Ultimas Noticias :

El Siguiente Paso

Por Pastor Pedro H Gonzalez

El tiempo de pandemia como lo llamó el mundo no hizo otra cosa que poner nuestra mirada y nuestro enfoque en las cosas que estaban mal, en nuestras posibilidades y en lo que está pendiente por hacer. Dios al permitir que esto llegara le abrió una puerta a la iglesia para que se decida y se permita actuar fuera de la caja de tradiciones que la religión había impuesto.

Nos dimos cuenta que somos la iglesia en verdad y que los edificios no son más que locales que le dan un espacio a nuestra manifestación de fe permitiéndonos congregarnos masivamente. También descubrimos nuestras fallas y nuestras debilidades, aprendimos a hacer uso (a la fuerza para muchos) de herramientas tecnológicas, de distintos y alternativos medios de comunicación. Entendimos que estar congregados es mucho más y va más allá de solamente reunirnos un domingo en la mañana o un miércoles en la tarde.

Nos dimos por enterados que hay creyentes del edificio, creyentes religiosos e hijos de Dios. Parece como si una aplanadora nos hubiera pasado por encima haciéndonos doler cada hueso espiritual para plantarnos de frente a una realidad que aunque muy obvia no veíamos antes. Sin embargo todo esto fue solo el principio de algo grande, mucho más grande que en la mente de Cristo ya está consumado.

La iglesia debe a partir de ahora llenarse de la visión celestial tal como lo hizo el Apóstol Pablo cuando le fueron cerrados sus ojos físicos para que pudiera abrir sus ojos espirituales.

Estamos siendo procesados en lo físico para que pueda despertar el hombre interior, el espiritual, el verdadero. Se nos pide ahora movernos en el poder del Espíritu Santo que ahora nos habita, la ley mosaica tan puramente inspirada ya cumplió su cometido y ahora se nos presenta en Cristo una gracia que echa por tierra toda condenación y nos permite abrirnos a la realidad del propósito eterno de Dios y del propósito personal de cada quien así como también el propósito corporativo de la iglesia.

Debemos dar el siguiente paso. Los niños han sido devueltos a nuestros hogares para que nos apersonemos de su educación y sobre todo de su formación. Ahora es el tiempo de aprovechar las circunstancias actuales para arrebatarle nuestros hijos a un sistema que pretende confundirlos en su identidad sexual y desviarlos en grado sumo de lo bello y lo mejor que Dios les ha dado, su identidad de hijos.

Podemos hacer dos cosas como individuos y como cuerpo; o nos sentamos a llorar sobre la leche derramada o nos llenamos de entendimiento acerca del para qué de esta situación y decidimos volver a las sendas antiguas donde el tiempo compartido en familia era tan importante.

Donde los padres modelaban por el ejemplo y no a larga distancia como a control remoto. Nos habíamos perdido, el norte se había vuelto sur y viceversa pero Dios en su sabiduría infinita ha puesto las cosas en orden de nuevo.

Es tiempo de que cada madre y padre de familia empiece a recuperar el terreno perdido en la crianza y la formación de sus hijos y empecemos a disfrutar más a conciencia el papel de padres, haciendo de este tiempo uno que jamás nuestros hijos olvidarán. No podemos caer en el error de cansarnos y fastidiarnos con ellos en casa. La iglesia debe ahora capacitar a los padres para la educación de los niños, ya basta de tener cuidado de niños en las congregaciones y empecemos a tener verdaderos ministerios formadores de líderes. La oportunidad está dada y solamente los entendidos de los tiempos la aprovecharán.

Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St
Englewood, CO 80113.
Tel: 720-218-3890

Horarios de servicio Domingos 12:30:00 pm Búsquenos en Facebook y YouTube como Iglesia Embajada del Reino.

Le esperamos.

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Jugó muy bien la Selección Mexicana

Read Next

Los Rockies en su serie inaugural

Leave a Reply

Your email address will not be published.