Vida Y Salud

Nutrición y Bienestar

Entrenamiento
atlético y la nutrición

En este mes de marzo, se le brinda consciencia a dos temas del bienestar, cuales son los más comunes en la categoría de la salud.Siempre escuchamos sobre que la nutrición balanceada junto a actividad física, o entrenamiento atlético es importante para la salud y para bajar de peso.

En realidad, estos dos siempre son vinculados el uno con el otro ya que se requiere de los dos para que cada uno funcione adecuadamente y brinde resultados positivos en la salud.
Básicamente, la buena alimentación ayuda a elevar los niveles de energía que necesita el cuerpo para desempeñar entrenamientos atléticos.
Las posibilidades de los bajos rendimientos en las actividades físicas son más altas cuando no se consumen las suficientes calorías, carbohidratos, líquidos, hierro, vitaminas y otros minerales, y proteínas.
Es importante tener en cuenta que el nivel adecuado de alimentos consumidos depende de varios factores como el tipo de deporte que se practica y la cantidad de entrenamiento.
Ya que es común sobre estimar el número de calorías quemadas durante cualquier entrenamiento, es recomendado evitar injerir más energía de la que se gasta al practicar la actividad física.
Otros factores importantes en relación de mantener una nutrición y actividad física balanceada es de saber cuando tiempo se debe esperar para hacer ejercicio después de comer. Esto depende del ejercicio que se realize.
Ademas, saber la cantidad adecuada de alimento para cada individuo ayuda mucho para un balance saludable.

Alimentos básicos para la buena salud

Los carbohidratos: Una gran fuente de energía a la hora de practicar el entrenamiento atlético, la cual se almacena por lo general en los músculos.
Alimentos que contienen carbohidratos: pan integral, pasta y arroz. Además de proteína, estos alimentos también son fuentes de fibra, vitaminas, minerales, y son bajos en grasa.
Es importante injerir más de la mitad de alimentos que contengan carbohidratos antes de hacer cualquier tipo de ejercicio, en especial, cuando la actividad física tenga una duración de más de una hora.
Se recomienda consumir bajos niveles de grasas antes del ejercicio, y, en caso de realizar ejercicio intenso por más de una hora, seguir consumiendo carbohidratos.
Por ejemplo, de 5 a 10 onzas de bebidas deportivas cada 15 o 20 minutos, o la mitad de una granola baja en grasa.
Asimismo, después del ejercicio, es importante consumir un poco más de carbohidratos para aumentar la reserva de almacenamiento en los músculos.
En corto, entre más intenso y más prolongado sea el ejercicio (por más de una hora), es bueno consumir cantidades moderadas de carbohidratos antes, durante y después del ejercicio.
La proteína: es vital en el desarrollo de los músculos y reparación de los tejidos corporales. Y también es fuente de energía, después de que las reservas de carbohidratos se agotan.
Alimentos que contienen proteína: carnes, pollo, huevos, queso, yogur, crema de cacahuate, lentejas, entre otros…
En cuestión del estimulo muscular, no necesariamente se necesita del alto consumo de proteínas. Las porciones moderadas pueden ser suficientes.

Ya que, el consumo de proteínas en altas cantidades dentro de la dieta puede provocar que la proteína sea almacenada como mayor grasa corporal, aumenta la posibilidad de la deshidratación y hasta puede sobrecargar a los riñones en las personas quienes padecen de problemas con estos órganos.
Agua y líquidos: es el nutriente de más importancia dentro de la dieta y durante el entrenamiento atlético. El agua y los líquidos son esenciales para la hidratación corporal y una temperatura balanceada.
Durante la actividad física vigorosa de una hora o más, el cuerpo pierde varios litros de agua a través del sudor.
Una manera de verificar que se esta completamente rehidratado es revisando la orina, y si esta es de color transparente, esa es una buena indicación de que todo esta bien.
Unas sugerencias para mantenerse hidratado son de tomar bastante agua con cada comida, ya sea que este haciendo ejercicio o no;
El beber un promedio de 16 onzas de agua desde dos horas antes del entrenamiento;
El continuar tomando agua durante y después del ejercicio, pero en especial dentro de la primera hora;
Tomar bebidas energizantes que contengan los suficientes electrólitos, y beber agua aunque no se sienta la sed.

Como lograr el peso ideal para propósitos de entrenamiento avanzado o profesional

Primeramente, es vital que esta meta de llegar a un peso ideal se haga con prudencia, ya que de lo contrario, puede afectar más que ayudar.
¡Advertencia!: El mantener un peso extremadamente bajo, o bajar de peso muy rápido, puede tener consecuencias serias en la salud.
Una recomendación importante a la hora de establecer la meta de bajar de peso con propósito de competencia o de un nivel más avanzado, es de consultar con un especialista de nutrición.
Intentar diferentes dietas bajo su criterio solamente, puede conducir a hábitos negativos, el consumo inadecuado o excesivo de nutrientes y minerales.
Un especialista en nutrición le podrá dar la guía adecuada para una dieta correcta que concuerde con el tipo de entrenamiento físico que se practique, la edad y el sexo de la persona, y la cantidad de ejercicio que se realize.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Blog Stats

    • 114,139 hits
  • Edición Actual

  • Archives

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Follow me on Twitter

  • Top Posts & Pages

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: