De Portada

Un jardín de trenes y de ensueño

La combinación de jardinería con el ferrocarril es una gran unión, se puede describir como el matrimonio entre dos aficiones desplegadas en un hermoso y colorido jardín.Un hermoso y colorido jardín con toda una decoración de trenes de vapor fue donde pase una hermosa mañana el fin de semana pasado.

El paisaje del jardín lleva a un mundo de fantasía y encanto a las personas que presencian su espectacular decorativo. (Foto: LPDC/ Joel Flores).

Durante este tiempo conviví con un matrimonio que a los dos les gusta esa combinación, les gusta pasar tiempo en su jardín, trabajando en la decoración y disfrutándolo en compañía de familiares, amigos y su comunidad.

“Toda remonta al tiempo de mi niñez cuando estaba en una tienda que vende trenes y partes para trenes, y fue ahí donde me di cuenta de mi pasión por los trenes de vapor”, dijo el esposo, quien decido permanecer en el anonimato.

“Siempre me han gustado los trenes, todo empezó cuando era niño, tenía 5 años de edad cuando obtuve mi primer tren de vapor y también tenía mi traje de ingeniero con el que me vestía para jugar. A mis cinco años, con la ayuda de mi hermana me vestía con mi traje de ingeniero, todo esto todavía lo tengo grabado en una cinta”, dijo nuestro entrevistado, quien es residente de la ciudad de Louisville, Colorado. “Desde entonces es cuando mi visión fue muy clara”, expresó el entrevistado en Exclusiva para La Prensa de Colorado.

Nuestro entrevistado, quien ahora después de haberse pensionado y retirado de su carrera de ingeniería técnica en computación y sistemas, dedica la mayor parte de su tiempo a su jardín el cual está decorado con mini trenes de vapor, mini casas y mini edificios de negocios públicos y de gobierno, que representan una vista de la antigüedad de la ciudad de Boulder, Colorado.

“La idea de decorar nuestro jardín empezó hace aproximadamente 17 años, en el año 1998, cuando teníamos planes de comprarnos una casa, y desde que la empezamos a buscar, ya teníamos en mente que queriamos una casa con un jardín grande para poder desarrollar nuestra la visión”, agregó el esposo y fanático de los trenes de vapor.

A la pareja de esposos siempre le han gustado los trenes, y entre ellos tienen ese gusto en común que ha facilitado el diseño e implementación de la visión de ambos y juntos trabajar en el desarrollo de dicha visión. (Fotos: LPDC/ Joel R. Flores).

“Después de haber comprado la casa, empezamos a trabajar en la tierra del jardín, desde limpiar el área, voltear la tierra, abonándola y preparándola para empezar a plantar las plantas que hasta ahora algunas formar parte de este gran jardín”, destacó.

La esposa de nuestro entrevistado, quien prefirió también quedarse en el anonimato, compartió con nosotros sus vivencias durante esta etapa de la jardinería combinada con los trenes.

Ella nos dijo también que siempre le han gustado los trenes, y entre Ella y su esposo tienen ese gusto en común que ha facilitado el diseño e implementación de la visión de ambos y juntos trabajar en el desarrollo de dicha visión.

“Como lo vemos en la foto del antes, la tierra necesitaba de mucha preparación y trabajo para poder empezar a trabajar y plantar plantas e ir decorándolo poco a poco y que ahora es un hermoso y colorido jardín”, dijo la entrevistada.

Por otro lado, el esposo, empezó con la exploración de los materiales que necesitaba comprar para empezar a trabajar y trazar las áreas donde irían las vías del ferrocarril y empezar a comprar la maquinaria ferroviaria también y darle forma al primer tren de locomotoras de vapor.

Las fotos del antes y después hablan por sí solas de todo el trabajo que han estado haciendo para transformar la simple área desértica a un hermoso jardín.

“Gran parte del trabajo de la decoración ha sido el armar y construir las mini casas y los edificios, algunos de ellos han tenido que pintarlos también, así como las personas que aparecen en las casas han tenido que ser pintadas a mano para darle ese toque único que hace que todo combine al estilo de nuestros antepasados”, explicó la esposa.

