Ultimas Noticias :

Contabilidad en los libros del gobierno de Polis son un total completo desastre

Sabíamos que los cierres del gobernador Polis cuestan a las pequeñas empresas cantidades incalculables de efectivo, pero también resulta que sus subordinados en el Departamento de Trabajo de Colorado no están completamente seguros de lo que hicieron con los dólares de impuestos recaudados de las empresas de Colorado.

Una auditoría estatal del departamento publicada esta semana no pudo verificar la contabilidad de cientos de millones de dólares que ingresaron y salieron de la agencia.

La auditoría, que cubrió el año fiscal 2020 hasta el 30 de junio, no pudo verificar $510 millones en primas pagadas por empresas y $872 millones en reclamos de desempleo pendientes.

La auditoría mordaz plantea una posibilidad políticamente incómoda para Polis de que el estado simplemente haya incinerado una cantidad incalculable de dólares de los impuestos sin rendición de cuentas.

La aterradora verdad es que no hay forma de saberlo con certeza porque sus libros son un completo desastre.

Aquí está el truco: el departamento culpó a la orden ejecutiva de Polis del 20 de marzo del año pasado de que no mantuvieran registros adecuados de los posibles pagos excesivos de beneficios que ordenaba pagar a los trabajadores desplazados dentro de los 10 días.

Aparentemente, Polis nunca cuestionó la decisión de la agencia cuando adoptaron el enfoque de pagar ahora y verificar más tarde.

Todo un descuido para un director ejecutivo supuestamente experto en finanzas con una experiencia lucrativa en el sector privado.

En cierto modo, te hace preguntarte cómo es que Polis ganó dinero. Imagínate.

¿Todo un descuido? ¿Y porqué, a dónde se fue el dinero, a que bolsillo fue desviado?

La asombrosa auditoría se produce inmediatamente después de la inmensa disfunción que ha experimentado el departamento de trabajo al abordar los reclamos de desempleo y distribuir los beneficios de manera oportuna.

El gobernador Polis anteriormente culpó de la acumulación de reclamos a la tecnología de back-end anticuada.

Polis se negó a aceptar la responsabilidad por el fiasco a pesar de que el sistema obsoleto no fue abordado por completo hasta hace poco, tanto por su administración como por el exgobernador Hickenlooper durante ocho años.

El estado implementó recientemente una actualización técnica, aunque no ha resuelto todos los problemas.

Tal como está, el fondo fiduciario de beneficios por desempleo tiene casi $1 mil millones bajo el agua, o bajo la mesa que se repondrá con aún más primas pagadas por las empresas de Colorado.

Aún no se sabe si Polis emitirá un reembolso a los propietarios de pequeñas empresas cuyas finanzas han sido completamente arruinadas por sus cierres e incompetencia.

Pero sabemos que a Polis no le importan las pequeñas empresas, con estos cierres lo que esta buscando es matarlas como ya se ha visto anteriormente de muchos pequeños negocios que no pudieron sobrevivir a los mandatos del rey Polis.

Mary Flores

President / Editor

Read Previous

Hombre de Nueva York arrestado por viajar a Nueva Jersey para tener relaciones sexuales con un menor

Read Next

Alcalde de Aurora, Coffman, demanda a la propia ciudad

Leave a Reply

Your email address will not be published.