Ultimas Noticias :

Los reclamos de desempleo se duplican

Los nuevos reclamos por  desempleo en Colorado se duplican en un lapso de dos semanas a medida que las empresas bajo restricciones de COVID se ven afectadas nuevamente

Con las nuevas restricciones para los negocios implementadas en los últimos días por el incremento de casos de Coronavirus, los nuevos reclamos por desempleo en Colorado se duplican en un lapso de dos semanas a medida que las empresas bajo restricciones de COVID se ven afectadas nuevamente.
La industria de los hoteles y restaurantes son las principales industrias afectadas por los reclamos de nuevos empleos, ya que el maltratado Departamento de Trabajo se ocupa de más fraudes e investiga casos en espera durante semanas, meses.

El número de residentes de Colorado recientemente desempleados se ha triplicado desde que entraron en vigor las nuevas restricciones de COVID a mediados del mes de noviembre.

Más de 32,000 trabajadores presentaron un reclamo por beneficios regulares en las dos semanas que terminaron el 28 de noviembre, mientras que otros 21,600 trabajadores autónomos o trabajadores de conciertos solicitaron beneficios por la pandemia. Esas cifras es aproximadamente el doble del número de las dos semanas anteriores y casi el triple del número de las dos semanas anteriores.

En la semana del 17 de noviembre, el gobernador Jared Polis introdujo nuevas restricciones de nivel rojo de coronavirus destinadas a evitar un cierre como el impuesto en la primavera pasada.

Más de 20 condados alcanzaron están en el nivel rojo.

Laura Shunk, portavoz de la Asociación de Restaurantes de Colorado dijo que en la industria de restaurantes habría despidos y advirtió que si más restaurantes cierran porque no pueden sobrevivir a otra ronda de comedores cerrados, el impacto podría ser “decenas de miles de empleos perdidos”.

La semana pasada, las principales industrias con nuevas pérdidas de empleo fueron el alojamiento y el servicio de alimentos, que representaron el 20,2% de todas las reclamaciones, según el Departamento de Trabajo y Empleo del estado.

El departamento de trabajo ha luchado por mantenerse al tanto de la gestión de reclamos y beneficios.

La agencia ha supervisado los pagos de $6.3 mil millones desde el 29 de marzo. Dos tercios de esa cantidad se pagaron con dinero federal. Contrató a nuevos agentes del centro de llamadas y subcontrató el soporte para reclamos de pandemia a un tercero.

El número de habitantes de Colorado con desempleo regular había disminuido desde el pico de primavera, cuando 264,000 buscaban beneficios regulares de desempleo.

Cabe destacar que el número de reclamaciones continuas de desempleo se redujo en los meses de septiembre y octubre, y 79,121 aún recibían beneficios regulares el 21 de noviembre. Eso fue aproximadamente 7,000 menos que la semana anterior.

Sin embargo, los números decrecientes no tienen en cuenta a aquellos que han agotado sus reclamaciones habituales y han pasado a los beneficios de emergencia por pandemia. Esas cifras han ido en aumento.

La Compensación por desempleo de emergencia pandémica, que extiende los beneficios regulares durante 13 semanas, agregó 7,631 personas en el mismo período. Había 66.806 en PEUC el 21 de noviembre. Y la agencia no compartió el número de personas que habían agotado PEUC.

Muchas personas que buscan respuestas han pasado incontables horas esperando hablar con el servicio de atención al cliente, mientras que otras han esperado semanas e incluso meses para programar una llamada con los agentes de desempleo.

Lo triste es que a miles de trabajadores desempleados no se les ha pagado durante meses después de que sus cuentas se suspendieran debido al fraude durante el verano.

Los estafadores que usaban identificaciones robadas estaban tratando de hacerse de los dólares federales de desempleo, que ascendían a al menos $600 por semana hasta fines de julio.

Si bien las reclamaciones fraudulentas continuaron durante el otoño, el departamento de trabajo recibió otro golpe en las últimas semanas.

El jueves, ajustó el número anterior de reclamos de trabajadores subcontratados elegibles para Asistencia por desempleo pandémico a 11,667 para el período comprendido entre el 27 de septiembre y el 7 de noviembre.

El estado había informado anteriormente que los reclamos de PUA en el período eran 23,687 pero “se revisaron a la baja después de CDLE completó una revisión y análisis de la actividad reciente de PUA ”, así lo informo la agencia en un comunicado.

Durante el fin de semana, cerca de 16,000 personas que habían agotado sus beneficios de desempleo regulares y se habían trasladado a Beneficios extendidos estatales encontraron sus pagos suspendidos. Los beneficios terminaron debido a la disminución de la tasa de desempleo del estado a principios de noviembre. Aunque otros 59,000 que esperaban pasar a ese plan estaban en el mismo barco.

El miércoles, la legislatura estatal aprobó un proyecto de ley que podría permitir que Colorado regrese al programa de beneficios extendidos antes de que se quede sin fondos de la Ley CARES al final del año. Y el Congreso ahora está trabajando en un proyecto de ley bipartidista que proporcionaría $300 en beneficios de desempleo adicionales a los estadounidenses desempleados.

Mary Flores

President / Editor

Read Previous

La sesión especial terminó con la promulgación de diez proyectos de ley sobre pandemias

Read Next

Inició la liguilla del fútbol mexicano

Leave a Reply

Your email address will not be published.