Inspiración

Tu propósito tiene la provisión en si mismo

Dios diseñó todos los propósitos
para que contaran con su propia
prosperidad

Por  Dr. Myles Munroe
De esta manera, a final de cuentas, tú no sólo trabajas por el dinero o por la comida, porque tú vas a estar muy ocupado viviendo. Tú no fuiste creado por Dios sólo para pagar una hipoteca o una renta. No se te dio la vida sólo para que tengas comida en el refrigerador. En tu corazón, tú sabes que esto es cierto. Si esto es lo que tú estás haciendo, tú probablemente te encuentras frustrado con tu situación actual. Para el tiempo en que tú tengas sesenta años de edad, tú vas a voltear a ver a tu vida, y vas a decir, “¿Acaso yo pude disfrutar esto?” Tal vez tú tienes una casa muy bonita, pero tú estás ahí sólo entre las 9:00 de la noche y las 6:00 de la mañana. El resto del tiempo, tú estás ayudando a alguien más a que se haga millonario, y esa persona está en su casa jugando golf y disfrutando la compañía de su familia y de sus amigos, mientras que tú estás muy ocupado en el trabajo.

Tú y yo tenemos prosperidad basada en nuestras tareas, y no en el hecho de estar compitiendo con nuestros vecinos más ricos. Debemos deshacernos de todo aquello que tengamos en exceso en nuestra vida. Somos tan ricos como lo son nuestros propósitos, y nuestras visiones no se han realizado en su totalidad. Todavía tenernos provisión que va a venir hacia nosotros y que es tan grande que nadie la va a poder detener.

Algunas veces, Dios no nos da todos los recursos que necesitamos para realizar nuestras visiones porque El ha llamado también a otras gentes para que provean para nosotros.
Dios puede tener provisiones por todo el mundo esperándote. Tal vez, El te tenga que mover mil kilómetros para colocarte donde tú deberías estar, para que hagas las cosas para las cuales naciste y para cumplir y realizar el deseo de tu corazón, mientras que, al mismo tiempo, se cumple el deseo del corazón de Dios.

Por lo tanto, si tú quieres ir a la universidad, no abandones tu sueño sólo porque tu madre no tiene el dinero suficiente. Tú madre no necesita pagar tus deudas. Tu Padre celestial ha prometido hacer esto para ti. El dinero de María y de José vino de los sabios que llegaron en sus camellos. Cuando ellos dijeron sí a la visión de Dios, los hombres sabios viajaron una gran distancia para llevárselos. Dios va a suplir tu provisión, aun si El tiene que mandar a alguien a cruzar el desierto para que te lo lleve. Dios tiene provisión para ti, lo cual nadie sabe excepto Dios Mismo.

Por lo tanto, tú tienes todas las provisiones que tú necesitas para tu visión, incluyendo tus finanzas, el personal que necesitas, los edificios y cualquier otra cosa que tú necesites. Hay gentes que nacieron para ayudarte a realizar tu visión. Hay gentes que fueron a la escuela a aprender una habilidad específica sólo para trabajar para ti. En este momento, ellos están en una preocupación porque tú no has comenzado tu negocio todavía. Todos los recursos que tú necesitas ya están en su lugar; ellos se harán visibles en el tiempo de Dios, una vez que tú comiences a buscar tu vísión.

La Provisión Es Correcta para la Visión
Dios es un Dios de provisión. El es Jehová-jireh, “ El Señor proveerá”. El lo provee todo, pero El lo hace hasta después de que tú comienzas tu trabajo en tu visión. Tu obediencia hacia tu visión afecta no sólo tu vida, sino las vidas de todos aquellos que van a trabajar contigo. Esto significa que la obediencia hacia la visión no es ningún asunto privado. Afecta a todos aquellos que están supuestos a trabajar contigo y que pueden llegar a afectar tu vida.

Prosperidad significa tener todo lo que se necesita. No significa necesariamente tener una grande suma de dinero en la cuenta del banco, ni tener varios automóviles, ni tener una casa muy grande, aunque tú tal vez necesites todas esas cosas para realizar tu visión. Por ejemplo, debido a mi propósito, mi esposa y yo necesitamos una mesa de comedor muy larga donde podamos sentar a un buen número de gentes, puesto que muy a menudo tenemos invitados del ministerio para comer. Esto es parte de nuestra tarea.

Tal vez, también puede ser parte de la tuya, dependiendo de lo que estás llamado a realizar. Sin embargo, tú tal vez necesitas una mesa de cuatro sillas en lugar de una mesa de doce sillas porque tú sólo comes con tu familia. En lugar de usar el dinero en una mesa más larga, tú puedes usarlo en otras cosas que tengan que ver con tu visión personal o con la visión de tu iglesia.

En forma similar, yo tal vez no necesite algo que tú tienes debido a tu propósito. Si yo lo tuviera, sería un exceso. El punto es que Dios provee para todas las necesidades de tus visiones, sin importar cómo son, sean grandes o pequeñas.

Usa Tu Provisión
Hace varios años, cuando yo estaba visitando a un amigo en Detroit, yo dije, “Sabes, yo siempre he querido ir a visitar la fábrica de automóviles de la Compañía Ford Motor. Yo he oído mucho acerca del Sr. Ford y de la manera cómo ellos hacen los automóviles ahí, y me gustaría verlo en persona”. Terminamos pasando toda una tarde en ese lugar. El hombre que dirigía la visita al lugar nos mostró enormes edificios, incluyendo las oficinas corporativas y el lugar donde se diseñan los automóviles.
Entonces, él nos llevó a mirar otro gran edificio y dijo, “Aquí es donde hacemos toda la producción de las refacciones y partes”. Entramos a lo que parecía como un gran edificio, pero había pequeñas bodegas dentro de él. Cada sección tenía un nombre diferente y había millones de piezas y refacciones almacenadas en cada sección. Yo apunté a una sección, y pregunté al guía, “¿Qué es esto?” y él dijo, “Estos son los automóviles que estamos preparando para el año 2005”. Yo dije, “Espera un minuto; apenas estamos en el año 1998”. El dijo, “Sí, pero nosotros estamos como cinco años adelantados.

Este es para el modelo del año 2002, este otro es para el año 2003, y este otro para el año 2004, y este es para el año 2005”. Cuando yo pregunté si podía ver esos automóviles, él dijo, “No, los automóvíles no están construidos todavía.

Primero hacemos las partes. Sin embargo, estas no son las partes que vamos a usar en los autos nuevos. Estas son las refacciones en caso de que se necesiten reparaciones”.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: