Inspiración

Las Dos Opiniones

Por Pastor Pedro H Gonzalez

Le damosLe damos un saludo cordial a cada lector de La Prensa De Colorado. Durante las ultimas dos semanas, hemos estado trayendo una voz (escrita) quepretende hacer despertar al león, o al águila que hay en usted. Al empresario dormido, al emprendedor que aun no se activa, para que nuestra comunidad ya no esté siendo explotada, para que usted ya no este siendo explotado y pueda sacar adelante proyectos empresariales serios, exitosos y de largo plazo que cambien de una vez y para siempre la perspectiva que tiene la comunidad anglosajona de nosotros como hispanos. Si no nos valoramos, si no estamos conscientes del valor que tenemos será imposible que alguien mas lo haga. Recuerde que no es como nos ven los demás, es primeramente como nos vemos a nosotros mismos. ¿Como se ve usted a si mismo? ¿Está consciente de su valor? ¿Sabe como puede entender plenamente cuánto vale usted? No es el tema de hoy, pero le voy a dar la respuesta: Reconociendo el diseño de Dios que hay en usted, reconociendo a Cristo que lo habita.

Entremos al tema: Las Dos Opiniones
Este es un resumen de lo que vimos en las dos ultimas semanas, acerca de la imagen corporativa que debe tener toda empresa. La imagen que proyecte su empresa, está íntimamente ligada a la imagen que tenga usted de si mismo, por eso empezamos por ahí, si usted no tiene una buena imagen de si mismo, su empresa no podrá proyectar una imagen de éxito.
Hemos dicho que Cristo es un experto en marketing empresarial, de hecho, El es un experto en todos los temas, ya que la biblia nos explica que El es la sabiduría de Dios; lo aclaro para que no salten los religiosos. Cristo se presentó así mismo como La Roca, solidez, el pan de vida, provisión, la puerta, el camino, y otra serie de cosas que el dijo de si mismo lo proyectan como una persona con una total seguridad de su propia imagen y eso es lo que sus discípulos entendieron y a su vez proyectaron y lo que ha dado como resultado que después de dos mil y tantos años todavía hablemos de El y le amemos.

Vimos en los últimos dos artículos que hay dos perspectivas sobre las cuales se puede fabricar el éxito y me atrevo a decir que juntas deben ir de la mano a la hora de hacer empresa, una es como nos ven los hombres (lo externo, es decir imagen corporativa en marketing) y la otra es como nos ve Dios, esta es la imagen interna, lo que en verdad somos. Si no hay una imagen interna sólida, no podremos proyectar una imagen buena afuera. La biblia dice que de nuestro interior correrán ríos de agua viva, note que es de nuestro interior.

Cuando invitamos al lector a que reciba a Cristo como su Señor no es un asunto religioso, es un asunto de sentido común, las personas jamás tendrán una imagen correcta de si mismos hasta que hayan incorporado la imagen de Cristo en su interior, entonces si empezaran a tener aquello que el mundo erróneamente conoce como auto estima. Dios quiere de tal manera habitar en nosotros y devolvernos la imagen perdida en Adán que envió a su hijo a morir para que lo que en verdad somos sea recuperado en El. Con eso en mente podemos entrar a otra dimensión por el solo hecho de recibir a Cristo como el Señor.

Solo cuando hayamos incorporado al hijo dentro de nosotros y todo lo que eso significa el mundo sabrá lo que significa el poder y la sabiduría de Dios, allí nos habremos ‘convertido” en agentes de cambio, en imagen misma de Dios, en seres de luz (que no le suene muy espiritual ni metafísico, esto lo dice la biblia, vosotros sois luminares en el mundo) en embajadores del Reino de los cielos, en auténticos representantes de El, y cuando eso ocurra el éxito interno será conocido afuera, a esto se le llama éxito integral o prosperidad integral del Reino.
Deje primero que Dios se incorpore en usted, recuerde que El está a la puerta y llama, si usted abre el entrara en usted, esa es la promesa de apocalipsis 3:20 , una vez que el entre en usted, el proceso de transformación habrá empezado y lo que viene será un hermoso viaje de elevación.

No podemos ni debemos vivir engañados, el propósito de Dios para el hombre no es una vida de necesidades y de imposibilidades, el quiere que como sus hijos estemos arriba y no abajo, que seamos cabeza y no cola, que prestemos y no que pidamos prestado. Eso se lo dice la biblia, pero la religión ha convencido a una gran parte de la gente y los ha hecho esclavos de un pensamiento de derrota, de fracaso, les ha dicho que debemos estar abajo, que no es bueno pensar en crecer y progresar, cuando todo lo que nos pide Dios es que lo amemos a El antes que todo eso que podamos llamar progreso, y es porque si lo nota, una vez que lo primero se dé (amaras al Señor tu Dios) lo segundo será inevitable. Lo que ocurre es que hemos aprendido el modelo atravesado amamos mas las cosas que a Dios. Es bueno pensar en dejar lo que amamos para hacernos de aquello que amamos más, por que cuando logremos eso, lo antes amábamos nos vendrá como añadidura.

Soy el Pastor Pedro H. Gonzalez de la Iglesia Embajada del Reino.
3600 S Clarkson St
Englewood, CO 80113
Horarios de servicio Domingos 12:30 pm Búsquenos en Facebook y YouTube como Iglesia Embajada del Reino.
Le esperamos.

Deja un comentario / Leave a Reply

© 2016 La Prensa de Colorado. All Rights Reserved.

%d bloggers like this: