• August 18, 2022

Honrando a las mujeres Valientes que luchan por la vida

blank

Por Toni McFadden

Es el Mes de la Historia de la Mujer, cuando destacamos las tremendas contribuciones que las mujeres han hecho a lo largo de la historia. Sin embargo, mientras celebramos durante todo un mes los logros de las mujeres, la industria del aborto destruye a muchas mujeres incluso antes de que salgan del útero. Pero este año es diferente; hay esperanza para la posible reversión de Roe v. Wade.

Este año, elijo  concentrarme  en  un grupo  de  mujeres valientes  y  anónimas que se están empoderando a sí mismas y a sus vidas a medida que eligen la vida.

Estoy honrando a las mujeres que buscaron ayuda antes de que ocurriera la cita de aborto, las que tomaron su miedo y le dijeron que “espere un minuto” mientras tenían una conversación para ver si había una mejor opción. Las que lloraron por el “positivo” que salió en la prueba de embarazo, pero sabían que destruir esa vida no era la opción para ellas, sin importar cuán difícil fuera el camino. Las que se pararon en el umbral de la cita del aborto y se dieron la vuelta. Las que estaban a favor del aborto y trabajaban dentro de la industria del aborto solo para descubrir que esto no era el “empoderamiento de las mujeres” como habían creído. Las que despertaron a las mentiras.

Estas son las historias que solo unos pocos llegan a escuchar. Son las historias que se comparten dentro de unos pocos círculos. Estas son las mujeres verdaderamente empoderadas que caminan entre nosotras todos los días. Son la encarnación viva de la fuerza, la fe, el coraje y la esperanza. Son las pocas que tomaron el camino menos transitado en nuestra sociedad de “tomar la calle fácil”. Ellas son las que hacen malabarismos con las pruebas de criar a un niño mientras viven en circunstancias menos que ideales porque valoran sus vidas y la vida de su bebé por nacer. Ellas son las que entendieron, antes del aborto, que fueron creadas con el poder de formar una vida sagrada, humana.

Muchas de nosotras no tuvimos tanta suerte y vivimos con el arrepentimiento de nuestros abortos todos los días. Miramos a estas mujeres sin nombre ni rostro y nos sentimos afortunadas de que nuestros hijos y los de ellas puedan crecer escuchando la historia de cómo protegieron y nutrieron la vida de sus hijas no nacidas para que puedan tener la oportunidad de convertirse en mujeres líderes que todos anhelamos en el futuro.

Este mes, celebremos a las mujeres que han trabajado y continúan trabajando incansablemente dentro del movimiento pro-vida. Sus logros individuales dentro de este movimiento son en gran medida invisibles, pero han trabajado para deshacer las poderosas mentiras bajo las cuales ha estado operando la industria del aborto. Existen muchas mujeres dentro  de este movimiento que  tienen  un  impacto  duradero  entre sí y en la vida  de  los  niños  en  todo el mundo. No  ceden  ante  la  presión que  la  industria  del  aborto  ejerce  sobre la sociedad. Son recompensadas ​​por su constancia al ver a los niños nacidos de madres que pensaron que no podrían reclamar el logro de la maternidad.

Dentro de este movimiento, o tal vez incluso dando vueltas en silencio, están aquellas que son como yo una vez fui: un caparazón silencioso de una mujer que camina dentro de su propio arrepentimiento y miseria por haberle quitado la vida a su hijo por nacer. Creí las mentiras a las que servía la industria del aborto. Arruinaría mi vida con este niño. La retórica de la industria del aborto jugaba dentro de mí mientras luchaba con mi embarazo adolescente. No había nadie allí en mi vida para contrarrestar esas mentiras. Comparto más de mi historia en mi libro “REDEEMED MY JOURNEY AFTER ABORTION”. Ojalá hubiera habido una voz o voces gritando la verdad tan fuerte como escuché las mentiras.blank

Me propuse difundir la conciencia de cualquiera que esté sentado en la misma posición en la que yo estaba cuando tenía 18 años. De hecho, ya hay muchas mujeres haciendo esto. Están trayendo la verdad a los oídos de nuestra juventud. Están creando conciencia para las mujeres jóvenes y mayores. Están trayendo el verdadero espíritu de empoderamiento, autoestima, autoconciencia y vida a todos los que se encuentran en su camino. Las contribuciones a nuestra historia que estas mujeres han hecho y continúan haciendo cambian la vida de quienes se encuentran en su camino, ciertamente para aquellos a quienes se les permite vivir gracias al trabajo pro-vida de estas mujeres.

En los últimos años, la ciencia ha sido acogida por el movimiento pro-vida de una manera mucho más fuerte. Un artículo escrito por Emma Green in The Atlantic afirma: “[E]n los últimos años, los activistas pro-vida han tenido más éxito en el uso de esa herramienta para cambiar los términos del debate político”. Continúa discutiendo otras formas en que se están utilizando los avances científicos para informar mejor al público sobre el aborto. Para mí, esto significa que aquellos de nosotros dentro del movimiento pro-vida continuamos logrando cambios. Seguimos llegando a las mujeres embarazadas que necesitan nuestras voces.

Para el Mes de  la Historia de la Mujer de este año, les pido a todos que se unan a mí para celebrar las muchas, muchas voces que se mantienen unidas dentro del movimiento pro-vida: las que están aquí, las que han pasado y las voces del mañana. Apreciemos las contribuciones que han hecho estas mujeres, a menudo a expensas del ridículo público por decir su verdad pro-vida. Que recordemos la necesidad de esta obra y perseveremos en ella. Que todas sigamos difundiendo conciencia, empoderamiento, sanación y apoyo a todas las necesitadas.

Gracias a todas las mujeres que han hecho contribuciones en esta área. Puede que no sepa tu nombre ni tu rostro, pero tu legado nos ha dado y nos sigue dando a todas el valor para seguir luchando por la vida hoy.

blank

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Los Nuggets se están fortaleciendo

Read Next

Violencia en el fútbol