Local

Exposición sobre la ley de educación sexual

Por Kristi Burton Brown, J.D.

Primera parte

La semana pasada, presenté una serie sobre la nueva ley de educación sexual de Colorado. Hubo mucha oposición a la HB 1032, el proyecto de ley propuesto en la legislatura de Colorado, que cambiaría nuestra ley de educación sexual en las escuelas públicas.
Si bien se hicieron varios cambios a la ley en el proceso, se aprobó y sigue siendo bastante peligrosa.
Esta semana, vamos a cubrir una de las razones principales por las que esta nueva ley es peligrosa para nuestros niños.
La nueva ley exige que, si una escuela enseña a los niños y adolescentes sobre el embarazo, debe informarles sobre todas las “opciones”. Define estas opciones como la crianza de los hijos, el aborto y la adopción. La ley además exige que los maestros deben presentar todas las opciones por igual. Están literalmente prohibidos de decirles a los niños o adolescentes que la crianza de los hijos es una opción mejor o más saludable o más segura que el aborto. La adopción, también, no puede ofrecerse a nuestros adolescentes como una mejor opción que el aborto que terminar con la vida de su propio niño pequeño. En cambio, el aborto debe enseñarse como igualmente válido, igualmente bueno.

Esto es una farsa. Es devastador para nuestros hombres y mujeres jóvenes que se les diga que no hay diferencia alguna en la elección de terminar con la vida de su bebé, en la elección de criar a su bebé o en la elección de una familia que pueda criar a su bebé.

En el mundo moderno de hoy, la adopción abierta es una opción. Los padres adolescentes pueden elegir a la familia con la que quieren que viva su bebé. La adopción es hermosa, posible y una opción maravillosa para los adolescentes que no sienten que están personalmente preparados para ser padres. Pero cuando el aborto se presenta en igualdad de condiciones, casi podemos garantizar que a nuestros adolescentes no se les dará una visión completa de cómo se ve realmente la adopción moderna y todas las opciones que tienen en el proceso. ¿Se les informará incluso que, en muchas adopciones, pueden incluso pagar todos los costos del embarazo, ropa de maternidad, vitaminas prenatales y otros costos similares?
Tratar el aborto como igual también evita que nuestros hijos comprendan la responsabilidad que conlleva participar en la actividad sexual. Cuando los adolescentes tienen relaciones sexuales, deben entender que esta decisión de un adulto viene con los resultados de un adulto: convertirse en padre.

Tan pronto como un niño es concebido, tan pronto como se crea una nueva vida, las personas que crearon a esta nueva personita son padres. No eligen ser o no padres. Ahora existe una nueva vida, y también los nuevos padres. Queremos criar niños responsables, no niños que puedan terminar con la vida de un bebé inocente para evitar la responsabilidad y que se les diga en la escuela que esta es una opción válida e igualitaria.
Hay tantas opciones de apoyo para los adolescentes que sos padres. Hay centros para el embarazo (texto “línea de ayuda” al 313131 para encontrar uno en su área) que ofrecen clases, conexiones con atención médica y asesoramiento emocional, suministros, ropa y más.
Los adolescentes que son padres pueden estar rodeados de una comunidad de amor y apoyo, y esto es lo que nuestras escuelas deberían ayudarles a encontrar, no decirles que el aborto es una opción igualmente válida.

Decirles a nuestros estudiantes que el aborto es una opción equitativa los llevará a creer que el aborto es una opción más fácil y más rápida, y hará que sus compañeros se nieguen a apoyarlos cuando elijan continuar con el parto y la crianza de los hijos.
Ponemos a nuestros hijos en situaciones difíciles cuando se enseña una “salida fácil” como una buena opción.
Finalmente, el aborto daña la salud mental de nuestros hijos. Cuando un día se den cuenta de que el aborto literalmente chupa y desgarra los miembros y las partes del cuerpo de su nuevo bebé, se darán cuenta de lo que hicieron.

Algún día llegarán a comprender que el aborto es violencia; no es una “elección”. El aborto es la muerte, y nunca es un derecho “igual”.
El aborto lastima a los niños, lastima a nuestros adolescentes, lastima a los padres, lastima a las familias y lastima a generaciones enteras.
Si nuestros hijos van a escuchar sobre el aborto en la escuela, primero debemos asegurarnos de que lo escuchen de nosotros.
Uno de los mejores recursos de hechos es www.abortionprocedures.com.

Puede encontrar los videos en español yendo aquí: https://www.youtube.com/playlist?list=PLRCroccSjXWSM6GYyPv_1on7ZKwAhs26j.
O también busque en YouTube los “procedimientos de aborto en español, acción en vivo” y asegúrese de hacer clic en los videos del canal de Acción en vivo.

Debemos educar a nuestros hijos sobre la verdad y los hechos antes de que sean expuestos a mentiras en la escuela.
Como padres, también debemos exigir que nuestras escuelas NO enseñen sobre el embarazo, y que se lo dejen a los padres.

Debemos reunir a nuestros amigos para hacer las mismas demandas para que a ningún niño o adolescente se le enseñe la mentira de que el aborto es una opción igual.

También puede invitar a los padres de su escuela y a los padres de los amigos de sus hijos para que vean los videos de Live Action para que sepan cómo hablar con sus hijos. Abra su casa, organice una reunión y difunda la verdad REAL.

Asegúrese de ayudar a otros padres a saber cómo encontrar un centro para embarazos en su área también. ¡Mande un mensaje de exto a la “línea de ayuda” al 313131 para encontrarlo! .

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: