De Interés

Entre Tintero y Papel…

EL ASILO POLÍTICO EN LOS ESTADOS UNIDOS

El vocablo “asilo”, provine del latín asylum y este del griego “asylon, que significa lugar inviolable, o donde nadie puede ser molestado. Y es la ayuday protección que un Estado confiere a una persona extranjera que es perseguida en su país por motivos políticos.

Hoy en día es una práctica muy común de parte de los países de Centroamérica pedir asilo en los Estados Unidos de Norteamérica, lo cual implicaría permitir en caso de ser concedido, que las personas extranjeras puedan quedarse a vivir en los Estado Unidos y ganarse así un estatus legal y que con el pasar del tiempo puedan obtener una tarjeta de residencia permanente (grenn card), para que posteriormente sí así lo desea, obtener la ciudadanía.

Aunque cualquier persona que tema fundadamente que pueda ser perseguida o sufra persecución por motivo de raza, religión, opinión política, nacionalidad, la pertenecía a un grupo social, o en algunos casos cuando sean víctima de asalto sexual, violencia que califica para la (visa U), tráfico Humano (visa T), programa SIJ para niños y jóvenes solteros menores de 21 años que sufren abuso, negligencia o abandono y violencia doméstica, puede pedir asilo; sin embargo, este derecho no es tan fácil de concederse como parece, ya que la nueva política por parte del Gobierno de los Estados Unidos, misma que entro en vigor el pasado 16 de julio, limita considerablemente a quienes pueden solicitar asilo.

Para solicitar este derecho es requisito indispensable que el solicitante se encuentre físicamente en los Estados Unidos o en una de sus fronteras; sin embargo, las nuevas políticas, establecen que se aceptará la petición de asilo para aquellos migrantes que demuestren que previamente pidieron asilo al menos a un tercer país por que hayan pasado y que su solicitud haya sido rechazada, o que la solicitud provenga de victimas de forma severa de tráfico humano, como por ejemplo la esclavitud por señalar algún ejemplo.

Esta nueva política afecta a los migrantes de todas nacionalidades, con excepción de los mexicanos y canadienses, que no tienen que pedir asilo a un tercer país, toda vez que son vecinos geográficamente de los Estados Unidos.
La petición de asilo político puede ser afirmativo, ante el Servicio de Inmigración y Ciudadanía, y del cual los familiares inmediatos también pueden beneficiarse con este derecho, o defensivo, ante la Corte migratoria.

Para ciertos casos en los que se dé la negativa, se autoriza permanecer en los Estados Unidos aplicando alguna forma de consuelo a su deportación.
De acuerdo a datos Syracuse University, en el año de 2018, las cortes de los Estados Unidos decidieron un total de 42,228, de los cuales se negaron el 65%.

De un total de 8,232 solicitudes de latinoamericanos, solo se aprobaron 1.935 provenientes de El Salvador; de Honduras se aprobaron, 1.323; de 6.240; de 6.052 guatemaltecos, se aprobaron 1.138 y de 5.379 ciudadanos mexicanos, se aprobaron 780.
Causas por la que puede negarse el asilo:
– Cuando no se comprueba miedo creíble.
– Cuando se compruebe la comisión de algún delito grave o sea considerado un peligro a la seguridad nacional.
– Cuando se compruebe que estaba asentado de manera firme en un tercer país antes de ir a los Estados Unidos.
– Cuando no se cumpla el plazo de un año desde la última llegada al país para solicitar asilo.
– Cuando previamente la Corte le había denegado su solicitud.
Como podemos ver no resulta tan sencillo como parece solicitar asilo, por lo que lo más recomendable es asesorarse de un abogado especialista en esta materia.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: