera de la escuela, tienen acceso limitado a parques de recreación lo cual hace difícil ser activos y tener un peso adecuado para sus edades.

Al igual, el consumo de comidas altas en grasas y bebidas altas en azúcar es un factor muy común. Existen estudios que indican que los niños Hispanos son expuestos a aparatos electrónicos aproximadamente 13 horas por día, a comparación de 8 horas por día por los niños caucásicos.
Para prevenir o disminuir la obesidad en un niño es importante explicarle que la restricción de ciertos alimentos es para su bienestar.

También, las comidas durante el día deben consistir en un desayuno, comida y cena a los cuales se le puede agregar dos meriendas constituidas por lácteos y frutas. Muy importante evitar las comidas altas en grasas y azucares.

No obstante, es de muy buena ayuda que todos los miembros de la familia adopten un estilo de vida con la alimentación saludable, para ponerles el ejemplo e incrementar el entusiasmo de los niños para ser más saludables en sus vidas diarias.

Recordemos que cuando los niños no se alimentan bien desde temprana edad, son propensos a desarrollar enfermedades tanto físicas como psicológicas.

La obesidad infantil es una enfermedad que afecta negativamente la calidad de vida de las personas ya en su vida adulta. Por esa razón, es importante adaptarse a una alimentación saludable desde una temprana edad.
Puede mandarnos sus comentarios ó sugerencias a: news@laprensadecolorado.com

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: