• September 25, 2020

Ultimas Noticias :

Cómo prevenir las experiencias adversas en la niñez (ACE) para mejorar la salud en los EE. UU.

El primer análisis de este tema proporciona estimaciones integrales del potencial para mejorar la salud de las personas en los Estados Unidosmediante la prevención de las experiencias adversas en la niñez (ACE, por sus siglas en inglés).

Las ACE pueden incluir ser víctima de abuso, ser testigo de violencia o de uso indebido de sustancias en el hogar y tener al padre o la madre en la cárcel.

La exposición a estas experiencias adversas puede producir respuestas al estrés tóxicas extremas o repetitivas, que a su vez pueden causar daños físicos y emocionales tanto inmediatos como a largo plazo.

Al menos 5 de las 10 principales causas de muerte están asociadas con ACE. Prevenirlas podría reducir los casos de enfermedades crónicas, los comportamientos de salud riesgosos y los problemas socioeconómicos más adelante en la vida.
Estos hallazgos aparecen en el más reciente informe de Signos Vitales de los CDC, el cual analiza las asociaciones entre las experiencias adversas en la niñez y 14 resultados negativos.

Los CDC analizaron datos de 25 estados que incluían preguntas sobre las ACE en las encuestas del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento (BRFSS) desde el 2015 hasta el 2017.
Los datos de las encuestas a nivel estatal se usaron para estimar los resultados de salud y sociales a largo plazo en los adultos que contribuyen a las causas principales de enfermedad y muerte, y que redujeron el acceso a oportunidades en la vida.

Robert R. Redfield, M.D., director de los CDC dijo: “Ahora sabemos que las experiencias adversas en la niñez tienen un impacto significativo en la salud futura de las personas”.
“Prevenir las experiencias traumáticas en la niñez e iniciar las intervenciones clave cuando ocurran, reducirá las consecuencias para la salud a largo plazo y beneficiará el bienestar físico y emocional de las personas hasta que se hagan adultas”. Las ACE son frecuentes y sus efectos se acumulan con el tiempo

Los científicos de los CDC analizaron datos de más de 144,000 adultos y encontraron lo siguiente:
» Las ACE están vinculadas a problemas de salud crónicos, de salud mental, de uso indebido de sustancias y a menores logros educativos y ocupacionales.
» Prevenir las ACE tiene el potencial de reducir causas principales de muerte como enfermedades cardiacas, cáncer, enfermedades respiratorias, diabetes y suicidio.
» La prevención de las ACE también puede tener un efecto positivo a nivel educativo y laboral.
Hallazgos clave
» Los adultos que reportaron el mayor nivel de exposición a ACE en la niñez tuvieron mayores probabilidades de presentar afecciones crónicas, depresión, tabaquismo corriente, consumo excesivo de alcohol y problemas socioeconómicos (como desempleo en ese momento), en comparación con aquellos que reportaron no haber tenido estas experiencias adversas.
» Las mujeres, los indoamericanos o nativos de Alaska y los afroamericano o personas de raza negra tuvieron más probabilidades de tener cuatro o más ACE.
» Prevenir las ACE habría podido reducir la cantidad de adultos que tuvieron enfermedades cardiacas en hasta un 13 %: hasta 1.9 millones de casos evitados, usando las estimaciones nacionales del 2017.
» Prevenir las ACE habría podido reducir la cantidad de adultos que tuvieron sobrepeso u obesidad en hasta un 2 %: hasta 2.5 millones de casos de sobrepeso u obesidad evitados, usando las estimaciones nacionales del 2017.
» Prevenir las ACE habría podido reducir la cantidad de adultos con depresión en hasta un 44 %: hasta 21 millones de casos de depresión evitados, usando las estimaciones nacionales del 2017.
Los CDC trabajan para prevenir las experiencias adversas en la niñez y para disminuir sus efectos negativos. Entre esos esfuerzos se incluyen:
» Educar a los estados y comunidades acerca del apoyo social y económico eficaz que aborda las dificultades financieras y otras condiciones que ponen a miembros de las familias en riesgo de ACE.
» Animar a los empleadores a adoptar y apoyar políticas favorables a las familias como las licencias familiares remuneradas y los horarios de trabajo flexibles.
» Aumentar el acceso a los programas que mejoran las destrezas de los padres y de los jóvenes para manejar el estrés, resolver conflictos y reducir la violencia.
» Mejorar el ambiente escolar para reducir el impacto de las ACE y prevenir traumas adicionales.
» Educar a los proveedores de atención médica para que reconozcan los riesgos presentes en los niños y los antecedentes de experiencias adversas en la niñez en adultos, y para que remitan a los pacientes a servicios y apoyo familiar eficaces.
Los CDC animan a las comunidades a aprovechar la mejor evidencia disponible y unirse a los esfuerzos para prevenir las ACE.
Todos pueden ayudar: los padres, maestros y consejeros escolares, líderes religiosos, líderes empresariales, profesionales de atención médica y organizaciones caritativas.
¿Qué puede hacer cada uno para ayudar a prevenir las ACE?
» Reconocer los problemas que enfrentan las familias, y ofrecer apoyo y ánimo para reducir el estrés.
» Apoyar los programas comunitarios y las políticas que proporcionan condiciones seguras y saludables para todos los niños y las familias.

Mary Flores

President / Editor

Read Previous

Llegó la etapa esperada por todos

Read Next

Inicia la sesión legislativa 2020

Leave a Reply

Your email address will not be published.