Opiniones y Editoriales

Desde El Diván

¿Qué tipo
de foco eres?

¡Hola queridos lectores!!! Esta semana fue de esas semanas que me puse a checar a la gente en su habitat, me fui a un Starbucks y comencé aobservar, cómo algunos iban, venían, se relacionaban unos con otros, como otros de manera solitaria caminaban y me di cuenta de lo mucho que transmitimos con el solo hecho de estar, si de estar ahí.

De repente se me vino la idea de que somos como focos, algunos son ahorradores, otros con un voltaje muy bajo, otros con un voltaje medio y otros que irremediablemente no pueden esconder la energía que proyectan.

Hoy la mayoría se comporta como un foco ahorrador proporciona luz pero quiere ser de bajo costo, quiere ser de conveniencia para todos, que todos lo quieran, que todos lo busquen pero no quiere gastar.

No invierte su energía total en transmitir eso que porta, tal vez porque en el fondo no es lo que aparenta ser. No quiere ser un costo para que otros no sean un costo para el asi que se mantiene ahi, solo ahi.

Tristemente abundan los de muy bajo voltaje, esos que caminan por ahí sin transmitir casi nada de luz,cargan con sus tristezas y penas las 24 horas del día y se puede apreciar a simple vista, llega un momento que sientes que te roban hasta la energía para poder seguir viviendo .
También están aquellos que son de alto voltaje, esos que cuando entran a cualquier lugar es inevitable voltear a verlos, esos que de verlos te sacan una sonrisa y hasta piensas“ de que planeta salio este, anda tan sonriente”.

Estoy segura que todos los tipos de “focos” pasan por ciertas circunstancias en la vida, dolorosas, de stress, alegres, de derrota pero unos han sabido brillar más que otros, aunque todos en general somos casi iguales lo que nos diferencia es la actitud con la que enfrentamos las circunstancias.
La actitud con la que decidimos no perder sino aprender de lo que nos sucede para estar preparados para lo que sigue y seguir disfrutando de las experiencias que tenemos.
No cabe duda que estos tiempos están llenos de correr, hacer, pretender, crecer y hacer todo en el menor tiempo posible y de manera muy original o única pero debemos de aprender a parar para recargar esas energías en las cosas que nos llenan y nos hacen crecer para seguir brillando.

Afortunadamente esas cosas suelen ser aquellas que no compras, que no tienen un valor monetario aquellas que muy probablemente tienes a tu alrededor.
Si tienes alguna duda o comentario comunicate conmigo a divandenver@gmail.com

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: