De Interés

Entre Tintero y Papel…

LA GRAN MURALLA VERDE

¿Saben Ustedes o han escuchado hablar del proyecto “La Gran Muralla Verde”?. Pues bien mis queridos lectores, para quienes no lo sabíamos, estees un proyecto de la Comisión para Combatir la Desertificación de las Naciones Unidas y The Global Mechanism, el cual tiene como objetivo plantar un cinturón de árboles en la región del Sáhel, una de las regiones del mundo considerada como la más afectada por el cambio climático, que causa sequías, hambrunas y conflictos por los recursos naturales, migraciones masivas.

Este proyecto no es nada nuevo, pues se dice que su idea original se remonta a la época Colonial, cuando el silvicultor francés Louis Lavauden acuño por primera vez la palabra desertificación para llevar a cabo la propuesta de que los desiertos que se estaban extendiendo debido a la desforestación, el sobrepastoreo y la degradación.

Este proyecto formalmente llamado “The Great Green Wall Initiative for the Sahara and Sahel Initiative”, en el que se tiene a 21 países participantes y con cuatro billones de financiamiento, cantidad que corresponde a la mitad de lo que se calcula cueste, así como a grandes socios como el Banco Mundial, la Organización de las Naciones Unidas para Alimentación o los Reales Jardines Botánicos de Reino Unido.

Las enormes sequias en el Cuerno de África y el Sahel a partir de la década de 1970 en adelante dieron motivos suficientes para que en el año de 2007 la Unión Africana aprobara la Iniciativa de la Gran Muralla Verde. Muchos lo percibieron como un plan para construir una pared de árboles de casi 8,000 km de largo y 15 km de ancho en todo el continente africano, desde el océano atlántico hasta el mar Rojo.

Este movimiento reforestador ya ha dado algunos frutos a la economía local, ya que miles de personas que antes pasaban hambre, hoy solo necesitan recorrer el muro verde en busca de trabajo; Senegal el país que más ha contribuido a la creación del muro con la plantación de once millones de acacias, especie autóctona muy resistente a largos periodos de sequía, recuperando con ello 27.000 hectáreas de tierra perdida, con casi dos millones de plantones, sobreviviendo entre el 70 y el 75% equivalente a unos 150 km.

Como vemos esta propuesta es muy ambiciosa, pues se pretende que para el año de 2030, se consiga haber restaurado 50 millones de hectáreas de tierra, a fin de dar seguridad alimentaria a 20 millones de personas y crear a su vez 350 mil puestos de trabajo, lo que a su vez sería una solución a la desertificación, el hambre, la falta de empleo, detener la explotación de 250 millones de toneladas de carbón y la disminución de las grandes migraciones hacia Europa.

Este proyecto parecía muy fácil de describir; sin embargo, es más complejo de lo que parece, ya que existen opiniones contrarias al señalar que “un desierto es un ecosistema natural y saludable que no debe considerarse como una enfermedad”; otros más como Chris Reij, experto en gestión sostenible de la tierra, señala que: “Si todos los árboles que se han plantado en el Sáhara desde principios de 1980 hubieran sobrevivido, parecería el Amazonas. En realidad, han muerto el 80% o más”.

De acuerdo a la agenda de la Naciones Unidas para el desarrollo Sustentable, se establece como limite a la finalización del proyecto la Gran Muralla Verde el año de 2030, lo cual implicaría el tratamiento de 5 millones de hectáreas anuales.

Pese a las opiniones en contra, los nativos de estas tierras se mantienen optimistas por tan loable labor.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: