Cancelaciones de la línea A de RTD por escasez de personal

El tren suburbano de la Línea A del Distrito de Transporte Regional es una forma conveniente de ir y venir del aeropuerto de Denver, pero últimamente ha tenido una mala reputación.

“Uno quiere poder usar el tren, pero cuando no llegan a tiempo, realmente no ayuda en nada”, dijo Andrew Chiricosta, cliente de RTD.

La Línea A ha estado plagada de retrasos y cancelaciones. Solo el viernes, la agencia había cancelado al menos 14 viajes a la 1 p. m., según las alertas de su servicio en línea, porque cada viaje carecía de un “segundo miembro de la tripulación exigido por el gobierno federal”.

“Si no pueden venir a trabajar o pierden un turno, y no podemos llenar ese puesto de segundo miembro de la tripulación, tenemos que cancelar el viaje”, dijo Tina Jaquez, gerente de relaciones públicas de RTD.

La compañía contrata a sus oficiales de seguridad de tránsito de la Línea A a través de Allied Universal, y deben estar armados y capacitados en los procedimientos de trenes suburbanos como parte de un acuerdo con Denver Transit Partners, que opera las líneas A, B y G.

Un portavoz de Allied Universal dijo que la escasez de personal se debe a la pandemia de COVID-19. Según Jaquez, la cantidad de personal que la empresa de seguridad proporciona a RTD se redujo en un 30 % el jueves.

Debido a los estrictos requisitos para trabajar en la Línea A, RTD no puede sacar a los oficiales de tránsito de cualquier línea.

“Si tienen poco personal, y si tienen poco personal capacitado para estar en una línea de trenes de cercanías, ahí es donde tenemos escasez”, dijo. “Es un desafío para todos nosotros porque queremos brindar el nivel de servicio que tenemos programado”.

Si bien RTD trabaja para encontrar otra forma de solucionar el problema del personal y el requisito de que los oficiales de tránsito en la línea A estén armados, Jaquez recomienda suscribirse a las alertas de la agencia para que los clientes sepan lo antes posible si hay un retraso o una cancelación.

“RTD envía alertas de servicio tan pronto como se nos notifica que el puesto del segundo miembro de la tripulación no se puede cubrir.

Si podemos llenar el turno después de que se haya enviado la alerta, enviamos un correo electrónico actualizado para notificar a los clientes que el viaje se llevará a cabo. Nunca se cancelan dos viajes seguidos, sino que movemos personal para cubrir los viajes para garantizar que los trenes pasen cada 30 minutos”, dijo Jáquez.

Entre el domingo y el jueves de esta semana, RTD redujo al menos un 14 % de sus viajes en la Línea A. Sin embargo, en lo que va de mes, ese número es solo del 11,6%. La agencia puede pasar a intervalos de 30 minutos, en lugar de intervalos de 15 minutos, cuando sea necesario.

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Jefe de policía de Denver “muy decepcionado” por nuevo proyecto de ley de fentanilo

Read Next

El ‘alcalde de Pickleball’ de 71 años se entrega bajo orden de arresto por delito grave