Opiniones y Editoriales

El Diario de Atenea

El racismo:
víctimas y
victimarios

Con todo el revolú que está ocasionando la política actualmente, tanta tensión y desacuerdos, siempre se está buscando la razón por todo ello y la que resalta más hoy en día es la de discriminación y el racismo.El racismo es definido como una doctrina que exalta la superioridad de la propia raza frente a las demás basándose en caracteres biológicos. También como un sentimiento de rechazo hacia las razas distintas a la propia.

Últimamente, en nuestra comunidad Hispana se comparten sentimientos de resentimiento por comentarios que supuestamente originaron con el actual presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump.
Se escucha de muchos casos donde personas caucásicas exclaman comentarios racistas hacia los Latinos.

Como a mí me gusta analizar las cosas más allá de la superficie, todo esto de racismo me causa muchas inquietudes y preguntas. Primeramente, me pregunto si el racismo es una condición que proviene de la personalidad o de la mente.

Según la Asociación Psiquiátrica Ame ricana, el racismo no es clasificado bajo su lista de desórdenes mentales ya que muchos psiquiatras consideran el racismo como un problema cultural y social y no un asunto de patología individual.

Entonces esto posiblemente significa que los comportamientos racistas son aprendidos con el tiempo y no instalados de nacimiento.
No obstante, cuando miramos omniscientemente un altercado racista, podemos observar que existe el victimario y la víctima. Es decir, para que un comentario racista tenga éxito, debe de existir el que lo divulga, y el que lo recibe.

Personalmente, estoy en contra de hacer sentir a otras personas menos sea cual sea la razón. Cuando me pongo a observar a mi comunidad Hispana y como por lo general hablan como las víctimas de este concepto de racismo, no puedo evitar identificar la doble moral.

Durante toda mi vida, he escuchado a muchas personas Hispanas referirse a otras razas con el mismo desprecio que ellos dicen ser supuestas víctimas. Y lo que es peor, que la raza de la cual ellos más critican y desestiman, es su propia raza Latina.

Para mí esto me causa muchos sentimientos encontrados de tristeza y rabia. Especialmente porque yo en lo personal siendo Latina, he sentido discriminación racial más de Latinos que de otra raza incluyendo los caucásicos. Al ser primera generación de padres Hispanos en EEUU, expresiones como “ya se cree Gringa,” y “el nopal en la cara,” son unos de los muchos que he tenido que escuchar ya sea comentarios dirigidos a mi persona ó a otras personas en mi situación.

Claro, no todos los Hispanos tienen este comportamiento, así como no todos los caucásicos, afroamericanos, asiáticos ó europeos. Entonces, para mi cualquier comentario negativo ya sea racista ó con la intención de denigrar, lo tomo de quien viene individualmente y no de toda su raza.

Mientras escribía esta columna mi sobrina de 8 años se me acercó y le pregunte si sabía que es el racismo y me contestó que no. Entonces le dije, ojalá nunca lo sepas. A lo que me contesto: “Talvez lo sabré cuando este grande”.

El racismo para mi es una excusa de las personas para sacar sus frustraciones internas hacia los demás. Ultimadamente, todos somos espejos de todos donde si una persona es feliz con su vida, mirara esa felicidad reflejada en los demás y si no lo es, igual mirara a las personas con esa perspectiva, independiente de que raza sea la víctima o el victimario.

Deja un comentario / Leave a Reply

  • Edición Actual

  • Suscríbete por correo electrónico

    Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo electrónico.

  • Archives

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: