Cultura

Palabras y Letras

Por César Curiel

Por César Curiel

Cometer errores graves
en la juventud
es como desgarrar el vestido
que va a usarse toda la vida.
Honore de Balzac

¡No! Yo no fui… Se lo juro. No sé porque me han inventado estas calumnias, yo, que siempre me esmeré por ser un buen padre, ¡mira! Mírame, Refugio. ¿Qué hice yo para merecer esto?

Si usted es de las personas que le gusta leer novelas, creo que el inicio de este artículo le pudo haber llamado la atención. La mayoría de la literatura que atrae a un buen grupo de lectores es la novela, llámese policiaca, suspenso, drama, amor o bien, todo junto. Los libros de este tipo se pudieran calificar en dos formas: Ficción y no ficción; como su nombre lo dice, los libros de ficción son escritos en sucesos irreales, personajes ficticios y pudiera ser que hasta se inventaran lugares que no existen o nunca han llegado a existir. Un buen ejemplo que se me viene a la mente es la leyenda de la ciudad de oro llamada: “El Dorado”.

Francisco Martin Moreno, sus novelas, con una mezcla de historia con un toque de drama y comicidad.

Francisco Martin Moreno, sus novelas, con una mezcla de historia con un toque de drama y comicidad.

Los europeos de siglos pasados, incluyendo a los españoles de aquellas épocas, antes de la llegada de Cortez a tierras mexicanas, creían por una vieja leyenda que en tierras Americanas existía una ciudad de oro. Esa leyenda inquietó a varios aventureros que con el afán de conseguir fama y poder se lanzaban a altamar con el hambre de regresar cargados de dicho y codiciado material. Según algunos historiadores, fueron varios los que se perdieron en dicha aventura descabellada. A consecuencia de tal leyenda, surgieron varias novelas y aun hasta la fecha siguen algunos escritores escarbando más sobre el tema.
La imaginación de algunas personas no conoce de límites, es esa misma imaginación la que nos pone en la delantera de las demás personas, ¿cómo? El poeta León D. dijo algo muy cierto, “Los poetas son hombres que han conservado sus ojos de niño”. Grandes de las historias que se han llevado a la pantalla grande, el séptimo arte como también se le conoce al cine han salido de novelas de ficción, ejemplos sobran, Narnia que fue escrita en el siglo diecinueve por el afamado escritor inglés C. S. Lewis o bien, las famosas películas del señor de los anillos, escritos los libros aproximadamente en la misma época y las cuales han sido una verdadera bomba en estos tiempos. Pero, ¿será, qué todos los libros de ficción son meramente ficción? Cabe aclarar que no, muchas de esas historias fantásticas y llenas de acción y derroche de aventura en donde se mezcla la comicidad y la tristeza, la aventura y la desolación también tienen mucho de real. Y aquí usted podrá decir, el señor de los anillos ¿qué tiene de real? Es muy interesante pues a pesar de ser libros cien por ciento de ficción, el autor antes de escribirlos fue un estudioso erudito de lenguas antiguas, muchas de ellas incluso ya desaparecieron y que fueron usadas por civilizaciones ancestrales tal vez hasta de tiempos bíblicos.

Él, por medio de ese conocimiento rescata algunas y les da vida a varios de sus personajes para así tratar de darle más vida, realismo y autenticidad a sus historias. Los autores antes de escribir la historia saben bien de lo que va a tratar el libro, en muchos de los casos han sido escritas por sucesos ya sea vividos o relatados por una tercera persona. No me extrañaría que la famosa novela de Mario Vargas Llosa (travesuras de una niña mala) sea una historia inventada pero con lugares tan reales como la vida misma, al fin y al cabo el mismo autor conoce y está familiarizado con Francia. Lo mismo le pudiera decir del consagrado libro de Cien años de soledad. Es interesante destacar que los escritores antes de empezar a escribir sobre una obra se documentan, se ilustran y se empapan, por así decirlo del tema que en particular van a escribir. Esto nos da la certeza o al menos nos debería de decir que mucho de lo que estamos leyendo pudiera ser verdad. Lógico, el lector aquí tendría que usar su propio raciocinio y saber distinguir entre lo falso y lo verdadero, lo ficticio y lo real.

Las novelas no ficticias en muchos de los casos son autobiografías, trabajos de periodismo e investigación o también de historia. Un ejemplo que se me ocurre son las novelas de Francisco Martin Moreno en donde mezcla historia con un toque de drama y comicidad por la forma en la que escribe muchas veces ridiculizando a personajes de la historia que obraron mal. En fin, libros, podemos contarlos por montones, pero usted es al final quien decide si los lee o no. Solo recuerde que quien lee vive muchas vidas, quien no lee, vive solo una. O como dijo el revolucionario Emiliano Zapata, “El que quiera ser águila que vuele, el que quiera ser gusano que se arrastre, pero que no grite cuando lo aplasten”.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Denver
    61°
    Soleado
    06:5118:50 MDT
    Se siente como: 61°F
    Viento: 3mph 60°
    Humedad: 27%
    Presión: 30.11"Hg
    Índice UV: 0
    MaMxJu
    min 47°F
    76/51°F
    82/45°F
  • Blog Stats

    • 118,105 hits
  • Edición Actual

  • Archives

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Top Posts & Pages

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: