Inspiración

El Poder de Nosotros

Por Pastor Pedro H Gonzalez

Seguimos avanzando en este apasionante tema de La administración, la gerencia y los negocios, a la manera en que los enseña Dios en su palabra. Nada puede hacer mas exitoso al empresario, al dueño de pequeños negocios, al gerente y administrador de empresas como el apego a los principios bíblicos de la administración y gerencia.

La iglesia de Cristo enfrenta muchos retos hoy en día y uno de ellos es el de hacerse auto sostenible económicamente para que se haga viable, es decir para seguir funcionando de acuerdo al llamado y el propósito que la encarno; aquí hay que decir que la iglesia no es una organización sino el verbo encarnado, un organismo, un cuerpo que mientras estuvo en la tierra, se llamó Jesús pero que hoy día, luego de la resurrección del Cristo, se llama iglesia, cuerpo del cual Cristo es la cabeza, eso en si es un misterio que solo podrá ser entendido o conocido mediante el Espíritu Santo, entendiendo que quien no ha nacido de nuevo no tiene al Espíritu Santo.

La iglesia de Cristo tiene un propósito que está ligado al propósito eterno de Dios, el cual es darse a conocer como Padre y reconciliar al hombre consigo. Ese propósito se encuentra expresado en Efesios 3:10 “Para que la multiforme sabiduría de Dios sea AHORA dada a CONOCER por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, conforme al PROPOSITO ETERNO que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor”.
Sobre esto hay mucho que podemos decir y algo que debemos decir: Una cosa es ver a Dios en la perspectiva de Dios y otra cosa es verlo como Padre, así entendemos que Su multiforme sabiduría puede y debe ser manifestada al mundo actual ahora. Cuando la biblia habla de lugares celestiales, se refiere a ámbitos de gobierno, de altura, de preminencia, es bueno decir que esta expresión de “lugares celestiales” se da solamente en el libro de efesios y allí la encontramos repetida 5 veces.

Uno de los lugares celestiales en los que la iglesia debe moverse es precisamente la economía y por eso sostengo que es necesario que seamos auto suficientes y esto no se trata de que cada miembro aumente sus ofrendas o su diezmo, se trata si, de que cada miembro se haga empresario, se haga altamente productivo, pero también que cada empresario se haga pastor de su propia empresa, dando a conocer a cada uno de sus empleados la multiforme sabiduría de Dios y como puede cada empleado hacerse participe de las inescrutables riquezas del reino.
Manejar una empresa es una tarea que requiere muchos conocimientos, destrezas y habilidades.

El conocimiento se puede obtener de gente que sabe como hacer negocios a la manera y bajo los postulados del mundo o de la biblia y bajo los principios de Dios.

Uno de los mayores retos de hacer empresa es hacerse del recurso humano adecuado, hacerse multiplicador de líderes, estar constantemente entrenando y capacitando a su personal, para que de lo mejor de si mismo, ensenándole a amar la empresa como si fuera propia y para esto darle sentido de pertenencia.

Jesús a la edad de doce años fue encontrado en la sinagoga debatiendo con los doctores de la ley y dijo sin dudarlo: “En los negocios de mi padre me es necesario estar”. Cuando usted logre impregnar en sus empleados esa misma mentalidad, exponer su visión de tal manera que cada empleado se sienta identificado con ella, usted lograra entonces que cada uno de ellos se apropie de la empresa y la sienta suya.
Sobra decir que ellos deben ver en usted un genuino interés por sus propias vidas, a la manera como un padre se interesa en que sus hijos progresen y salgan adelante, mientras usted haga empresa pensando solamente en su propio beneficio, le puedo asegurar que el camino al fracaso será corto, pero si lo hace teniendo el bienestar de muchos, el bienestar común en mente, le aseguro también que el camino al éxito esta asegurado.

En la biblia se nos dan dos mensajes clarísimos que no podemos pasar por alto y que actúan como principio del éxito. El uno dice: Quien se quiera salvar, niéguese así mismo. Esto es dejemos atrás el egoísmo. El otro dice: Cristo en NOSOTROS la esperanza de gloria. Es que “nosotros” siempre será más poderoso y traerá mas gloria que yo. Nosotros siempre será más fuerte que yo. El “nosotros” lograra cosas que jamás el yo podrá lograr, y si usted no está dispuesto a negar su yo, si el motivo que lo impulsa a hacer empresa no esta inspirado en NOSOTROS, es posible que tenga éxito por un tiempo pero si lo que quiere es una empresa que verdaderamente alcance el éxito y logre impactar el mundo, usted debe pensar en grande y eso quiere decir pensar en que la operación de su empresa, cualquiera que ella sea, se de a partir del NOSOTROS.

Espero que si ya es empresario pueda a través de este principio expuesto hoy aquí, crecer su empresa o negocio a niveles nunca antes vistos, y si hasta ahora esta pensando en arrancar su negocio, lo haga pensando en las necesidades de otros y no de las suyas propias, sus sueños son una cosa, distinta de sus necesidades, para alcanzar sus sueños y eliminar sus necesidades solo piense en la manera de solucionar los problemas de otros y solventar las necesidades de muchos.
Por lo demás, no todo esta hecho, solo piense en esto y vera que le he dado una fórmula de éxito y progreso sostenible. Un abrazo amado lector.

Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St.
Englewood, CO 80113
Horarios de servicio Domingos 12:30 pm Búsquenos en Facebook y YouTube como Iglesia Embajada del Reino.
Le esperamos.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: