Ultimas Noticias :

Más acá de la Frontera

Por Rosa Kwick
Por Rosa Kwick

PECADO DE OMISION

El pecado de omisión, sin profundizar mas allá de su concepto cristiano, no es más que responder con indolencia ante la necesidad de otros. No es considerado un pecado capital, puesto que no forma parte de la lista de los siete; pero proviene de ellos puesto que el término capital en latín no se refiere a la magnitud del pecado, sino a
que da origen a muchos otros, según estudiosos de temas filosóficos y que a la condición humana se refieren.
Un buen ejemplo que yo encuentro de este pecado de omisión, para ilustrar lo que deseo expresarles, es lo que ocurre ahora en el Senado, sobre todo desde que en este mes de enero, tomó su lugar el orgulloso Partido
Republicano. Bien por ellos.
La guerra contra la toma de decisiones del Ejecutivo parece no tener fin desde el Obama Care, la Acción Ejecutiva, el cambio en los impuestos en pro de la clase media y cuanta acción pretenda, ellos están allí para frenarlo, para criticarlo, vituperarlo e intentar derogar hasta un estornudo que provenga del Presidente.
Han declarado que se comporta como un emperador. Que ha ido mas allá de lo que su jurisdicción permite. Sin embargo, cuando Barak Obama en su famoso discurso con respecto al alivio migratorio, declaro enfático: …Si nos les gusta mi decisión, coloquen sobre la mesa un proyecto integral que incluya a toda la población indocumentada y lo firmaré… La respuesta fue la omisión, en lugar de ofrecer una alternativa integral y permanente para todos, gritan y patalean, mostrando una inmadurez emocional criticable. Lo que han causado con sus acciones es que 4.5 millones están en un limbo debido a la temporalidad de la Acción Ejecutiva y el resto en la más profunda frustración y el mismo temor vivido por años.
Mi teoría en este caso es que este grupo conservador está pagando ya por su pecado de omisión, por su dilación en no mover un dedo por la población migrante, pero si con la esperanza de que en las próximas elecciones ganarán votos y como todo pecado tiene su castigo, el de ellos será la pérdida de las elecciones para el 2016, sin contar que con sus exacerbadas críticas hacia las acciones del Ejecutivo, han logrado un efecto contrario: la popularidad del Presidente Obama ha cobrado importancia, por lo que si han tachado sus acciones como las de un emperador, pues ellos mismos le han puesto la corona.
En tiempos pasados, cerraron el gobierno para derrotar a Obama Care, ahora amenazan con cortar los fondos para que la Acción Ejecutiva no se lleve a cabo.
Solo el tiempo nos dirá cual será el futuro de todos nosotros los inmigrantes, pero la indolencia, falta de acción, u omisión de la que ha hecho gala el Partido Republicano, les traerá graves consecuencias. El pecado de omisión es mencionado en la Biblia por Lucas, Samuel, Marcos, Mateo y Santiago en algunos pasajes bíblicos, con relatos muy parecidos a lo que sucede en este momento.
Les comparto esta frase que encontré en Guadalupe Radio y que simplifica lo que las acciones de cada ser humano debieran ser en pro de otro para no vivir con el remordimiento del “si yo hubiera hecho esto…”
“El Mar es Mar porque cada gota que lo forma tiene la conciencia de unidad, tiene la conciencia de que es Mar”.
Comentarios a rokwick@cox.net

 

La Prensa de Colorado

Awesome.

Read Previous

El período de inscripción abierta termina el 15 de febrero Habrá ayuda en persona en todo el estado en las últimas semanas

Read Next

El Espectáculo Tiene Que Seguir

Leave a Reply

Your email address will not be published.