Ultimas Noticias :

Hijo nos es dado

Por Pastor Pedro H. Gonzalez

En esta época decembrina y en medio de la situación estresante que nos presenta la “pandemia” conviene reflexionar un poco sobre el significado de las fechas que vivimos y enmarcarlas a su vez en un contexto no religioso sino de poder, gobierno y autoridad.

En el ámbito religioso podríamos resumir estas fechas en “Navidad” nacimiento de Jesus; el nino Dios le dirá una amplia mayoría y quisiera ver si fuese posible cambiar ese concepto y llamarlo el Dios niño o el Dios que despojado de su deidad por su propio gusto y en su soberana potestad vino a la tierra hecho hombre, cumpliendo con las naturales etapas de desarrollo de esa humana calidad.

Pero quiero mantenerme enfocado. Esta fecha no es una fecha religiosa, esta fecha por el contrario marca la historia de la humanidad partiéndola en dos, un antes y un después. Si tan solo pudiéramos fijar nuestro pensamiento en eso, bastaría para que un chorro de luz llegará a nuestro entendimiento, ese nacimiento cambió la historia de la humanidad la partió en dos, lo que era antes ya no sera mas, los tiempos cambiaron, la naturaleza caída del hombre estaba a punto de ser eliminada y una nueva raza estaba llegando al mundo.

Esa es la raza de los hijos de Dios, es decir una cierta especie apartada del mundo pero viviendo en el mundo, un remanente de personas que aunque tienen apariencia humana ya no son tales, ahora son seres espirituales viviendo una experiencia terrenal.

Isaías 9:6 lo expone de esta manera: Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

El niño es nacido es diferente del hijo que nos es dado. El primero es el hombre, el hijo del hombre, aquel que debía nacer como producto de la necesidad de cambiar la naturaleza humana, eso lo hace hijo del hombre. El hijo es El que nos es dado y mediante el cual recibimos la nueva naturaleza que ya no es pecaminosa sino divina, teniendo la mente de Cristo, un corazón nuevo, un espíritu nuevo, estando ya habilitados para vivir de acuerdo a los códigos del Reino y sabiendo que ya estamos ahí.

El Reino de su amado hijo es un Reino de luz y a él fuimos trasladados mediante la gracia, habiendo sido rescatados de nuestra pasada manera de vivir. 
Todos los atributos del hijo nos son dados en Cristo, por eso estar en Cristo es haber alcanzado ya la victoria, de ahí que entendemos ser más que victoriosos.

No se puede perder de vista el componente gobierno que se deja ver medio escondido en Isaías 9:6 pero que se muestra completo y sin dudas en Isaías 9:7, por eso hablar de la navidad desde el punto de vista religioso le quita todo el peso de gloria a la navidad y lo deja en una fiesta comercial para dar y recibir regalos, pero lo que realmente recibió la humanidad con el nacimiento del niño, fue el regalo del Hijo que luego de su muerte y resurrección se iría pero para ser impartido en la iglesia, los hijos, la raza más poderosa de la que se tenga noticia desde los tiempos de Adan, es decir en lo largo de nuestra historia.

Si tan solo alcanzaramos a visualizar lo profundo y pesado de esta revelación entonces nuestro entendimiento sería iluminado y toda nuestra actividad cambiaria, dejando ya de buscar las cosas de abajo más poniendo la mirada en las cosas de arriba; dejaríamos también de buscar la añadidura y empezariamos a buscar el Reino de Dios y Su justicia. 
Así acabaríamos la carrera y podríamos entrar en su reposo.

Navidad no es una fecha religiosa y tampoco es una fecha comercial, es ni más ni menos la fecha en que debemos meditar en el inmenso regalo que recibimos de parte de Dios, el Hijo, y hablamos del hijo impartido, ese que usted, si es que ha recibido a Cristo, lleva ya en su corazón.

Feliz Navidad.

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Clínicas de abortos pierden fondos

Read Next

Abuso sexual: Cléricos y Sacerdotes católicos

Leave a Reply

Your email address will not be published.