Ultimas Noticias :

“…Mi vida ya no es igual”

“Felipe Alaniz Herrera,
ya en libertad, busca
no ser deportado”

“Pasó 16 meses en un
centro de detención;
recurre al apoyo
del mismo Presidente Barack Obama”

Desde el 19 de noviembre de 2012 al 7 de marzo de 2014, Felipe Alaniz Herrera estuvo en custodia de autoridades de Inmigración. Fueron 16 meses difíciles de encierro, que hoy en día, ya libre, dice su vida ya no es igual, ni para él y muchos menos para su familia.

Apoyado por la organización “American Friends Service Committee”, Felipe sigue con su lucha y pide al mismo Presidente Barack Obama y al director de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU., Jean Tharpe, utilizar su discreción para que le aprueben una aplicación de la Visa U y con ello evitar su deportación.

En una rueda de prensa, realizada en La Alma/Lincoln Park, entre la calle de Mariposa y la Avenida 11, lugar en el cual Felipe ha compartido muchos recuerdos con sus hijos y nietos, ahí compartió parte de su historia, de sus sentimientos y pese a que aún ya respira un aire de libertad, su destino es incierto.

El pasado 6 de junio recibió el aviso que su visa fue denegada.

“Yo fui víctima de un crimen, por eso estoy aplicando para la Visa U. Metimos los papeles mientras estaba encerrado y hoy ya estoy libre, pero ya me dieron la noticia que me la negaron y ahora estoy haciendo otra petición”, asevera, al mismo tiempo, agrega: “Aunque yo fui víctima de crimen en 2001, me negaron la visa debido a una convicción desde hace 21 años atrás, por posesión de drogas.
En los últimos 20 años no he tenido ninguna convicción nueva. He estado enfocado en crear a mis hijos, hijastros y en trabajar.

En todos estos años no he tenido problemas, sólo una infracción de tráfico en junio de 2012, donde choqué mi camioneta con una motocicleta que estaba estacionada atrás. Eso terminó en mi arresto y empezó mi proceso de deportación”.

También, con el apoyo de su familia en esta rueda de prensa y de Jennifer Piper y Gabriela Flora de la organización AFSC, Felipe con tono lleno de sentimientos, dijo que “todos cometemos errores en nuestras vidas, pero nos merecemos una segunda oportunidad para demostrar que hemos aprendido de nuestros errores. Siempre voy a compartir mi historia con la esperanza de que alguien va aprender de mi error.
Me gustaría pedir perdón y lo siento mucho por lo que he hecho mal…”

Fueron 16 largos meses que pasó en el Centro de Detención GEO en Aurora, tiempo que consideró es mucho y resulta injusto. Esta situación, reconoce, le ha cambiado la vida, la separación de la familia es muy doloroso y la incertidumbre aún más.

Después, fue confiando sentimientos e historias que sólo él sabe el peso que pueden tener en las personas que la viven; éstas fueron quedando atrapadas en la grabadora de La Prensa de Colorado, como fiel evidencia de un mexicano, originario de Zacatecas, que vive con el temor de ser deportado.
¿Cómo es el trato en GEO?, le preguntamos
_ “Ahí todo es no. Cualquier cosa que tú quieres hacer o pedir, es ahorita no. Que estás enfermo, no…espérate. Como quiera uno tiene que vivir encerrado ahí, uno es ilegal.
No podemos hacer nada. Ahí hay mucha gente que nadie la apoya; duran uno, dos o tres años y ahí siguen, sin que nadie les ayude. Uno ahí no sabe nada. En dos o tres meses preguntamos de cómo va nuestro caso y sólo nos responden: ‘do not know’”.

Y sigue con sus relatos.

“Ahí hay muchas historias más. Había muchos jovencitos que llegaron desde México, estudiados, graduados y ya fueron deportados, han dejado a sus familias y se han ido destrozados.

Me impactó un señor que llegó, bueno, después se hizo mi amigo, ahí trabajamos y en dos meses ya lo vi en una silla de ruedas y así lo mandaron a México, casi todo destrozado. No les importa y eso es lo más feo. Yo ahorita puedo trabajar, donde sea, pero una persona mayor no.

Muchas familias se olvidan de su gente. Pasan muchas cosas que uno ni quiere comentar…”, agregó el entrevistado.
Felipe Alaniz, aseveró que esta situación si ha ocasionado un daño en la familia.
A él le ha afectado mucho, por su familia, sus hijos y “quién quiere dejar a su familia. Eso no está bien, pienso que deberían cambiar ese sistema, esas leyes.
Ahí (en GEO) llega gente desbastada todos los días, por una simple infracción de tráfico y a veces no hay quién pueda pelear por ellos.
Eso es triste. Ahí pasan los días y no se sabe nada. Pasan los días y los meses y no pasada nada, no te informan de nada”.

Después, deja escapar otro detalle, que sólo se vive ahí, en el Centro de Detención de GEO en Aurora.

Ahí donde yo estaba –agrega- había ocho baños y sólo cuatro trabajan para 80 personas… “Yo jalaba ahí limpiando los baños, ahí es un ‘puerquero’, están sucios, con lama y hay personas que se enferman y no les hacen caso. Es feo, ahí, la mera verdad…”.
Por otro lado, Carla, en calidad de esposa, también expresó que “Felipe es la fundación de nuestra familia y un buen hombre! Como muchos de nosotros, el cometió un error cuando era joven, de lo cual nunca hizo otra vez, y él pasó a ser un empleado clave, padre cariñoso y compañero maravilloso”.

 

 

González-Flores

Germán González-Flores, es un periodista originario de Jiutepec, Morelos –México-, quien desde 1987 incursionó en los medios impresos. En el 2014 como Director de Noticias de La Prensa de Colorado, obtuvo dos premios nacionales por parte de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas de los Estados Unidos (NAPH, por sus siglas en inglés).

Read Previous

La entrevista con Claudio Suárez y su sentir sobre El Tri en Brasil’14

Read Next

Galardonan a la Ciudad de Commerce City

Leave a Reply

Your email address will not be published.