Inspiración

Tengo un sueño

Por Dr. Myles Munroe
Parte 1 de 12

Tengo un sueño de que antes de morir voy a ver y ser parte de una comunidad dinámica y creciente de personas entre las que no hay enfermedad, ni pobreza, ni necesidad. Todo el mundo estarálibre de deudas. Depresión, preocupación y desesperación serán desconocidos, cada matrimonio será fuerte, exitoso y feliz, y todos los niños respetarán a sus padres y vivirán completamente libres de miedo. Toda la comunidad adorará al Señor en perfecta unidad y armonía y con una sola visión común.

La gente de afuera se sorprenderá de lo que vean. “¿Quieres decir que de estas 50.000 personas, nadie está divorciado? Por qué no?
“Porque en nuestra comunidad no creemos en eso. Creemos en arreglar las cosas, en arrepentirnos, reconciliarnos y perdonar. Esa es nuestra naturaleza, nuestra cultura. “
-¿Quiere usted decirme que entre estas 200.000 personas no hay incesto, que ningún padre duerme con sus hijas? ¿Cómo puede ser esto?”
-Porque en nuestra comunidad tal cosa es detestable. Amamos a nuestros hijos. Son hechos a la imagen de Dios, y los cuidamos y los protegemos. Esa es nuestra cultura.
-¿Quieres decir que de medio millón de personas, nadie dice mentiras?
“Es verdad. Mentir es inaudito en nuestra comunidad. La verdad es nuestra moneda. En nuestra comunidad, la verdad no es la mejor política — es la única política”.
Sueño con el día en que esto será realidad. Fantasía, dices? ¿Utopía? No, simplemente la cultura del Reino en acción.
Es justamente este tipo de comunidad que todos en la Tierra anhelan secretamente. Y es este anhelo que alimenta los deseos de tantas personas de abandonar este mundo, porque han oído que el Cielo es este tipo de comunidad. La mayoría de nosotros llevamos este sueño con nosotros todos los días. Soñamos con el Cielo porque no podemos encontrar la comunidad que queremos aquí en la Tierra.
Usted no puede esperar para conseguir el cielo porque usted se acaba de divorciar y le duele mucho. Quieres ir a un lugar donde el dolor ha desaparecido. Tú deseas el Cielo porque tu marido acaba de golpearte de nuevo, y quieres escapar a un lugar donde siempre estés a salvo. Gritas al cielo porque tu tío te molestó durante años cuando eras un niño, y ahora la culpa y la vergüenza son tan grandes que quieres ir a algún lugar donde estas cosas no pasan y donde puedes ser sanado. Usted ora por el Cielo porque la vida en la Tierra es el infierno.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: