• September 16, 2021

Ultimas Noticias :

Entre Tintero y Papel…

El Síndrome
de Ulises

Seguramente muchos de nuestros queridos lectores que han tenido la necesidad de migrar fuera de la tierra que los vio nacer han padecido o padecen el llamado “Síndrome de Ulises” o también conocido como “Síndrome del emigrante con estrés crónico y múltiple”, que no es otra cosa que un cuadro psicológico que afecta a los migrantes que viven en situaciones extremas y del que se calcula que hay más de 50 millones de personas en el mundo que padecen este síndrome. El nombre de este síndrome esta inspirado en el propio héroe mitológico Ulises, del cual se dice que ante las adversidades y peligros vividos durante mucho tiempo lejos de sus seres queridos, añoraba su tierra, pero estaba imposibilitado a volver a ella.

Ya habíamos dicho en artículos anteriores que el deseo y la esperanza de iniciar una mejor calidad de vida motiva y en ocasiones hasta obliga a una persona a migrar; sin embargo, esta decisión no siempre resulta fácil ya que este hecho puede llegar a ser tanto una experiencia enriquecedora como de crisis personal o familiar, puesto que cada persona lleva consigo cargas psicológicas de diversos tipos ante la incertidumbre que le deparan los retos de su nueva vida, desencadenando situaciones de estrés extremas difíciles de superar, ya que para nadie resulta fácil el tener que dejar familia, su tierra, costumbres ni amigos, pues a decir de muchos es como volver a nacer en tierras lejanas.

Se dice que los factores que desencadenan este tipo de síndrome pueden ser el hecho de sentirse culpables por haber abandonado a su familia, la tristeza, el desengaño por no encontrar lo que esperaban, el sentimiento de soledad, además de síntomas del área depresiva fundamentalmente la tristeza y el llanto, síntomas del área de ansiedad como la tensión, el insomnio, pensamientos recurrentes y la irritabilidad; síntomas del área de la somatización como falta de concentración, falta de apetito, fatiga extrema, molestias, dolor de articulación, dolor de cabeza y migrañas; síntomas del área confusional que pueden estar relacionadas con el incremento del cortisol y que en ocasiones puedes diagnosticarse erróneamente como trastornos psicóticos.

Las personas que padecen este trastorno se enfrentan a tres tipos de duelos o desafíos a saber: a) El duelo simple se da principalmente en adultos jóvenes y que al emigrar se van sin dejar cuentas pendientes, por ejemplo se llevan a sus hijos, no dejan padres enfermos y tienen la posibilidad de visitar a sus parientes; b) El duelo complicado que es donde se dejan atrás los hijos pequeños, padres enfermos, pero es posible regresar y c) El duelo extremo que es cuando se deja todo, ya sean hijos, padres enfermos, familia y sin posibilidad de regresar ni de poder traerlos o ayudarles.

Especialistas en el tema recomiendan a quienes padecen este síndrome tomar una serie de medidas tendientes a ayudarlos y en su caso superar este trastorno emocional, tales como consultar a un profesional de la salud a fin de llevar a cabo las terapias adecuadas para cada tipo de personas; estar en contacto permanente con sus seres queridos con el propósito de hacer menos pesado su sentimiento de culpabilidad y soledad; tomar técnicas de relajación y ejercicio físico para disminuir sus estados de estrés; una adecuada alimentación; asumir pensamientos positivos en todo momento, pensando en que las nuevas posibilidades económicas, personales y sociales que se le están ofreciendo van encaminadas a una mejor calidad de vida.
Por ultimo es necesario señalar que el “Síndrome de Ulises” no es un trastorno mental, sino un cuadro intenso de estrés.

 

Nicolas Rangel

Awesome Author!

Read Previous

Denver vence a los Pats

Read Next

Tu más grande reto no consiste en escoger entre lo bueno y lo malo, sino en escoger entre lo bueno y lo mejor

Leave a Reply

Your email address will not be published.