“Con el paso de cada año aprendimos mucho en esta visión, por ejemplo, algunas plantas que plantamos, con el transcurso de los años nos empezamos a dar cuenta que no eran las plantas adecuadas, algunas se dañaban con la nieve en tiempo de invierno, otras requerían de mucho mantenimiento y eso nos detenía en el avance de la decoración”, agregó.

Una de nuestras preguntas para los entrevistados fue sobre cuantas horas al día trabajan en el jardín o en la decoración para darle ese mantenimiento que se necesita y seguir con la decoración.

La esposa nos dijo que ella trabaja unas cuatro horas en relación con la decoración y el jardín para poderlo mantenerlo como se ve en la actualidad.

Básicamente, ella es la que está a cargo de decidir cuándo hay que podar las plantas, que tanto hay que cortarles, cuando hay que limpiar el área en general, recoger hojas que se caen, quitar las hierbitas que crecen en la tierra y que no son parte del jardín.

Otra parte muy importante también, hay que lavar de vez en cuando todas las piedras que forman parte de la decoración, mantener las casas limpias tanto de afuera como por dentro. Y si es necesario repintarlas, también lo hacen.
El pequeño arroyo, al igual, requiere mantenimiento. La fuente y los pescaditos que ahí habitan también hay que mantenerles su área limpia.

Aunado a esto, además, tienen que mantener el área segura, de que animalitos como las ardillas no arruinen el jardín. Los conejos también son animalitos que pueden dañar el área, y se tiene que estar al pendiente de que no entren al jardín porque pueden comerse las plantas y dañas las fincas.

Otra pregunta para nuestros entrevistados fue que nos compartieran como era un día normal para ellos y esto fue lo que nos dijeron: “Después de habernos levantado vamos a dar un paseo caminado por el área donde vivimos y disfrutar de las ricas mañanas. Desayunamos juntos y de ahí empezamos con las actividades afuera en el jardín”, mencionaron los entrevistados.

Más tarde toman un descanso, disfrutando de un rico te, y hacer algunas otras cosas o actividades que no necesariamente se relaciona con el jardín.

Más tarde disfrutan del almuerzo, y después trabajan otro rato en el jardín, según sea necesario y de acuerdo al clima. También si hay que ir a comprar cualquier tipo de materiales que sea necesario para el jardín pues lo hacen, y por las tardes disfrutan explorando y observando la vista del jardín, del ruido de los árboles y del tren que pasea por el propio jardín.
Cuando no están trabajando afuera en el jardín porque es tiempo de invierno, trabajan adentro en la casa, construyendo nuevos edificios que serán añadidos al área del jardín y reparando lo que haya que reparar. También hay que limpiar y seguir construyendo y edificando nuevos carriles del tren.

Ahora todo el jardín está compuesto de plantas que no se dañan con la nieve, que son de bajo mantenimiento. Al llegar la primavera las plantas empiezan a revivir y a reflorecer solas.

Durante la temporada invernal hay que levantar algunas casas y edificios y guardarlas para que no se vayan a dañar con la nieve, ya cuando se empieza a ir la primavera y llega el verano hay que empezar el acomodo otra vez de todos los edificios y casas.

Asimismo, se requiere limpiar todo en general para que este todo presentable para las exposiciones abiertas a la comunidad, que por lo regular empiezan en el verano y a veces son cada otro fin de semana, según lo permita el clima.

Con el tiempo han explorado diferentes ideas y han hecho cambios en la decoración. Uno de los cambios que nos mencionaron fue que, en las vías del tren, antes no tenían puentes y ahora sí, incluso hay unas vías que van hacia la parte de enfrente de la casa por las dos diferentes entradas al jardín y otro puente que está cerca del balcón.

En conclusión, es una visión muy bonita que siempre se tiene que estarla trabajando y explorando nuevas ideas para mejorarla cada vez más….

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: