• September 16, 2021

Ultimas Noticias :

Cuentos de un Viajero

Por Jose Reyes
Por Jose Reyes

Nosotros Determinamos
El Nivel…

Viajando a través de los EE.UU., me cruce con nieve en Buffalo, lluvias diarias por las tardes en Orlando, calores húmedos como de sauna en Houston, y apenas pase una carretera inundada en mi camino hacia Austin.

Shortstop Elvis Andrus, jugador de béisbol de los Rangers de Texas. (Foto de Jose Reyes).
Shortstop Elvis Andrus, jugador de béisbol de los Rangers de Texas. (Foto de Jose Reyes).

En un día de sueño en Arlington finalmente me alcanzó una tormenta con peligro de inundaciones. De todos modos decidí correr de la tormenta a mi motel porque sólo estaba a unas cuadras de distancia. Por desgracia, aunque estaba hasta ese punto seco un extraño decidió que sería divertido salpicarme con agua.
Ese momento casi arruinó mi día, pero por suerte, la bolsa de basura que yo llevaba sobre mi protegió mi computadora que tenía todas mis preciadas fotografías y vídeos de todo mi viaje.

El estadio de los Rangers se encuentra en vistas de el estadio enorme de los Dallas Cowboys, y durante mi paseo hacia el juego de béisbol tuve la oportunidad de tomar fotos de el estadio. Una vez que llegué a Globe Life Park, empecé a tomar fotos del lindo estadio. Lo que siempre me llamó la atención de ese estadio era el centro del el campo.

La estructura me recordó que Texas es parte de el sur, y que tiene influencia del sur hasta hoy, buenas y malas. Una vez llegando a la casilla de prensa me acomode cerca de los medios de comunicación japoneses. A través de mis cuentas de medios sociales compartí lo que ocurría, y rápidamente averigüe que es esfuerzo y atención lo que se requiere para mantener a los aficionados informados durante un evento en vivo.

Los Red Sox de Boston estaban introduciendo su futuro lanzador estrella, el Venezolano, Eduardo Rodríguez. En ese juego fue su primer debut en las grandes

Estadio de los Rangers de Texas.
Estadio de los Rangers de Texas.

ligas, y fue contra el estrella de los Rangers de Texas, Nick Martínez.
Ese juego fue un duelo de lanzadores latinos, y ambos lanzadores hicieron su parte para mantener su equipo a el frente.

Mas tarde en el vestuario después de el juego, un compañero de El Paso, Eleno Ornelas, locutor de Radio en Español para los Rangers, me informó de que Nick es de origen cubano.

Me gustó ese juego porque pude ver cómo reaccionaban los lanzadores a los momentos difíciles. Ambos mantuvieron su compostura, aunque hubo situaciones que podrían haber costado puntos.

La mayoría de los mejores bateadores se mantuvieron bajo control con sus lanzamientos fuera de balance.

El tercera base de los Red Sox, Pedro Sandoval, al fin termino 5-1, y el hijo pródigo de los Rangers, Josh Hamilton, marcó el único punto para su equipo, en su regreso a su viejo equipo. Lamentablemente, mi equipo perdió 5-1 cuando las carreras se hicieron en las ultimas entradas del juego. Al fin de todo, los que ganaron fueron los fanáticos del béisbol porque fue un increíble juego de lanzamiento.

Una vez que el juego terminó, nos dirigieron a la sala de vestuarios, y tuve el privilegio de entrevistar a Nick Martínez, quien para mi gusto lanzo un súper juego. Si usted lo viera en la calle, usted podría preguntarse qué personalidad podría tener el, por su gran barba.

Afortunadamente, yo no me preocupo de apariencias exteriores, de modo que me acerqué a él y aunque se parece que es muy accesible cuando lo conoci en realidad fue más accesible, conocí quien era el en realidad.
El fue súper profesional, amable, y lo que mas llamó la atención fue su gran humildad. Le dio todo el crédito a su catcher lo cual llamo el juego y el creo en sus lanzamientos.

Tuve la oportunidad de ver grandes jugadores como Prince Fielder, Shin-Soo Choo, y apenas perdí entrevistar a Josh Hamilton.
Alcance a entrevistar a el Shortstop Elvis Andrus, cual mi amigo, Omar Quintanilla, inició en el lugar de el durante su tiempo de recuperación de una lección. Tristemente mi compañero duro nomas un corto tiempo con los Rangers. Elvis hablo muy bien de mi amigo Omar, y dijo que era una persona trabajadora y entregada al béisbol, pero también muy callado.

Cual quier fanático de las Grandes Ligas de Béisbol soñaría de un día como ese. A veces nadamas se vive ese tipo de oportunidades en la vida una vez. La oportunidad de ver a la gente que admira uno, y lo más bonito poder hablar con esas peronsas profesionales que ayudan a mantener a uno optimista e inspirado mientras uno trabaja hacia nuestras propias metas y sueños.

Todos estos caballeros han trabajado y siguen trabajando duro para mantener lo que han logrado. Batallan con situaciones dentro como fuera del campo. Algunas de estas súper estrellas luchan mental, emocional y físicamente con su pasados y presente. El amor por sus familias les ha ayudado a seguirá teniendo éxito en lo que aman.

Mi día fue perfecto hasta el momento en que me salpico con agua esa persona, y casi arruinó mi día, pero luego pensé en todos aquellos profesionales que había conocido y visto. Sus vidas no han sido perfectas, pero continúan con éxito ya que miran todo como aprendizaje, y lo más importante es que ellos saben que llegara otra oportunidad.

Realmente fue un día inolvidable, y un comentario que se me quedo grabado fue la breve entrevista con Elvis Andrus, en cual le mandaba palabras de aliento a sus seguidores.
“Nada es imposible, la barrera se la coloca uno, trabajen duro y cosas buenas se cosecharan”.

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

El reencuentro entre padres e hijos

Read Next

CINEMANIA

Leave a Reply

Your email address will not be published.