Ultimas Noticias :

Entre Tintero y Papel…

La Calaverita
Literaria

En esta época de Día de Muertos que corresponde a los días 1 y 2 de noviembre, se ha vuelto una tradición popular y parte del folclore Mexicano el que entre familiares y amigos se escriban las llamadas “calaveritas” que no son otra cosas que rimas escritas de manera satírica, chusca, divertida y de escritura ligera para hacer referencia a alguna cualidad o defecto de la persona a la que se le escribe, retratándola como si estuvieran muertas. Están escritas de manera que puedan expresar ideas y pensamientos que quieren decirse a la persona de manera indirecta.

Se dice que estas composiciones tienen su origen con los epitafios de Jorge Manrique y que las primeras calaveritas impresas se publicaron 1849 en el periódico “El Socialista de Guadalajara” en la segunda mitad del Siglo XIX a modo de caricaturas. En sus inicios fueron censuradas, ya que se utilizaban como medio para manifestar descontento hacia los políticos de la época.

Estos versos acompañados por regularmente por dibujos son comúnmente conocidos como “calaverita”, figura que fue creada por José Guadalupe Posada y bautizada con el nombre de “La catrina” por el muralista Diego Rivera y que se ha vuelto símbolo popular de la muerte, la cual está representada como una dama blanca y delgada añadiéndole nuevos atributos como ropa, porte y elegancia, tal y como puede verse en su obra “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”

A decir verdad, la historia de “La Catrina” inicia en los gobiernos de Benito Juárez, Sebastián Lerdo de Tejada y Porfirio Díaz, popularizándose este tipo de textos por la clase media y que criticaban tanto a la situación del país como de las clases privilegiadas en escritos burlones y acompañados de dibujos de cráneos y esqueletos se empezaron a reproducir en los periódicos llamados “de combate”.

Fue el célebre grabador José Guadalupe Posadas caricaturista e ilustrador y colaborador en medios informativos como “El Padre Cobos”, “El Ahuizote” y “La Patria Ilustrada” quien con sus críticas sociales evidenciaban las realidades de desigualdad e injusticia que en esa época porfiriana vivía el país y que le harían popular por sus dibujos de “calacas y calaveras” que ilustraban corridos e historias de crímenes a políticos, damas, toreros, etc.

En un principio bautizo a sus calaveras como “La Calavera Garbancera” que representaban al pueblo y a la situación de la época, donde el garbancero era aquel personaje que a pesar de tener sangre indígena intentaba ser europeo renegando de su propia cultura; por lo que su calavera sin nada más que un sombrero, representa al garbancero, pretendiendo aparentar lo que no era.

No solo Diego Rivera dio vida a la muerte representada por la calaca, si no también muchos artistas adaptaron la esencia de la figura esquelética, tal es el caso de Frida Kahlo quien también añadió esta enigmática la figura en algunas de sus obras.
Hoy en día, estas calaveritas no solo se escriben el Día de Muertos, sino además algunos días antes de su celebración, publicándose en periódicos, revistas y programas de televisión a nivel nacional haciendo mofa tanto de celebridades como de personajes importantes de la política. Afortunadamente como parte nuestra cultura Mexicana esta tradición sigue viva.

A modo de ejemplo puede citarse la calavera escrita por José Guadalupe Posada, “La muerte es democrática, ya que a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera”

“Estaba Doña Mary sentada bajo un limón, cuando llego la calaca y le dijo tú te vas conmigo en mi camión para armar un reventón” (NRV)

 

 

Nicolas Rangel

Awesome Author!

Read Previous

Broncos Vence en Tiempo Extra

Read Next

Intensifican Campaña por Cobertura Médica

Leave a Reply

Your email address will not be published.