• September 16, 2021

Ultimas Noticias :

Grupo VoterGA encuentra que auditoría en las elecciones del condado de Fulton es 60% incorrecta

A medida que más y más personas se siguen despertando y vamos volviendo a la normalidad también los negocios vuelven a abrir y muchos van regresando a sus trabajos en persona, ahora los padres de familia enfrentan el desafió del cuidado infantil para los hijos.

Muchos padres que trabajan fuera de su casa se enfrentan a la barrera del cuidado infantil y con muchas aulas cerradas o programas escolares de verano que aun no han regresado y debido a la falta de demanda e ingresos durante la pandemia, las opciones de cuidado infantil son muy limitadas y son un problema que afecta a la nación y a Colorado.

Megan Bock, quien es directora de programas del Consejo de Primera Infancia de Denver, dijo que “Lo que estábamos viendo ahora es que existe una demanda para que esos salones de clases vuelvan a abrir”, explicó.

Entonces “Si los padres buscan cuidado y no pueden encontrar cuidado para sus hijos, es probable que no tengamos suficientes maestros para brindar ese cuidado”.

Según una nueva investigación de Early Milestones Colorado, más del 64% de las familias se vieron obligadas a cambiar los planes de cuidado infantil durante el año que se vivió bajo las restricciones de la pandemia.

Eso también incluye a algunos trabajadores de cuidado infantil, que tuvieron que quedarse en casa debido al cierre de las aulas de sus hijos.

Las aulas de sus propios hijos estaban cerradas y ayudaron con el aprendizaje remoto, pero ahora necesitamos que nuestros educadores regresen”, explicó Bock.

El Denver Early Childhood Council dijo que solo alrededor del 7% de los programas en Colorado cerraron durante la pandemia.

Sin embargo, muchas aulas individuales tuvieron que cerrar debido a la falta de demanda.

Ahora que la demanda ha vuelto, como muchas otras industrias, muchos centros de cuidado infantil están teniendo dificultades para conseguir los maestros que necesitan para volver a abrir.

Es un desafío porque tenemos una crisis de la fuerza laboral en la educación de la primera infancia, por lo que la gente recibe salarios bajos.

El salario mínimo es el salario promedio de las personas que trabajan en programas de cuidado infantil ”, dijo Bock. “Siempre hemos tenido el desafío de llevar gente al campo y simplemente se ha agravado debido a la pandemia.

La DECC agregó que ahora como centros también se enfrentan a la competencia de otras empresas que ofrecen grandes incentivos, beneficios o mejores remuneraciones.

Emily Bustos, directora ejecutiva del Denver Early Childhood Council, dijo que todo se reduce a la financiación pública y que actualmente se están preparando algunas cosas que espera que alivien un poco la presión.

Eso incluye dos paquetes de ayuda de COVID en los que el gobierno federal está trabajando actualmente, junto con un proyecto de ley recientemente firmado por el gobernador Jared Polis que ayuda a los empleadores a crear cuidado infantil en el lugar para los trabajadores.

Algunos de esos dólares irán directamente a los programas de cuidado infantil y algunos de esos dólares irán directamente a los padres para ayudar con los costos del cuidado”, dijo Bustos, con respecto a los paquetes de ayuda.

Dado que muchos padres que trabajan planean su regreso a la oficina este otoño, ella insta a los padres a comenzar a planificar con anticipación.

“Va a ser mucho más difícil encontrar un lugar de otoño porque todos lo estarán buscando”, explicó, y agregó que también es bueno llamar a su centro de cuidado infantil ahora.

Eso ayuda a que los sitios sepan que existe la demanda. También les da un pequeño margen de maniobra, lo cual es bueno “.

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Mujer enfrenta 11 cargos en relación con la muerte de Vanessa Guillén

Read Next

Tay Anderson dijo que reanuda sus funciones de la junta escolar del distrito de Denver

Leave a Reply

Your email address will not be published.