• February 7, 2023

Ultimas Noticias :

DPS instala sensores para monitorear calidad del aire en las escuelas

Las Escuelas Públicas de Denver instalan sensores para monitorear la calidad del aire en las escuelas en tiempo real.

Esta semana, la Comisión de Control de la Calidad del Aire del estado está escuchando testimonios públicos sobre su plan para reducir la contaminación por ozono en Colorado.

El plan promete que el estado cumpla con los estándares federales de la Ley de Aire Limpio de 2008 para 2027.

Mientras los funcionarios debaten los méritos de la propuesta, las Escuelas Públicas de Denver (DPS) no esperan para abordar la calidad del aire para sus estudiantes.

Este año, el distrito instaló cientos de sensores en todas sus escuelas para monitorear la calidad del aire. El distrito dedicó $1.5 millones de sus fondos federales al programa.

Los sensores monitorean los niveles de dióxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles, monóxido de carbono, ozono, formaldehído y más.

“Además, nuestra plataforma IoT nos permite capturar datos de rendimiento de energía y HVAC para ayudar a los administradores de propiedades a mejorar la calidad del aire interior sin sacrificar la sostenibilidad”, dijo en una declaración a Denver7.

Luego, las escuelas y el distrito reciben los datos en tiempo real para que puedan hacer cambios por el bien de los estudiantes.

“En tiempo  real,  podemos cambiar un filtro, podemos cerrar o abrir ventanas, cerrar o abrir puertas y saber si hay demasiados estudiantes en un área en particular”, dijo el vocero del distrito, Javier Ibarra.

Hasta ahora, el distrito ya ha notado puntos de datos interesantes de los sensores, como las escuelas que experimentan un alto nivel de partículas en los días calurosos.

En un caso, el distrito notó un aumento en una escuela alrededor de las 9 a. m. todos los días y pudo deducir que el personal de la escuela estaba rociando aerosoles como Febreze en el aire a la misma hora, por  lo  que  pudo  adaptarse.

“Como se pueden imaginar, tenemos muchos edificios que son edificios históricos.

Entonces, actualizar algunos de esos edificios puede costar bastante  dinero”, dijo Ibarra. “Lo que  esto ayuda es a largo plazo, podremos  hacer cambios en  nuestro  sistema de calidad del aire”.

Es un  paso  que a nima  a  los  ingenieros ambientales como Mark Hernandez de la Universidad de Colorado en Boulder.

Ojala que las Escuelas Publicas de Denver también muestren interés en instalar aires acondicionados para aquellas escuelas que no tienen  aire,  ya  que  los  que  vienen  pagando las  consecuencias son los estudiantes y los maestros que son los que están ahí todo el día.

Read Previous

Escuelas deben volver a enfatizar las habilidades comerciales

Read Next

Xcel busca aumentar las tasas casi un 24% en tres años