• September 27, 2020

Ultimas Noticias :

Limpian otro campamento de vagabundos

Desde muy temprana hora, Justo antes de las 6 a.m. del miércoles 5 de agosto, dio inicio a algo que haría un gran cambio, no solo para la salubridad, imagen de la ciudad pero lo más importante es para los estudiantes de la Escuela Secundaria Morey en Capitol Hill.

La Ciudad de Denver dio inicio a la actividad de remoción y limpieza de un gran campamento para personas sin hogar frente a la Escuela Secundaria Morey en Capitol Hill. Esta es la segunda actividad de limpieza de la ciudad de un importante campamento para personas sin hogar durante la pandemia de COVID-19, luego de la limpieza del 29 de julio de una ciudad de carpas en Lincoln Park frente al Capitolio.

“Esta restricción es necesaria para permitir la limpieza inmediata, la limpieza y la mitigación de los riesgos para la salud pública y el medio ambiente en esta área pública.

Lo desanimante es que esta restricción del área es solo temporal, y el área se volverá a abrir cuando las medidas de reducción y limpieza hayan restaurado esta ubicación a un estado seguro y estable “, dice Ann Williams, subdirectora ejecutiva del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Denver.

Antes de esta actividad de limpieza, había habido ya varias quejas de vecinos y de diferentes personas quejandose de esta situación y uno de ellos fue James Foy, que ha vivido a una cuadra de la Escuela Secundaria Morey durante quince años, Él habían estado presionando a la ciudad de Denver y al alcalde Michael Hancock para dispersar a los que habían instalado carpas por todos los alrededores de la escuela. “Estoy feliz. Estoy increíblemente feliz”, dijo Foy, mientras estaba parado afuera de la escuela secundaria.

“La gente tiene que sentirse segura donde vive”, agregó Foy, señalando que no se ha sentido cómodo caminando en partes de su vecindario durante semanas.

Hasta en días pasados, se estaba evitando tomar acción de esta lamentable situación de invasión de vagabundos y Denver había evitado en gran medida barrer campamentos importantes durante la pandemia, que es lo que recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades con el fin de evitar la propagación de COVID-19.

Pero sin embargo, citando una situación de salud pública y seguridad en espiral, los empleados de la ciudad barrieron el campamento de Lincoln Park frente al Capitolio de Denver el 29 de julio, con la ayuda de los soldados de la Patrulla Estatal de Colorado, ya que Lincoln Park es tierra y propiedad del estado también.

Vagabundos acampando en la calles de Denver. (Foto:LPDC/Mary A. Flores).

Y el 3 de agosto, la ciudad comenzó a con las bases para la limpieza tan esperada del campamento de la Escuela Secundaria Morey, enviando empleados con el Departamento de Estabilidad de Vivienda de Denver para hablar con las personas allí sobre los servicios y las opciones de alojamiento.

“Al menos hubo un alcance de antemano y fue menos contundente”, dice Cathy Alderman, de la Coalición de Colorado para las Personas sin Hogar, de la acción del 5 de agosto.

Cabe destacar que los proveedores de servicios han criticado a los funcionarios de la ciudad por no hacer mucho alcance antes del barrido del campamento de Lincoln Park del 29 de julio, que desplazó a unas 200 personas.

Pero Alderman, quien estima que había entre 150 y 200 personas en el campamento de Morey en su apogeo, cree que la ciudad aún no está abordando un problema urgente. “Todavía no resuelve a dónde se supone que debe ir la gente”, señala.

Definitivamente el problema sigue, solo se han dispersado pero eso no hace que se desaparezca el problema.
La pregunta es: ¿cuándo la Ciudad de Denver y el alcalde Hancock se tomara en serio el problema y buscaran una solución correcta y adecuada?

Durante meses, la ciudad ha alquilado espacio en el National Western Center, que se utiliza para albergar temporalmente a cientos de personas sin hogar cada noche; el contrato de arrendamiento finalizará el 15 de agosto. Los proveedores de servicios, junto con la Ciudad de Denver, trasladarán ese refugio al Coliseo de Denver, que actualmente se está utilizando como un gran refugio para mujeres.

Los proveedores de servicios ahora están trabajando para transferir a esas mujeres a otros refugios, o encontrarles habitaciones de motel.

En realidad el resultado será una gran pérdida económica y general de camas de refugio en Denver.

Noche tras noche hay cuentos de camas disponibles en los diferentes refugios, esto es muy claro que se invirtio muchisimo dinero pero en realidad para nada, es una completa perdida.
Los esfuerzos para establecer el primer sitio en el estacionamiento del Coliseo fracasaron después de que los vecinos expresaron su preocupación.
Y como no, con toda la razón, y aun más si hay niños viviendo a los alrededores, como es posible que esten viendo este tipo de situaciones donde hasta los vagabundos se hacen del baño al aire libre además de la insalubridad que se genera ante esta situación.
Como resultado, los proveedores ahora están buscando terrenos estatales en Denver para posibles ubicaciones, lo cual va a generar aun más gasto, un gasto que seráa en vano ya que a los vagabundos no les gustan las reglas ni obedecer a nadie.
Así hagan mas lugares para alogarlos, ellos prefieren vivir en las calles invadiendo todo y sin respetar a nadie.

El gobernador Jared Polis ha dicho que consideraría ofrecer tierras estatales para el sitio temporal, pero no se ha hecho ningún acuerdo.

Mary Flores

President / Editor

Read Previous

Advierten que la nación está en un punto sin retorno

Read Next

El crimen en Denver aumenta dramáticamente

Leave a Reply

Your email address will not be published.