Cultura

Palabras y Letras

“Tanto te amé, que te presté mi soledad”
-Issa Martinez Llongueras

La poesía clásica pudiera ser todo un reto para todos aquellos que nunca o muy poco la han escrito. Esa forma de escribir tan perfecta y rigurosa que exige un estudio consiente de las letras y su número de silabas.La métrica tanto como la rima tiene que ir literalmente de la mano, por así decirlo, para que el poema tenga que llevar una perfección a la hora de ser publicado.

¿Por qué digo esto? Les pondré un ejemplo. Hoy hablaremos de un tipo de poesía muy especial, entra dentro de lo que es la poesía clásica y es llamada “Décimas”.

Las décimas, como su nombre lo dice, se refiere a diez. Pero, ¿diez, qué? Bueno, Consta de diez versos octosilábicos aconsonantados. Se llama también espinela, en memoria de Espinel, que fue el inventor de ella. Otra de las características que tienen los poemas escritos de esta manera es su terminación:

a
e
e
a
a
o
o
r
r
o

Al final de este artículo pondré un ejemplo de un poema escrito de esta manera. Pero, qué mejor que hablar de una persona que domina a la perfección esta técnica, que realmente no es fácil, pero tampoco imposible.

Marina Centeno, oriunda de Progreso, Yucatán México es una poeta muy reconocida tanto en su natal estado como en muchos países. Ella, amante de la poesía ha publicado ya varios libros de poesía y, muy pronto editara un nuevo poemario que llevara el nombre de “Décimas”.

Creo que no hace falta ya más explicación. Para Marina, el escribir este tipo de poesía, aparte de ser un reto muy personal es gratificante pues es una persona, que como lo mencione anteriormente, se entrega de lleno a la poesía por amor a la misma.

El libro, “Décimas” será presentado el día 19 de marzo de 2017 dentro de la FILEY (Feria Internacional de la Lectura en Yucatán) y la primera presentación será el 31 de marzo de 2017 en la Biblioteca Eligio Ancona de la Casa de la Cultura de Progreso Yucatán.

Les dejo con un poema en décima de la poeta, Marina Centeno y note usted mismo la manera como está escrito para saber y distinguir una décima, poéticamente hablando.

Con esa ingrata paciencia
Con que me enfrento a mí misma
cuando el poema se abisma
en una cruel insistencia
que encuentra la diferencia
entre el jugar y el oficio
para buscar beneficio
y ejercer a mi manera
aunque al hacerlo exigiera
el respeto en el servicio

Porque no tengo valor
más que al mirarme al espejo
y buscar en el reflejo
lo que existe alrededor
Por eso en el interior
donde el poema debate
a que el lenguaje rescate
las intenciones del verso
y sucumbir al perverso
pensamiento que arrebate

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: