• September 17, 2022

Líderes empresariales quieren respuestas inmediatas a las personas sin hogar

blank

Denver necesita al menos 30,000 apartamentos asequibles para resolver la crisis de personas sin hogar, eliminar los campamentos de tiendas de campaña y restaurar la atmósfera que definía el centro de la ciudad. Pero si todo sale según lo previsto en los próximos cinco años, la ciudad sumará de 5,000 a 6,000 unidades.

La enorme brecha fue un punto clave cuando los dueños de negocios de Denver, cada vez más frustrados por el estado del centro de la ciudad, discutieron sus preocupaciones esta semana con organizaciones que ayudan a las personas sin hogar a encontrar vivienda y refugio.

“Está mal y está empeorando” fue el título de la agenda de la Cámara de Comercio de Colorado, y ni siquiera los grupos que trabajaban para resolver el problema lo argumentaron.

Y la Coalición de Colorado para las Personas sin Hogar y la Oficina estatal de Iniciativas para Personas sin Hogar están brindando más viviendas y servicios que nunca, pero no pueden satisfacer la demanda.

Colorado necesita alrededor de 14,600 unidades de vivienda de apoyo, que vienen no solo con asistencia de alquiler, sino también con salud mental, adicciones y atención médica, según un estudio realizado por la Corporación Nacional de Vivienda de Apoyo.

En la actualidad, la Coalición para las personas sin hogar tiene alrededor de 1500 unidades de viviendas de apoyo en Denver, consideradas la mejor solución para eliminar los campamentos de tiendas de campaña y la necesidad de campamentos aprobados por la ciudad porque albergan a personas crónicamente sin hogar y que a menudo necesitan terapia para permanecer alojados.

Si bien los dueños de negocios apoyan las soluciones a largo plazo para la vivienda, también quieren ayuda inmediata, dijo Beth Moyski, vicepresidenta sénior de Downtown Denver Partnership, que aboga por la comunidad empresarial. Ella escucha regularmente a los dueños de negocios que dicen que sus clientes se sienten inseguros en el centro de la ciudad debido a la cantidad de personas en las calles, incluidos aquellos que tienen enfermedades mentales y hablan
solos al pasar.

Además “Recibo llamadas telefónicas de administradores de propiedades y propietarios que dicen: ‘Hay un campamento en el callejón o al otro lado de la calle. ¿Qué vas a hacer al respecto?’”, dijo.

Moyski agrego que no solo le preocupan los negocios, sino también las personas sin hogar y lastimadas por otros que están en las calles.

Hizo hincapie en que “Muchas de esas personas son víctimas de delincuentes que traen drogas al medio ambiente y otras actividades que son ilegales”, dijo. “Estamos trabajando con el departamento de policía para abordar el elemento criminal”.

La Asociación del Centro de Denver también quiere un mayor nivel de personal en el programa de Respuesta Asistida del Equipo de Apoyo de la ciudad, o STAR, una alternativa a la respuesta policial que implica el envío de un trabajador capacitado en salud mental.

Pero los defensores de las personas sin hogar dijeron que Colorado debe encontrar grandes soluciones.

“Tenemos el mismo objetivo: queremos sacar a la gente de las calles”, dijo John Parvensky, jefe de la Coalición de Colorado para los Desamparados. “Queremos que tengan un lugar seguro donde estar, con suerte en su propia casa.

Pero el enfoque no es criminalizar la falta de vivienda. Es crear y construir esas soluciones que sabemos que funcionan, y hacerlo a una escala acorde con la necesidad y no para resolver el 5% del problema”.

La cantidad de personas sin hogar cambia constantemente, ya que el recuento anual de personas sin hogar muestra que la mayoría de las personas que duermen en refugios y tiendas de campaña se quedaron sin hogar durante el año anterior.

El último conteo encontró que 6888 personas no tenían hogar en el área metropolitana de siete condados en una noche de enero, lo que según los organizadores significa que hay aproximadamente 31,000 personas sin hogar en el transcurso del año.

Agregue a eso una encuesta en la misma noche que encontró que unas 30 personas sin hogar fueron hospitalizadas. Y, en todo el estado, hay 21,000 estudiantes de escuelas públicas que no tienen hogar, ya sea viviendo en refugios, compartiendo con otras familias o durmiendo en los sofás de amigos.

En la reunión había muchísimos lideres de profesionales de negocios y algunos querían números: Una de las preguntas que surgio fue que ¿Cuánto dinero se necesitaría para sacar a todos de las calles y vivir en una vivienda?

David Zucker, director ejecutivo de Zocalo Community Development, un desarrollador de bienes raíces dedicado a la vivienda asequible, intentó un cálculo aproximado de las matemáticas.

La construcción de cada una de las 14,600 unidades de vivienda de apoyo que se necesitan en Colorado costaría alrededor de $300,000, lo que equivale a alrededor de $4,400 millones. La operación de las unidades costaría alrededor de $300 millones por año, incluidos los servicios médicos y de salud mental.

“Una cantidad significativa de dinero”, dijo.

Pero la inversión podría dar sus frutos a largo plazo, dijo Zucker, y señaló que les cuesta a los contribuyentes miles de dólares por año por persona sin hogar en servicios médicos, penitenciarios y otros. Eliminar los campamentos podría revitalizar los negocios, lo que resultaría en mayores ventas e ingresos fiscales para la ciudad y el estado.

Por su parte, Kristin Toombs, directora de la Oficina estatal de Iniciativas para personas sin hogar, promocionó un nuevo crédito fiscal para las empresas que invierten en resolver la falta de vivienda. A partir del 2023, las empresas que donen para crear viviendas asequibles o asistencia para personas sin hogar pueden recibir créditos fiscales del 25 % de la contribución total en las ciudades o del 30 % en las zonas rurales.

blank

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

Tina Peters se declara inocente

Read Next

Fueron derrotados en su primer juego