Especial

Tras su fallecimiento en un accidente de avión en las Bahamas; se le recuerda

Por Catie O’Toole de syracuse.com

Diego DeSantiago, graduado de “Oswego High School”, quien viajaba por el mundo y predicaba la palabra de Dios con el distinguido pastor Dr. Myles Munroe, fue una de las nueve personas que murieron el pasado domingo en un accidente aéreo en las Bahamas.

Diego DeSantiago, de 38 años, sirvió como un profeta conocido también con el nombre King Diego DaGreat. DeSantiago estaba en el jet privado del Dr. Mayles Munroe, rumbo a una conferencia cuando se estrelló cerca de Freeport, en la isla de Gran Bahama, dijo Susan Sweet amiga de la familia, en Oswego.

En un momento especial y de inspiración... durante su visita al Africa en Octubre, 2014.

En un momento especial y de inspiración… durante su visita al Africa en Octubre, 2014.

El avión golpeó una grúa en el puerto franco Astillero y se estrelló contra un lote de barcos “chatarra”, todas las personas a bordo fallecieron, dijo la Policía de Bahamas. La policía ha identificado a las 9 víctimas, incluyendo el Dr. Myles Munroe, pastor principal de Bahamas Faith Ministries Internacional, y su esposa pastor Ruth Munroe, y el Senior Vice-Presidente Dr. Richard Pinder; los pastores de Jóvenes, Lavard y su esposa Radel Parks -quien estaba embarazada- y el pequeño hijo de ellos llamado Johannan; el piloto Stanley Jerome Thurston, el co-piloto Frankhan Demeyer Cooper y Diego deSantiago, respectivamente.

El domingo por la noche la policía aún no había identificado públicamente a DeSantiago, pero cientos de personas publicaron mensajes de condolencias y esperanzas en la página de Facebook de King Diego Dagreat, después de que otro líder espiritual confirmó lo que muchos temían: DeSantiago fue uno de los pasajeros que murieron junto con Munroe.
Susan Sweet dijo que visitó a la hermana de DeSantiago, que aún vive en Oswego. La hermana confirmó que a la familia se le había notificado que su hermano estaba en el avión que se estrelló, y que uno de sus hermanos estaba en su camino a las Bahamas para identificar el cuerpo de DeSantiago, dijo Sweet. El cuerpo de DeSantiago ya ha sido identificado y fue cremado en las Bahamas, para así mismo transportar sus cenizas las cuales se espera lleguen a Denver durante el fin de semana y se oficialice el servicio fúnebre.

Dr. Myles Munroe y Diego DeSantiago, ambos fallecieron en un accidente aéreo en Las Bahamas. Descansen en Paz.

Dr. Myles Munroe y Diego DeSantiago, ambos fallecieron en un accidente aéreo en Las Bahamas. Descansen en Paz.

“Es horrible”, dijo Sweet. “Él era la luz en la vida de todos”.

Dulce dijo que conoció a DeSantiago poco después de que él y su familia se trasladaron desde el interior de la ciudad de Los Ángeles, donde los tiroteos y las pandillas eran algo normal, en todo el país y en las las áreas más pequeñas, junto al lago de la ciudad de Oswego. Él era un estudiante de segundo año en la escuela secundaria; lo mismo que la hija de Dulce Heather. Diego y Heather al instante se convirtieron en amigos. Sweet recuerda a su hija diciéndole cómo era su nuevo amigo vestido como un miembro de una pandilla. Sweet, una ministro a cargo de la juventud en la Iglesia Católica, dijo, “traerlo a casa”. Y cuando lo hizo, “me enamoré de él. Tenía la sonrisa más grande. Nunca lo vi perder los estribos. Yo nunca le oí decir una palabra desagradable sobre nadie”.

Los siguientes años fueron una lucha, pero DeSantiago siempre se apoyaba en familiares, amigos y entrenadores que le ayudaron a cada paso de su camino. DeSantiago graduó de Oswego High School en 1994 y luego se unió al Ejército de Estados Unidos, dijo Sweet. Después de servir en el ejército durante un par de años, él viajó un poco antes de instalarse en Colorado. Obtuvo una licenciatura en Ciencias Políticas y comenzó a trabajar en un título de maestría, dijo.

DeSantiago ha menudo regresaba a Oswego para visitar a sus amigos. Durante una visita sorpresa en agosto, le llevó flores a Sweet a su oficina. Después DeSantiago llevó a Susan y a su hija, ahora Heather Lee, a almorzar. Mientras hablaban de ese día, Dulce preguntó, ¿cómo este chico que una vez fui su mentor se ha convertido en una fuerza tal en el ministerio en el Reino de Dios?

“Él me dijo que había un punto en su vida donde él no sabía hacia dónde se dirigía su vida”, dijo Sweet en la conversación. “Él estaba en la escuela, pero no se sentía lleno. Él seguía buscando el alma”. Él fue un día a la iglesia y se involucró. “En primer lugar, él iba a una misión, después a una conferencia, y luego en una reunión conocio al Dr. Munroe”, dijo Sweet.

Diego DeSantiago siempre dando lo mejor en sus predicaciónes al rededor del mundo.

Diego DeSantiago siempre dando lo mejor en sus predicaciónes al rededor del mundo.

DeSantiago estaba haciendo un trabajo en conjunto con las Naciones Unidas cuando se encontró con Dr. Myles Munroe, un internacional y reconocido autor, conferencista, profesor, mentor de la vida, consultor y mentor del gobierno y de liderazgo personal. Munroe invitó a DeSantiago a trabajar como intérprete de español, dijo Sweet.

Sweet recuerda a DeSantiago diciéndole… “Lo siguiente: lo único que sé, es que estoy volando alrededor del mundo,”. “¿Cómo sucedió? Yo no lo sé. Me siento y me pregunto lo mismo”. DeSantiago, quien cuidaba de sus padres ancianos en Colorado, había estado predicando durante los últimos cinco años. Viajó por todo el mundo y ministró a los líderes del gobierno.

A las 8:20 am del domingo, DeSantiago publicó en Facebook que su avión había aterrizado con seguridad en Nassau, Bahamas. Acababa de regresar de un viaje de Nigeria, dijo Sweet. Pero el domingo por la noche, DeSantiago había abordado el avión con Munroe y otras personas en dirección al Foro Mundial de Liderazgo. ABC News informó que el tiempo puede haber sido un factor en el accidente. Si bien la investigación continúa, los seguidores de todo el mundo y amigos están de duelo.

Cuando Sweet leyó una cita que Munroe había predicado una vez, y describió sus palabras como “profundo” y “sanación”. “El valor de la vida no está en su duración, sino en su donación”, dijo una vez Munroe. “Usted no es importante por el tiempo que usted vive, usted es importante, por cómo y qué tan efectiva vive su vida. Y la mayoría de la gente está preocupada por envejecer en lugar de ser efectiva”.
Eso no podría ser más cierto para la vida que vivía DeSantiago, dijo Sweet. “Él estaba destinado a la grandeza”, dijo. “Él Nunca dejaba que nada ni nadie lo detuviese. Él No sabía cómo iba a llegar del punto A al punto B, pero siempre llegaba. Siempre encontraba él y la manera”.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: